Juventud

ESTUDIANTES

9M: Miles de estudiantes y docentes marcharon en Zaragoza en la huelga educativa

Este 9 de marzo, estudiantes de todas las etapas y docentes en huelga, así como padres y madres formaron una gran manifestación en Zaragoza en defensa de la educación pública.

Jorge Remacha

Sindicato de Estudiantes de Izquierdas, Zaragoza

Viernes 10 de marzo | 20:20

La huelga, convocada unitariamente por todos los sindicatos estudiantiles de Zaragoza (SEI, FEL, Purna, EDU, FdE, SE, CEPA) y las secciones de educación de los sindicatos CCOO, STEA, UGT, CGT, CNT y la asociación de padres y madres FAPAR, volvió a desencadenar una jornada de movilizaciones en Zaragoza.

Las organizaciones cifran la huelga en un 80%-90% de seguimiento en Enseñanzas Medias, y señalan cifras similares en el ámbito universitario -números que recuerdan a los de la última huelga de toda la comunidad educativa a nivel estatal convocada en mayo de 2013-, y de entre el 40% y el 50% entre el profesorado, una cifra ligeramente inferior a la anterior convocatoria, pero relativamente amplia teniendo en cuenta que los centros públicos abarcan a dos tercios de los docentes.

La manifestación congregó a más de 8.000 personas y comenzó a las 12:00 en la Plaza San Francisco frente al campus universitario. Recorrió el centro de la ciudad hasta llegar frente al Ayuntamiento y terminó junto a la Delegación del Gobierno en la Plaza del Pilar en un acto final en el que se exigió “la inmediata retirada de la LOMCE y el 3+2 y la reversión de los recortes en Educación”.

A la derogación de las reformas elitizantes y neoliberales en la Universidad y la enseñanza preuniversitaria, se une el fin de los controvertidos conciertos de plazas educativas públicas, las cuales suponen un ataque a la educación pública, la cual pierde cada vez más presupuesto en pro de la privada y la concertada.
Mientras el comunicado de la Plataforma convocante en Zaragoza exigía “una Escuela pública de calidad, el fin de los recortes educativos y el fin de la privatización de la enseñanza que supone la concesión de conciertos educativos a la Iglesia Católica y otras empresas privadas”, los cánticos a lo largo de la manifestación pedían “Ni un euro para la privada” y “Fuera la Iglesia de las escuelas”, unidas al grito de “obreros y estudiantes, unidos y adelante”.

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha señalado que el seguimiento de la huelga ha sido mínimo en el conjunto del territorio; mientras que el Sindicato de Estudiantes sostiene que la huelga ha sido secundada por más del 90% entre los estudiantes, especialmente en Andalucía, Catalunya, País Valencia y Madrid. La Marea Verde ha estimado el seguimiento de la huelga en un 65% por partes de los docentes y en un 85% por parte de los estudiantes. Un baile de cifras frecuente entre el Gobierno y las organizaciones que apoyan la huelga, sin embargo, lo que no puede ocultarse es que se ha tratado de una gran jornada de huelga, con importantes movilizaciones en las principales ciudades.

En ciudades como Barcelona, Bilbao y Algeciras los estibadores se han solidarizado con los estudiantes y han participado de la manifestación. Los trabajadores de Donuts se unieron a la manifestación de Zaragoza, así como otros sectores de trabajadores que acudieron a apoyar la huelga educativa, que pudieron acudir especialmente a una segunda manifestación que se inició a las 19:00 de la tarde en Plaza España hasta la Plaza del Pilar.

Desde el Sindicato de Estudiantes de Izquierdas, que participabamos de las movilizaciones, una estudiante, Silvia, comentaba que “estamos en esta movilización contra el 3+2 y la LOMCE, cuyas reválidas han sido aprobadas. También para ir más allá y exigir una educación pública para todas y todos y no al gusto de los capitalistas y sus instituciones. Para ello debemos unirnos toda la comunidad educativa como está sucediendo hoy”.

Durante este curso se han producido anteriormente varias huelgas que las convocaban solo algunos sectores de la educación, como el 26 de octubre o el 24 de noviembre, sin superar el corporativismo que contribuía a hacer que desde 2013 no fuera llamada a la huelga toda la comunidad educativa.

Para tumbar los recortes y la LOMCE se hace necesario un plan de lucha de toda la comunidad educativa a nivel estatal que lleve sus reivindicaciones hasta el final. Ni el PP ni la oposición van a garantizar una educación laica, de calidad y gratuita en todos sus niveles. Solo nuestra lucha podrá imponer estas demandas.
Es nuestro derecho el conquistar un sistema educativo al servicio de las necesidades sociales, gratuito y de acceso universal. Un sistema educativo conectado con los trabajadores. Los jóvenes, estudiantes y trabajadores, tenemos derecho a un futuro mejor.

En 2017 seguimos asistiendo a una elitización de los estudios que se ha acelerado en los últimos diez años, estructurada en planes como Bolonia o la LOMCE, que conforma una auténtica “década perdida”. Sólo entre 2012 y 2016, 134.000 estudiantes universitarios han sido expulsados porque no pueden permitirse pagar las tasas y miles de trabajadores de los centros educativos han sufrido despidos.
La implantación de la LOMCE con sus reválidas en primaria y secundaria, unida a recortes presupuestarios y despidos, degrada todavía más la educación pública. También en FP la imposición de tasas cada vez más caras, la no remuneración de las prácticas, que se llevan a cabo sin derechos laborales, el traspaso de cursos a la concertada y privada y la creación de FP ad hoc para empresas, suman nuevos ataques a la juventud.

Desde la red de agrupaciones que integramos Armas de la Crítica en Madrid, la agrupación No Pasarán en Barcelona y el Sindicato de Estudiantes de Izquierdas en Zaragoza, creemos que es necesario poner en pie agrupaciones estudiantiles combativas, anticapitalistas, antipatriarcales, antirracistas y por la unidad obrera y estudiantil. Por eso marchamos este pasado 9 de marzo y llamamos a las jóvenes y los jóvenes a construir un movimiento estudiantil que pelee por los derechos de todos los sectores oprimidos, para reivindicar la necesidad de la unidad entre estudiantes de todas las etapas y trabajadores, para luchar por derribar las reformas de estos gobiernos al servicio de los capitalistas y conquistar una educación verdaderamente pública, gratuita y de calidad.






Temas relacionados

Armas de la Crítica   /   Sindicato de Estudiantes de Izquierdas (SEI)   /   Huelga Estudiantil   /   Zaragoza   /   Movimiento estudiantil   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO