Sociedad

PRIVATIZACION DE LA CIUDAD

Ahora Madrid aprueba la construcción de viviendas de lujo en las cocheras de Cuatro Caminos

Vecinos y asociaciones en defensa del patrimonio denuncian la aprobación del plan para la construcción de 443 viviendas sobre las actuales cocheras de Cuatro Caminos, que defienden como un gran legado patrimonial.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 16 de junio | 16:40

El pasado 1 de junio el Ayuntamiento de Madrid aceptó el plan presentado por Metro y Residencial Metropolitan que pretende la construcción de una urbanización de 443 viviendas, donde en la actualidad se encuentran las Cocheras de Cuatro Caminos.

Hubo distintos proyectos presentados, y han pasado meses de enfrentamiento entre Comunidad de Madrid de la que depende Metro; Residencial Metropolitan, cooperativa de propietarios, y el propio Ayuntamiento. Finalmente, Ahora Madrid da luz verde a la construcción de esta urbanización en el espacio de cocheras. Con este cambio de plan, del cual no se conocen los detalles, el ayuntamiento parece aceptar el plan que habia paralizado unos meses antes.

Ante la noticia saltaron las alarmas de los colectivos de vecinos, ecologistas y otros defensores del patrimonio que desde que se conociera en 2014 la venta de los terrenos donde se encuentran las cocheras del metro madrileño han centrado sus esfuerzos en la defensa de éstas y de su barrio. Estos mismos colectivos el miércoles publicaron un comunicado exigiendo "transparencia" al Ayuntamiento de Madrid pidiendo que se hagan públicos todos los detalles de la modificación del plan Residencial Metropolitan. En el mismo comunicado también exigen que la construcción de las viviendas no suponga el derribo de las cocheras, que consideran patrimonio histórico.

Un proyecto controvertido

El proyecto para construir una urbanización con 443 viviendas en los terrenos de las cocheras de Cuatro Caminos ha tenido sus idas y venidas desde que se presentara el plan en 2014, cuando Metro vendió los terrenos en los que se encuentran las cocheras de Cuatro Caminos. En este momento tanto en el ayuntamiento de Madrid, como en la Comunidad, de la que depende Metro, el Partido Popular disfrutaba de mayoría absoluta. Los terrenos fueron comprados por una gestora de cooperativas Ibosa, la cual los adquirió por 88 millones de euros. El plan inicial presentado por Ibosa pretendía la construcción de 443 viviendas, repartidas en varias torres. Además, según las exigencias del ayuntamiento, el plan tenía que incluír 16.026 metros cuadrados para zonas verdes, aunque sin especificar si públicas o privadas. Ya en este momento distintas asociaciones de vecinos y colectivos en defensa del patrimonio iniciaron una campaña en defensa de las cocheras que sería derribadas según el plan presentado por Ibosa.

Más tarde, en mayo de 2015, Ahora Madrid paralizó el proyecto al asumir el gobierno del Ayuntamiento. Entonces Ahora Madrid planteaba que el plan de Residencial Metropolitan no cumplía con la normativa regulada por el Plan General de Ordenación Urbana. Para el consistorio las zonas verdes de este proyecto no se ajustaban a la normativa, ya que quedaban separadas de la vía pública por una diferencia significativa de altura suponiendo una barrera para su acceso. Esto se debe a que en el plan, las zonas verdes quedarían sobre la cubierta que soterra las cocheras, quedando a una altura mucho más elevada de las calles que las rodean.

Aunque el ayuntamiento de Madrid no hace referencia a la soterración de las cocheras en sí, esta concentrado el foco de la defensa por parte de las distintas asociaciones: el comunicado que han presentado se centra en la conservación de las cocheras como patrimonio industrial. De hecho, sin datos concretos sobre el plan, se desconoce si éstas quedarán parcial o totalmente destruidas, ya que hasta el momento no gozan de ningún régimen de protección por lo que la cooperativa de propietarios ne encontraría barreras legales para su destrucción.

Patrimonio histórico contra viviendas de lujo

Las cocheras de Cuatro Caminos fueron planificadas por el arquitecto Antonio Palacios entre 1919 y 1920. El valor histórico de los cuatro elementos arquitectónicos diseñados por el arquitecto es enorme. Las cocheras incluyen cuatro elementos únicos en su tipología. La nave en forma de estación, una nave de Talleres Neomudejares, una serie de naves levantadas en 1921 y el túnel. Todo un área donde nació la red de Metro de Madrid en 1919. Qué quedará de éstas, según el actual plan, poco o nada sabemos.

Pero sí que sabemos lo que contempla el proyecto Metropolitan. Este será presidido por una gran torre de 25 plantas con 3 terrazas de acceso comunitario en diferentes alturas. La torre Metropolitan incorporaría en sus terrazas jardines, espacios chill-out y piscina. A esta se sumarán otras dos torres en las que junto a la primera se distribuirán la 443 viviendas, un gran espacio de lujo en el centro de Madrid, y todo a costa de la pérdida de patrimonio.

Como denuncian los vecinos, ecologistas y defensores del patrimonio histórico en el comunicado, nada se sabe de las modificaciones del proyecto que han convencido al Ayuntamiento de la construcción de este espacio de lujo. Pero parece, según los avances en los últimos meses que el argumentario del consistorio podría dirigirse hacia la inclusión y accesibilidad de algunas zonas verdes. Un precio muy alto a pagar por parte de los vecinos para conseguir unos pocos metros de zona ajardinada.






Temas relacionados

Gentrificación   /   Ahora Madrid   /   Manuela Carmena   /   Madrid   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO