Sociedad

REPRESIÓN

Asesinan a Juan Ontiveros, activista rarámuri

Este miércoles 1 de febrero fue encontrado sin vida el activista indígena Juan Ontiveros Ramos en Choreachi, municipio de Guadalupe y Calvo en la Sierra Madre Occidental al sur de Chihuahua.

Sábado 4 de febrero de 2017

Según información de la revista Proceso hombres encapuchados llegaron a Choreachi desde el domingo y el martes levantaron a Juan Ontiveros cuando éste iba en un vehículo con su hermano.

Juan Ontiveros había estado en la ciudad de Chihuahua donde se reunió con otros representantes indígenas para denunciar la situación de su comunidad, donde prevalece un clima de criminalidad y delincuencia organizada.

No es la primera vez que ocurre algo semejante en Choriechi. Apenas hace 15 días Isidro Baldenegro había sido asesinado, y desde 2013 los asesinatos de Jaime Zubías y de Socorro Anaya Ramos siguen impunes.

No es casual que esto ocurra, pues desde hace algunos años, los rarámuri que habitan la región se han organizado en contra del crimen organizado y los caciques que los acechan y explotan sus bosques.

Según un reportaje de la revista Vice, los pobladores de la sierra han sido paulatinamente desplazados con violencia de sus territorios, los cuales han quedado insertos en la ruta de la amapola. Pero Juan Ontiveros fue de los que se quedaron a resistir. Apenas en este mes de enero, el pueblo de Baqueachi recuperó parte del territorio que los ganaderos de Carichí han usurpado.

El desplazamiento forzado de comunidades indígenas, campesinas y sectores populares ha sido uno de los fenómenos que se ha desarrollado con más crudeza desde el inicio de la guerra contra el narcotráfico decretada por Felipe Calderón.

Debido a la violencia que prevalece, las personas se ven obligadas a abandonar su lugar de origen. Por otro lado, se ha observado que quienes se quedan y defienden su territorio y los recursos que se encuentran dentro de él, reciben amenazas de muerte o simplemente son asesinados.

Este como muchos otros casos de asesinatos a activistas cuentan con la complicidad de el crimen organizado, la policía y el Estado, es por eso que no se puede pedir justicia a las instituciones que se encuentran coludidas. Es necesaria una alianza entre los sectores más pobres del campo y la ciudad, una alianza que esté por la defensa del territorio, los recursos naturales y la vida de quienes habitan en él.






Temas relacionados

Chihuahua   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO