Mundo Obrero Estado Español

ENTREVISTA

Bob Pop: “Las Kellys son un ejemplo de feminismo de clase”

Despedimos el año hablando con el periodista y escritor Bob Pop sobre diversidad, feminismo y clase obrera con mucha elegancia. Desde Vox a Tinder, pasando por el Orgullo y el salario mínimo. Agarren la pantalla, que vienen curvas, con todas ustedes: Bob Pop.

Martes 31 de diciembre de 2019 | 11:37

Vamos a entrevistar de forma algo diferente. En lugar de responder preguntas, vamos comentando sobre todo tipo de declaraciones. Con la primera empezamos mal, es de la diputada por Vox Alicia Rubio:

"¿Qué derecho tienen para entrar como elefante en cacharrería en las aulas a intentar adoctrinar la intimidad y la inocencia de los menores? […] ¿Dónde termina la educación en diversidad sexual y dónde comienza la corrupción de menores?"

Ante esta cita te recomiendo un artículo de Paul B. Preciado que se llama “Los niños” que escribió cuando en Francia estaba saliendo a la calle la “Manif por tous” contra el matrimonio igualitario, la adopción, las políticas de diversidad, etc que viene a decir que nadie piensa en los niños trans, en las niñas bolleras, maricas, etc y entonces sólo se piensa en un tipo de niños.

Si de verdad se preocupan por los niños tanto como dicen, que se preocupen por todos. Porque quien ha hecho estas declaraciones, independientemente de que su discurso sea repugnante, está haciendo algo brutal hacia todos los niños, niñas y niñes a quienes les llega este odio.

Te puede interesar: #VoxApuntaMiNombre contra las “listas negras” de activistas LGBTI

Seguimos para bingo y ahora nos vamos con un famoso tweet del senador de Ciudadanos Carlos Pérez sobre cuando les echaron del Orgullo en Madrid mientras pactaban con la ultraderecha LGBTIfóbica que acabamos de ver.

“En 1955 Rosa Parks se negó a cederle su asiento a un blanco. En 2019 Ciudadanos nos negamos a cederle el Orgullo a los totalitarios. La lucha por los derechos civiles va en nuestro ADN”

Ciudadanos perdió la cabeza intentando estar en todos los espacios a la vez, poniendo una vela a Dios y otra al diablo. Con el feminismo lo intentó hablando del “feminismo liberal”, pero esto viene de antes, cuando en la manifestación de Colón con las derechas y las derechísimas van a poner un par de banderas arcoiris detrás de Albert Rivera, tratando de apropiarse de lo que haga falta. Tienen la necesidad de decir “somos muy patriotas y un poquito fachas, pero también queremos derechos LGBTI, no vaya a ser que perdamos algún voto”.

Algún gran estratega debió pensar que eso les iba a salir bien y las iba a dar votos, porque está en sintonía con las estrategias de Ciudadanos. Haciendo memoria: Marta Sánchez cantando el himno de España, las banderas en Colón, Arrimadas and Company en el Orgullo, el perrito Lucas que aún huele a leche, el adoquín...es una detrás de otra. Esto habría que estudiarlo y sacar una de estas Antología del disparate como las que se hacían sobre las respuestas loquísimas a los exámenes en los colegios, pero con las estrategias políticas de Ciudadanos.

Para la siguiente cita saltamos del obscurantismo al liberalismo, de la caverna al mostrador. Es de la organización de MADO, el Orgullo oficial de Madrid.

“MADO deja un gran legado económico, en las cientos de millones de euros que los turistas y visitantes se han dejado el sector hotelero, viajes, gastronomías, moda, compras, etc. […] Todo transcurrió con una normalidad y civismo extraordinario.”

Esto me recuerda a aquella frase de “es marica, pero es majo”. Es la historia de parte del movimiento LGBTI, de una aceptación que vino a través del consumo y el capitalismo. Cuando se empezaron a conseguir derechos es cuando empezamos a ser rentables para el sistema y pensaron, serán maricas, serán bolleras, pero sobre todo son clientes. Me recuerda a cuando se explota el feminismo para vender algo, como con el bombazo del Satisfyer. Nadie hablaba del clítoris hasta que se convirtió en un negocio. Cuando esto sucede, se fagocita y entonces es respetable, porque el dinero lo convierte todo en respetable. ¿Es terrible? Sí. ¿Es asqueroso? Sobretodo que lo usen para hacerse ricos.

También me recuerda al lema que le pusieron a este Orgullo en Madrid, “ames a quien ames, Madrid te ama”. A mí me indigna, porque esto no tiene que ver con el amor. Tiene que ver con la identidad, con historia, con la memoria histórica o con el sexo. No tienes porque estar enamorado para que se legitime tu identidad. Parecen mensajes bien intencionados, pero que juegan con las armas del enemigo.

Te puede interesar: El pinkwashing o “lavado rosa” como trampa del capitalismo

Y eso se hace mucho. Asumir el discurso del otro para disculparnos y justificarnos, porque quien lanza este mensaje tiene la idea de que lanzar un mensaje de libertad no vende. Y así con el dinero sobre la mesa se callan y se convierte en una forma de corrupción.

Te puede interesar: ¿La diversidad (sexual) es revolucionaria? Reflexiones a 50 años de Stonewall

Al hablar de este “capitalismo rosa” vemos como puede intentar hacer un negocio de todo y esto nos lleva a la siguiente frase, de Sean Rad, fundador de Tinder.

"Esto no sólo es un gran negocio, también funciona como catalizador social. Trabajamos con el amor"

Trabajamos con el amor es una frase terrible. Además Tinder es una copia de Grindr, que no creo que sea mejor, pero las redes sociales para ligar son un invento gay. Son un fenómeno social, eso es verdad, y han cambiado las relaciones, las están convirtiendo en mercancía. Pero no trabajan con el amor, trabajan con la expectativa de amor y otras cosas muy peligrosas que nos condenan a una vida superficial, consumista y desequilibrada en nuestras relaciones. No se trata sólo de cuerpos, también de personalidades, sentimientos, expectativas y cosas mucho más duras.

Te puede interesar: Apps: Ligar en tiempos precarios

Hemos visto como el capitalismo intenta apropiarse de luchas que no cuestionen hasta el final la sociedad de conjunto. Pero veamos que pasa también cuando lo intenta y no puede. Esto es una impresión que dejaba una trabajadora de Telepizza que fue a la huelga a finales de junio para que les pagaran el salario mínimo.

En Telepizza hicimos huelga a finales de junio y luego nos dimos cuenta de que era el Orgullo. Hicimos una “Comisión LGTBI” con gente de la plantilla y otros chavales que querían colaborar. En Barcelona el día de la mani fue increíble, mucha gente que estaba en la manifestación del Orgullo Crítico fueron a la puerta del Telepizza donde estábamos protestando en Barcelona a seguirnos. Fue impresionante.

Pero esto es una noticia maravillosa. Creo que fueron a lo que de verdad era importante y que este es el futuro del Orgullo. Hay que salir a celebrar, pero ya que estamos en las calles, aprovechamos para reivindicar lo que es importante y el salario mínimo lo es y mucho. Incluso para follar. Porque no es lo mismo follar con aire acondicionado o calefacción, que follar con miseria energética.

Esto también es parte de nuestra falta, porque no sólo nos faltan derechos sexuales, nos faltan derechos sociales. Si estás reventada de trabajar no estás para follar. Y tengo una pregunta, ¿había una carroza de Telepizza en el Orgullo oficial?

Te puede interesar: Un orgullo diverso y de clase: gays, trans y bolleras de Barcelona con las trabajadoras de Telepizza

Creo que no, aunque sí que había otras empresas. Pero decidieron sacar una pizza con los colores del arcoiris. Porque sacar una pizza de colores mientras no pagas el salario mínimo, que tiene mucho que ver con una fecha que conmemora una revuelta antipolicial de la disidencia sexual.

En el Stonewall tiraban ladrillos porque querían pizzas con el símbolo del arcoiris. Es que no sabe igual, esa pizza te la comes y te empodera muchísimo.

Las dos caras de Telepizza: pinkwashing y explotación capitalista

Hablando de dinero, vamos con la siguiente cita. Autora, Ana Botín, título de un artículo en el periódico El País.

“Por qué me considero feminista y tú también deberías”.

Pero si es El País, ese periódico es prácticamente suyo. ¿Es esa vez que decía que era feminista porque no le habían regalado nada? Si Ana Botín hubiera escrito “por qué me considero feminista con todos los privilegios que tengo, porque no vas a serlo tú, que no los tienes” hubiera tenido mucho más sentido. Pero creo que es al revés, creo que intenta decir que ella ha llegado ahí gracias al feminismo, y no es así.

Te puede interesar: “Ana Botín no es feminista”: piquete de mujeres 8M frente al Banco Santander

Eso sí, se puede decir que ha tenido en cuenta los tiempos. Algo muy potente ha hecho el feminismo si alguien como Ana Botín ha tenido que salir a intentar apropiárselo. Ana Botín que lo tiene todo también quiere el feminismo y quiere comprarlo. ¿Cuánto dinero ha dado Ana Botín a asociaciones feministas de barrio? ¿Eso lo dice el artículo? Tal vez el suplemento. Igual realmente es feminista y su banco sólo desahucia hombres porque es feminista y practica la sororidad financiera.

Te puede interesar: Feminismo para el 99%: estrategias en debate

Y a veces hablan de romper el techo de cristal. Pero si nació encima del techo de cristal. Si meaba encima del techo de cristal. Cuando te ha dejado un helicóptero encima en el techo de cristal no has roto nada. Es como cuando las revistas hablan de la nieta de Franco como “una mujer libre” que lo consigue por sus propios medios todo. Lo consigue con la lucha sindical, como mínimo.

Vamos a cambiar de registro hacia las mujeres que cuando otras rompen el techo, son las que limpian los cristales. Es de Las Kellys:

“No somos invisibles, se nos ve muy bien limpiando, cocinando y atendiendo, cuidando y en casa haciendo “esa doble jornada” gratis. Pero también se nos ve luchando, haciendo huelgas, manifestaciones, actos, cajas de resistencia y comisiones de apoyo.”

A mí las Kellys me parecen un ejemplo magnífico. Y también cómo han asumido un nombre que es algo despectivo, Kellys, las que limpian, como un nombre de guerra. Tal vez se parece a lo que hemos hecho los maricas y bolleras con apropiarnos de los insultos de quienes nos atacan y hacerlo un nombre de guerra.

Te puede interesar: ¡Las Kellys hacemos huelga este 8 de marzo!

Las Kellys nos dan una lección, porque se manifiestan, van a la huelga, a veces consiguen derechos, a veces las despiden injustamente y tienen que seguir luchando, y con todo esto nos dan un ejemplo de feminismo de clase muy importante. Además así también están abriendo camino a que muchas otras salgan a manifestarse.

Te puede interesar: Tenemos muchos motivos para ir a la huelga el próximo 8M

Agradecimientos por fotografía y técnica: Hala Bideo






Temas relacionados

LGBTI   /   Las Kellys   /   CGT Telepizza   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Política Estado Español   /   Telepizza   /   Mujeres trabajadoras   /   Capitalismo   /   Medios de comunicación   /   Entrevista   /   LGTBI   /   Sexualidad   /   Televisión   /   Sociedad   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO