Mundo Obrero

HUELGA NISSAN

CUP en apoyo a Nissan: "Prohibición de los despidos y la nacionalización y reconversión de las industrias"

Con el título "No permitiremos ningún despido!" la izquierda Independentista publicó un comunicado en apoyo en los trabajadores y trabajadoras en huelga de la Nissan.

Lunes 18 de mayo | 13:59

En un comunicado de este lunes la izquierda independentista denunció la ofensiva a nivel internacional "contra las clases populares para poder mantener sus beneficios cueste lo que cueste" y que, en el Estado español "el Gobierno publicaba el pasado martes un decreto con el que facilita los despidos post ERTEs que ya no tendrán que superar los seis meses post confinamiento. En el mismo decreto establece que a partir de julio las prestaciones de los ERTEs empezarán a descontar del paro. Un ataque en toda regla hacia los derechos de la clase trabajadora perpetrado por el gobierno del POSE-Podemos con la colaboración de CCOO y UGT. Si unos actúan como gobierno de la oligarquía, los otros lo hacen como sindicatos de la patronal".

Es en este contexto que los trabajadoras de Nissan en Moncada y Reixach (Barcelona) convocaron una huelga hace 15 días, ya que empresa filtraba a la prensa la noticia del cierre de la fábrica, hecho que pondría en peligro más de 3.000 puestos de directos y unos 25.000 indirectos. "Nissan pretende cerrar las fábricas después de años de amenazas, coacciones, subvenciones estatales y provinciales, pretende cerrar después de millones de euros de beneficios anuales. Sus beneficios millonarios pesan más que las vidas de miles de trabajadoras", denuncian su comunicado.

Esto no es un caso aislado, "La posibilidad de este cierre se suma a las previsiones de que una de cada cuatro empresas no volverá a levantar la persiana cuando acabe el confinamiento. Esta bajada, que afectará especialmente a las pequeñas empresas, no deja de ser una crisis cíclica en todo sistema capitalista, que necesita de la deslocalización para mantener la acumulación de capital en manos de las grandes empresas.", explica.

Frente a esto, la izquierda independentista propone "un plan de rescate urgente del sector industrial que pivote sobre la prohibición de los despidos y la nacionalización y reconversión de las industrias en quiebra para avanzar hacia un sector industrial público fuerte capaz de garantizar bienes y servicios esenciales."

Y ante la filtración de cierre de las fábricas de Nissan exige: "en Nissan, y a su asociada Renault, la retirada del plan de cierre y cualquier despido. Al Gobierno del Estado, que ante un posible cierre sin alternativas ocupacionales, prohíba toda actividad comercial a la marca Nissan, y a su aliada Renault. Y en el Gobierno de la Generalitat de Cataluña que desde ahora mismo, estudio un plan de reconversión de las infraestructuras en el marco de generación de una industria pública y ecológica, como la fabricación directa de mediados de transporte público más sostenible, garantizando los puestos de trabajo e integrando la perspectiva de género en la contratación directa necesaria."

Por otro lado, las organizaciones de la izquierda independentista se ofrecen a poner todos sus medios políticos, humanos y económicos al servicio de las trabajadoras en lucha de la empresa Nissan. "Las trabajadoras somos las que basura funcionar la economía y la crisis del coronavirus lo ha demostrado un golpe más. Organicémonos y juntas, como clase trabajadora, hacemos frente a la oligarquía y en sus gobiernos títeres." "Si solo entienden de beneficios, se los hablaremos en pérdidas. Ante la ofensiva de la patronal, unámonos y defendámonos!", finaliza el comunicado.

Es imprescindible que todas las organizaciones de la izquierda anticapitalista y revolucionaria, las organizaciones sindicales combativas y otros colectivos y sectores de trabajadores de todo el Estado, apoyemos activamente a una huelga testigo para toda la clase trabajadora.

Todo el apoyo a la huelga de los trabajadores de Nissan! Ante las amenazas de cierre, ocupación y nacionalización bajo el control de sus trabajadores

Es necesario un programa a favor de la prohibición de los despidos y el cierre de los centros de trabajo como hoy Nissan. De la ocupación y nacionalización de la fábrica, bajo gestión de los trabajadores y las trabajadoras. Independiente de cualquier "plan industrial" que venga de la mano de los gobiernos -centrales o autonómicos- que siempre gestionaron los negocios de las multinacionales.

En este sentido, también proponemos especialmente a los diputados y diputadas de la CUP, la presentación de un proyecto de Ley de nacionalización, sin indemnización y bajo control de los trabajadores y las trabajadoras para Nissan y las empresas que cierren. Un proyecto presentado en el Parlament, podría ser muy efectivo y sentaría un precedente para las luchas contra este cierre y los que vendrán. Desde el grupo parlamentario de la CUP, se podría elaborar y presentar como parte de la campaña de solidaridad expresada en el comunicado de las organizaciones de la izquierda independentista con los trabajadores y trabajadoras de Nissan. Y de este modo ampliar esta campaña política con amplio apoyo a este proyecto de las y los miles que ven amenazados sus puestos de trabajo.

Solo la autoorganización y la autogestión de la clase trabajadora podrá hacer efectivo un plan de reconversión industrial al servicio de las necesidades de los sectores populares, como hoy frente a la crisis del coronavirus. O frente a la profunda crisis medioambiental que genera la industria automovilística. Porque un plan de este tipo no es considerado "rentable" para los grandes capitalistas.






Temas relacionados

ERTEs   /   Nissan   /   Izquierda independentista   /   CUP    /   Izquierda Anticapitalista   /   Despidos   /   Catalunya   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO