Mundo Obrero Estado Español

ZARAGOZA

Continúa la lucha de los jardineros a la que suman los buses urbanos

En Zaragoza, la plantilla de FCC Parques y Jardines suman ya cinco jornadas de huelga, mientras que la plantilla del bus urbano aprueba pararas parciales para este jueves y viernes.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Miércoles 20 de marzo | 16:59

Los trabajadores y trabajadoras de la subcontrata municipal de limpieza van a realizar este jueves 21 su quinta jornada de huelga. Antes, este pasado martes, han realizaron un paro de 10:20 horas hasta las 13:20 hora. Entre medio una concentración a las 11:00 horas en el parque José Antonio Labordeta, en el puente de los cantautores.

Este paro ha sido secundado por la totalidad de la plantilla. El acto de protesta, al igual que los realizados anteriormente frente a la sede del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA) o el Ayuntamiento de Zaragoza, ha contado con gran parte de la plantilla.

El comité de empresa ha recordado que la huelga de este jueves es para reivindicar el cumplimiento íntegro del pacto laboral, el pago del plus de peligrosidad y penosidad en la zona de obras, el cumplimiento de la normativa de seguridad y salud, el reconocimiento de la negociación colectiva, la información reconocida en la legislación vigente y un plan de formación a las y los trabajadores entre otros muchos aspectos.

El comité ha indicado que “vemos lejano un posible acuerdo” ya que no ha habido ninguna reunión con la dirección de FCC desde que se iniciaron los paros y las movilizaciones, por tanto “es imposible alcanzar cualquier acuerdo si la empresa no se quiere sentar a negociar”.

El bus urbano vuelve a parar

A estos paros de los trabajadores de parques y jardines, se les suman los convocados por los trabajadores y trabajadoras de Avanza, la empresa concesionaria del transporte público de Zaragoza. Estos decidieron en referéndum, el pasado miércoles 19, convocar paros parciales desde las 18:00 hasta las 22:00 horas de este jueves 21 y el viernes 22 de 8:00 a 12:00 horas. El 56% de la plantilla (354 votos de un total de 628 emitidos) votó a favor de este calendario de movilizaciones.

De hecho, los paros tendrían que haberse iniciado ya la semana pasada, pero el ayuntamiento, con el objetivo de amainar las aguas, convocó al comité y a la empresa a una reunión que se celebró este lunes 18 de marzo con la intención de alcanzar un acuerdo de mínimos que evitase la huelga.

De nada sirvió y, según los representantes sindicales, no se trataron algunos de los temas más importantes, como el tiempo de recorrido que reclaman en algunos servicios o las mejoras en algunas líneas con un horario nuevo ya diseñado pero pendiente de que el consistorio lo apruebe. En dicha reunión tampoco se llegó a un acuerdo en el protocolo en materia de rampas o en las labores de prevención respecto a los espejos interiores.

Estas reivindicaciones, junto con la exigencia de mejoras en los cuadros de marchas, es decir, en sus turnos de trabajo, unido al despido de varios compañeros, es lo que ha llevado al comité a plantear nuevas movilizaciones.

Desde la empresa adjudicataria, han calificado la huelga de “oportunista” y han afirmado que es el consistorio el que tiene que resolver la reivindicación del cambio en los cuadros de marcha, al ser competencia exclusiva suya.

Tras 4 años de gobierno, fracaso absoluto de ZEC en su gran promesa de remunicipalización

Estos dos conflictos laborales en dos de las principales subcontratas municipales dejan claro la nefasta gestión realizada por el equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) en el Ayuntamiento de Zaragoza, en lo que se refiere a una de sus promesas electorales estrella.

La remunicipalización de todas las subcontratas municipales fue una de las “banderas” de ZEC durante la campaña electoral de las municipalesde mayo de 2015, y posiblemente una de las razones que le llevó a ser la candidatura más votada y a ocupar el gobierno de la ciudad.

Sin embargo, una vez en el poder, esta promesa electoral fue moderada notablemente y pasaron a hablar solo de estudiarla en aquellos casos que terminara la concesión durante estos 4 años.

Pero ni tan siquiera eso, ya que, por ejemplo, la contrata de parques y jardines y otras han sido prorrogadas con las mismas empresas que hasta ahora. Empresas, como vemos con los conflictos actuales, que no dejan de incumplir los acuerdos y precarizar las condiciones laborales y salariales de sus trabajadores y trabajadoras.

Alberto Cubero, Concejal de Servicios Públicos ha afirmado una y otra vez que como ayuntamiento no pensaban hacer nada para recuperar los servicios públicos privatizados que fuera en contra de la legalidad. Además siempre escudándose en que como no tiene la mayoría de concejales en el pleno para hacerlo, no pueden hacer más.

Todo esto son excusas para justificar su inacción política. Si los “números” del pleno o la “legalidad burguesa” impiden la remunicipalización de los servicios públicos, esta se tiene que imponer desde la calle, llamando para ello a la movilización social.

Esta tiene que estar basada en el control directo del servicio a través de los trabajadores y usuarios del mismo, organizados en asambleas representativas. Este modelo es contrario al que vuelve a plantear nuevamente ZEC en su programa electoral para las elecciones de mayo , basado en la creación de una Cooperativa o una Empresa pública controlada por el ayuntamiento, que lo único que hacen es reproducir mecanismos de la empresa privada.

La privatización de los servicios públicos ha sido una práctica común para que los gobiernos municipales hicieran sus negocios y redujeran costes a base de precarizar a la plantilla y perjudicar el servicio. Frente a esta situación heredada los ayuntamientos autodenominados “del cambio” no han puesto solución, como se ha podido ver no solo en Zaragoza, sino también en Barcelona o Madrid.

Sin duda tan solo la organización desde la base y democrática de los trabajadores y trabajadoras podrá imponer un cambio de modelo basado en la gestión de trabajadores y usuarios. Además, en perspectiva para los conflictos de parques y jardines y conductores de autobús de Zaragoza, se abre la oportunidad de unificar las luchas y golpear conjuntamente, rompiendo ese corporativismo al que muchas veces imponen las burocracias sindicales y que tan solo trae consigo el debilitamiento de las luchas.






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   Zaragoza en Común   /   Zaragoza

Comentarios

DEJAR COMENTARIO