Internacional

ATENTADOS BRUSELAS

Crisis política en Bélgica tras los atentados

Dos ministros belgas presentaron su renuncia, rechazadas por el primer ministro. Turquía dice que avisó a Bélgica sobre la deportación de uno de los supuestos responsables de los atentados.

Viernes 25 de marzo de 2016

EFE/Christophe Petit Tesson

Las revelaciones del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien dijo el miércoles que ese país detuvo y expulsó a Holanda el verano pasado a uno de los que cometieron el martes los atentados de Bruselas, motivaron la convocatoria de un comité ministerial restringido del Gobierno belga para tratar este tema.

El ministro del interior y el ministro de justicia presentaron la renuncia, aunque el primer ministro belga rechazó ambas dimisiones al considerar que el contexto actual, dos días después de los atentados ocurridos en el aeropuerto internacional y la estación de metro Maelbeek en Bruselas, no era el momento de aceptarlas.

Erdogan aseguró que tanto Holanda como Bélgica fueron avisadas de que El Bakraoui era un "combatiente extranjero". Esta persona fue supuestamente enviada a Holanda a petición propia.

El ministro belga de Justicia, Koen Geens, dijo por su parte que Bélgica desconocía los vínculos de Ibrahim el Bakraoui con milicias terroristas. En declaraciones a la cadena VRT, Geens recalcó que "no hubo una extradición" de Ibrahim el Bakraoui a Bélgica, sino que se trataría más bien de "un reenvío a la frontera siria por parte de Turquía". Geens dijo no saber con certeza si Bélgica estaba al tanto de esta operación, ni su gabinete pudo precisar tampoco por qué El Bakraoui fue deportado a Holanda.

Los atentados han provocado una grave crisis en el gobierno belga, que tendrá repercusiones en las próximas semanas.

Buscan imponer una “Unión Europea de la seguridad”

En una rueda de prensa conjunta este miércoles, el presidente de la Comisión Europea (CE) Jean-Claude Juncker, y el primer ministro francés, Manuel Valls, llamaron a dar forma a una “Unión Europea de la seguridad”, con reproches a los 28 Estados de la UE por no haber tomado medidas “suficientes” desde los atentados. Las miradas están puestas hoy en Bélgica y su gobierno, con presiones desde la derecha.

Los gobiernos europeos buscan utilizar el dolor por las víctimas de los atentados para reforzar su política “securitaria” y de ataque a las libertades democráticas.

Leer más: Tras los atentados de Bruselas: ¿la “Unión Europea de la seguridad”?

Leer más: Los brutales atentados de Bruselas fueron sembrados por las guerras imperialistas en Irak y Siria






Temas relacionados

Atentados en Bruselas   /   Bélgica   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO