Política Estado Español

REPÚBLICA VS. MONARQUÍA

De Vallecas a Vicálvaro y la UAM, se extienden las consultas sobre la monarquía

El pasado 23 de junio Vallecas hizo una consulta y una mayoría (6.490 de 7.270 personas) dijo 'sí' a la República. Ahora es el turno de Vicálvaro, mientras se preparan otras consultas en barrios y universidades como la UAM. Se extiende el movimiento antimonárquico.

Diego Lotito

Madrid | @diegolotito

Martes 23 de octubre de 2018 | 20:50

Foto: Los reyes Felipe VI, Juan Carlos I, Letizia y Sofía durante la Pascua Militar. EFE

La imagen de la monarquía está en franco retroceso. Más allá de los contubernios para encubrir las últimas trapisondas de Juan Carlos I, la decadencia de la última secuela de la monarquía borbónica – ya con 40 años de existencia- es imparable. Hasta una periodista de derechas y pro monárquica como Carmen Remírez de Ganuza, que acaba de publicar un libro sobre Leonor, da cuenta de esto en un artículo publicado en El Mundo a propósito del estreno formal de la Princesa de Asturias, en el que dice que “La historia obliga a ser cautos sobre el futuro de la monarquía en España. Lo resume con desparpajo un ex alto cargo del PP: ‘Carlos IV se exilió, Fernando VII volvió del exilio, Isabel II se exilió, Alfonso XII volvió del exilio, Alfonso XIII se exilió, Juan Carlos I volvió del exilio... A Felipe VI le tocaría exiliarse y Leonor lo tendría muy difícil para volver y reinar...’.”

En ese marco, las muestras de desafección con la corona son cada vez mayores y frecuentes. Desde el referéndum por la independencia de Catalunya el 1-O de 2017, que implicaba la ruptura abierta con el régimen español y su monarquía, seguido por los abucheos generalizados a Felipe VI en agosto del año pasado en Barcelona durante manifestación contra el terrorismo tras los atentados de las Ramblas y Cambrils, las manifestaciones de rechazo a la casa real no han dejado de multiplicarse.

Hace pocos días, dos estudiantes de excelencia de Oviedo plantaron a los reyes en los actos de los premios Princesa de Asturias diciendo que “la universidad pública nada tiene que ver con la empresa borbónica”, mientras las Marchas de la Dignidad llenaban nuevamente las calles en rechazo a los “fartones”.

Poco antes el Parlament catalán había condenado la posición de la casa real ante el 1-O, una afrenta simbólica que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene previsto llevar al Constitucional. Y poco después, un joven que participaba de los trabajos de reconstrucción tras la riada mortal de Mallorca, prefirió ofrecerle al rey una escoba antes que saludarlo.

Incluso en el terreno del arte y la música los borbones están cada día más en la picota, como quedó en evidencia con la canción del rapero Valtonyc, “Los borbones son unos ladrones” -por la cual fue condenado a 3 años de prisión por la Audiencia Nacional y hoy está exiliado en Bélgica-, o la última canción de Ska-P, con un videoclip contra la monarquía y por la “tercera República”.

Te puede interesar: ¿Por qué no hay referéndum sobre la monarquía? Porque perderían

La desafección con la institución monárquica parece un proceso inexorable que viene avanzando a paso sostenido en los últimos 20 años. La última vez que apareció la pregunta que valoraba del 0 al 10 la confianza en la Monarquía en el Barómetro Político -como se hace con los Ayuntamientos, la Policía, los Sindicatos o el Tribunal Constitucional entre otras instituciones y organismos- fue en abril de 2015. Ese fue el primer examen demoscópico de Felipe y con 4.34 puntos mejoró la nota con respecto a la última que obtuvo su padre Juan Carlos (3.73) un año antes. Pero estos números están muy lejos del notable 7.7 que obtenía la casa real en los años 90, cuando las portadas de las revistas recogían una boda tras otra, bautizos, primer día de colegio de los infantes o a los fugaces noviazgos del heredero.

Hoy, por el contrario, todas las últimas encuestas dejan a la Monarquía por los suelos. Según el último panel online de Electomanía, elaborado con una muestra de 2075 respuestas a lo largo del territorio nacional, la monarquía en España suspende entre los votantes de todos los partidos, incluidos los de derecha.

Te puede interesar: La valoración de la monarquía sigue bajo mínimos

Una encuesta realizada por Podemos arroja resultados similares: un 54% de la población está a favor de un referéndum para decidir entre Monarquía o República y un sólo un 31% de los encuestados (de una muestra de 1.014 entrevistas online en todo el estado) se oponen celebrar una consulta sobre la Jefatura del Estado.

Al mismo tiempo, una campaña con recogida de firmas impulsada por Público ya lleva más de 140.000 adhesiones pidiendo un referéndum entre “Monarquía o República” dentro de los mecanismos legales y constitucionales, algo impensable hace tan sólo 10 años).

De Vallecas a Vicálvaro por el “derecho a decidir”

Entre estas diversas manifestaciones, también han comenzado a desarrollarse procesos de participación popular entre los que se ha destacado la consulta popular realizada en el madrileño barrio de Vallecas el pasado 23 de junio. Una suerte de ensayo local de referéndum republicano en el que según los datos ofrecidos por Vallekas Decide, la plataforma organizadora, votaron unas 7.270 personas, de las cuales 6.490 dijeron ’sí’ a la República.

Siguiendo la estela de la experiencia vallecana, ahora el distrito de Vicálvaro se prepara para su propia consulta. El próximo 24 de noviembre, también los vecinos y vecinas de Vicálvaro podrán pronunciarse sobre la forma de estado que prefieren, si la monarquía y o la república.

“Somos cada vez más las personas que creemos que es necesario y urgente abrir un proceso constituyente que permita acabar con la monarquía, que sobrevive del dinero de nuestros bolsillos gracias a la represión y que nos muestra día a día su esencia patriarcal y corrupta”, dice el comunicado oficial de la consulta difundido por la plataforma organizadora, Vicálvaro Decide.

Para Vicálvaro Decide, “el camino no será fácil y que para llegar a buen puerto será necesario aunar el mayor número de fuerzas. El primer paso es conocer la opinión de nuestras vecinas y vecinos. De ahí la idea de realizar esta consulta republicana, una más de muchas que se están realizando en barrios y pueblos como primer paso hacia una República, sembrando la idea de la necesidad de un proceso constituyente participativo”.

Con un contenido similar al de la consulta realizada en Vallecas, la papeleta prevista para el voto el próximo 24 de noviembre dice: "El actual régimen monárquico se muestra incapaz de resolver los problemas reales de la gente. Sólo mediante un proceso constituyente participativo lograremos garantizar los derechos de las clases populares, las mujeres y los pueblos". Y ofrece la posibilidad de contestar "sí" o "no" a las preguntas "Quiere usted poder decidir entre monarquía y república?" y "En caso afirmativo, ¿decidiría una república?".

Una interesante innovación en relación a la experiencia vallecana ha sido la convocatoria a una asamblea popular abierta a las vecinas y vecinos realizada el pasado 18 de octubre, en la que los organizadores se han propuesto fortalecer la participación ciudadana hacia la consulta del 24 de noviembre.

En los barrios de Madrid a 43 años de la restauración borbónica

Con la conmemoración de dos fechas de alto contenido simbólico, los 43 años de la restauración borbónica impuesta por Franco y los 40 años de la Transición y la Constitución del 78, varios barrios de Madrid y localidades de la región también se preparan para votar en una consulta sobre Monarquía o República el 2 de diciembre.
“Es una monarquía corrupta, heredera de todos los males de los Borbones”, explica al diario Público, Luis Gimeno Lopesinos, uno de los promotores de la consulta popular que busca que la ciudadanía madrileña pueda opinar sobre la forma de Estado y si prefiere una monarquía o una república.

Aunque aún no se conoce la lista definitiva de localizaciones en que tendrá lugar la consulta, el proceso se llevará a cabo el primer fin de semana de diciembre en diversos barrios de Madrid como Aluche, Carabanchel, Arganzuela, así como en localidades de la Comunidad como Leganés, Parla Alcobendas, Getafe y San Sebastián de los Reyes.

La consulta es un proyecto diferente al de Vallecas o Vicálvaro, centrado en la mayor extensión que en la concentración, pero evidentemente es parte de un movimiento cada vez más amplio que está en pleno desarrollo.

También en la UAM: “estamos hartos de una Constitución votada bajo chantaje, mucho antes de que naciéramos”

Y por si faltaban expresiones, también los estudiantes se suman a la ola antimonárquica y convocan a un referéndum sobre la monarquía en la Universidad Autónoma de Madrid. La consulta popular, a la que está llamada a participar “el conjunto de la comunidad universitaria”, se realizará el 29 de noviembre en el campus de Cantoblanco.

Estudiantes de varias facultades de esta universidad han decidido impulsar un referéndum sobre la monarquía “para visibilizar cuál es la opinión de la juventud acerca de ser súbditos de una institución anacrónica, corrupta y vinculada al régimen franquista”, para lo cual han conformado la plataforma Referéndum UAM.

El cuestionamiento a la Corona y a la Constitución es cada vez mayor entre las nuevas generaciones. “Los jóvenes estamos hartos de que se utilice la inviolabilidad de una Constitución votada bajo chantaje, mucho antes de que naciéramos y sobre la que ni nuestros padres pudieron decidir” dice Marcos, estudiante de Historia y activista de la agrupación juvenil Contracorriente.

Vale recordar que Felipe VI ostenta la presidencia de honor de la Universidad Autónoma y que el rector, Rafael Garesse, lo consideró el antiguo alumno más distinguido de la universidad en un vídeo en el que le felicitaba por su cincuenta cumpleaños. “Algunos tenemos una visión menos medieval y más modernizadora de la universidad que el señor rector”, ha declarado Andrea Barberá, representante estudiantil en Consejo de Gobierno por la lista Revoluciona tu Universidad, también impulsora de la consulta.

La iniciativa saluda a los dos estudiantes de Oviedo “que se han negado a participar en los premios otorgados por la fundación Princesa de Asturias”, así como las iniciativas similares que ya se han convocado en barrios de Madrid como Vicálvaro o Vallecas, mientras esperan que “esta experiencia sea un ejemplo que se contagie al resto de universidades públicas”.

Te puede interesar: Estudiantes de la UAM convocan un referéndum sobre la monarquía

“Mientras el rey se incrementa el sueldo, el de los investigadores permanece congelado y se sigue recortando en investigación y educación”, denuncia la investigadora contratada Lucía Nistal, portavoz de Pan y Rosas, “ya es hora de que nos dejen decidir si queremos seguir manteniendo esta institución absolutamente antidemocrática y patriarcal”.

En un comunicado difundido este martes, la plataforma Referéndum UAM llama a las asociaciones estudiantiles, a los sindicatos de trabajadores y a las instituciones de la universidad a apoyar esta iniciativa que esperan sea “un primer paso en la lucha por conquistar procesos constituyentes libres y soberanos donde podamos decidir la forma de Estado, la separación de la Iglesia y el Estado o la autodeterminación de los pueblos entre muchas otras cuestiones sobre las quieren evitar que nos pronunciemos”.

La crisis de la monarquía es la crisis del Régimen

El fin del curso político estuvo signado por un nuevo capítulo de crisis para la monarquía con las declaraciones de Corinna zu sayn-wittgenstein, la examante de Juan Carlos I, destapando los negocios turbios y corruptelas del Borbón.

Tras el agotamiento del reinado de Juan Carlos I y la abdicación en favor de su hijo Felipe VI, los escándalos de corrupción que implicaron y llevaron a una condena al cuñado del rey, Iñaki Urdangarín, y las manifestaciones contra la corona que tuvieron lugar en Madrid en 2013 y 2014, fueron minando cada vez más la legitimidad del nuevo monarca.

Pero fue claramente la radicalización de la cuestión nacional catalana la que disparó la desafección generalizada con una institución reaccionaria no elegida por nadie.

Si en Catalunya el Rey es repudiado por la mayoría de la población, especialmente después de haber encabezado la ofensiva represiva contra el referéndum del 1-O y el golpe institucional del 155, esta dinámica se extiende cada vez más al conjunto del Estado, mientras como contraparte se fortalecen las salidas de extrema derecha a la crisis del régimen.

Te puede interesar: Vox o la salida de extrema derecha a la crisis del régimen español

La ofensiva reaccionaria de la derecha y la extrema derecha no puede enfrentarse en los marcos del régimen monárquico del 78 de cuyas entrañas salen los Abascal. La política de regenerar el régimen desde adentro, sin impugnar sus pilares fundamentales, no sólo es una utopía reaccionaria, sino que le abre el camino al fortalecimiento de la derecha mientras desarma a la clase trabajadora y los sectores populares del Estado español para enfrentarla. Sólo hay que ver la situación en Brasil, donde la política de acuerdos parlamentarios con los golpistas y sectores de la burguesía no impidió el ascenso del ultraderechista, racista y misógino Bolsonaro.

La perspectiva de luchar por la apertura de asambleas constituyentes libres y soberanas como una salida democrática en las que pueda expresarse verdaderamente la soberanía popular para decidirlo todo se torna cada vez más urgente.

Te puede interesar: Crisis de régimen y ofensiva de la derecha: por una salida democrática, obrera y anticapitalista






Comentarios

DEJAR COMENTARIO