Internacional

Argentina

LUCHA CONTRA LOS DESPIDOS

Camilo Mones tras la ejemplar resistencia a la represión en Pepsico: “Peleamos hasta el final y vamos a seguir"

Después de una fuerte resistencia que duró casi dos horas, los trabajadores se retiraron de PepsiCo pero ratifican que la lucha sigue.

Jueves 13 de julio | Edición del día

Luego de una larga noche, un enorme operativo de las fuerzas de seguridad -con la Policía Bonaerense y la Gendarmería- reprimió duramente a los trabajadores de PepsiCo y a las organizaciones solidarias que los acompañaban.

La resistencia de los trabajadores fue ejemplar contra la represión y desalojo ilegal del macrismo a favor de la multinacional norteamericana. El operativo, que se inició poco antes de las 8 h, recién terminó cerca de las 10 h. La fuerte represión policial, que incluyó balas de gomas, gases y bastonazos, no logró amedrentar a los trabajadores que resistieron enfrentando el avance de las fuerzas represivas y después desde los techos.

El apoyo popular a los obreros es enorme. Junto a las organizaciones solidarias, los vecinos les dieron todo su apoyo refugiando en sus casas a los compañeros que enfrentaban a las fuerzas de seguridad. Millones vieron también por televisión, con enorme simpatía, a los obreros y obreras de Pepsico que ya son un enorme ejemplo de lucha contra los despidos y el ajuste.

"Qué verguenza das Vidal, reprimís a las obreras que están defendiendo su derecho al pan", fue uno de los cantos que se escuchó durante la resistencia contra una fábrica donde la mayoría son mujeres sostenes de hogar.

Pasadas las 10 de la mañana, los trabajadores que se encontraban en la terraza de la planta hasta donde se vieron obligados a subir ante la arremetida policial, decidieron bajar una vez que se garantizó, por medio de la presencia de legisladores, referentes de organismos de derechos humanos y figuras como Nicolás del Caño y Christian Castillo (FIT) y Luis Zamora (AyL), que no serían detenidos. El amedrentamiento a los trabajadores incluyó la rotura de un caño de gas para ponerlos en peligro.

A la salida los obreros hablaron frente a los medios y quienes los apoyaban, dando emotivas palabras de resistencia, odio al Gobierno, las patronales y la burocracia sindical. Camilo Mones, delegado de los trabajadores, afirmó emotivamente que “peleamos hasta el final y vamos a seguir". La fábrica ha sido desalojada, pero el plan de lucha sigue por la defensa de los puestos de trabajo.

También se escucharon durante la resistencia cantos de exigencia de paro general a la CGT, que mientras decenas de miles sufren despidos y el deterioro del salario, se encuentra en tregua con el Gobierno. Indignante es el caso de Rodolfo Daer, dirigente del sindicato de la alimentación, que entregó la lucha, siguiendo su tradición de la década menemista.

Tal como lo mostró La Izquierda Diario el operativo de represión fue brutal. Cerca de 500 gendarmes y cientos de efectivos de la Policía Bonaerense fueron los que llevaron adelante el desalojo.

La Gendarmería llegó a la zona alrededor de las 4 de la mañana. Por su parte, la fuerza que responde a María Eugenia Vidal, llegó alrededor de las 7.30 h. En la represión se utilizaron palos, gases y balas de goma. Al momento se informa de 8 detenidos.

Distintos medios de comuniación reflejaron la represión y la resistencia obrera:

América:

Canal 9:

Televisión Pública:

Junto a los obreros de Pepsico, resistieron la represión cientos de estudiantes, obreras y obreros de otras fábricas del gremio de la alimentación y de otros gremios. Allí estuvieron también militantes de organismos de derechos humanos y la izquierda, que se congregaron desde el anochecer del miércoles en las inmediaciones del ingreso a la planta.

Allí hubo momentos de encuentro entre quienes resisten en la planta y quienes les hacen el aguante desde afuera. Cánticos y diversas demostraciones de solidaridad tiñieron el paisaje de Florida de un tono combativo y clasista.

Como señalamos, un dato de importancia fue el enorme apoyo que recibieron los trabajadores de parte de los vecinos. A la madrugada se pudo ver un cacerolazo en apoyo a los trabajadores.

La represión fue funcional al accionar ilegal de la empresa, que cometió un lock out patronal sin precedentes, y tambén por la complicidad activa del Poder Judicial y del Gobierno.

Obreros y obreras esperando en la fábrica

Los despidos, como se ha venido informado por éste y otros medios, son completamente ilegales. La empresa no puede aducir ninguna crisis real.

Junto a las obras y obreros de PepsiCo se encuentran presentes María Victoria Moyano y Alejandrina Barry, ambas hijas de desaparecidos (Moayno además nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo). Además está la diputada del Frente de Izquierda Nathalia González Seligra y el legislador porteño Patricio del Corro.

Más información

[Video] PepsiCo: tudo mal, tudo ilegal

Mientras despide de manera ilegal, PepsiCo importa productos desde Chile

PepsiCo: ilegalidad transnacional






Temas relacionados

PepsiCo   /    Despidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO