Política Estado Español

CORONAVIRIS

El Congreso ratifica la ampliación del estado de alarma con la única abstención de los independentistas

El Congreso de los diputados ratifica la ampliación del estado de alarma en todo el territorio del Estado español. Lo hace para dos semanas más, hasta las 00:00 del 12 de abril, con ningún voto en contra y las únicas abstenciones de los partidos independentistas (ERC, JxCat, Bildu y la CUP).

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Miércoles 25 de marzo | 18:11

Foto EFE: Mariscal

Esta misma tarde un hemiciclo prácticamente vacío, con la única presencia de apenas 40 diputados y diputadas, ha ratificado la ampliación del estado de alarma durante dos semanas más a propuesta del gobierno de coalición.

De este modo la medida del confinamiento adoptada por el ejecutivo liderado por Sánchez se extenderá en el tiempo, al menos, durante un mes.

Esta sesión no solo tenía como excepcional el voto del decreto que permite extender el estado de alarma y de este modo la medida del confinamiento, sino que se realiza además en la semana, según nos recuerdan desde Moncloa, más dura. Desde el Gobierno apuntan en que estos días estamos alcanzando el pico de la curva de infecciones y esperan que a finales de esta semana se pueda empezar a ver el impacto de las medidas adoptadas por el gobierno, especialmente la centrada en el confinamiento y la limitación de movimiento.

En esta sesión se han debatido además otros decretos de ámbito económico y laboral, como es el caso de la modificación de la última reforma laboral para prohibir el despido por baja por enfermedad.

Se mantiene el confinamiento mientras crece la división en el Congreso

El pleno del Congreso se ha iniciado a las 17:00 y por las características excepcionales se ha permitido desde horas antes solicitar el voto telemático. A mediodía más de 300 diputados ya lo habían solicitado y emitido el voto.

La propuesta finalmente ha contado con un amplio respaldo de más de 300 votos; los del grupo socialista, el Partido Popular (PP), Vox, Unidas Podemos, Ciudadanos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), Más País y otros grupos minoritarios.

A pesar de esta unidad en el voto, el pleno ha estado marcado por los constantes reproches del resto de formaciones al ejecutivo de Sánchez.

Los únicos partidos que se abstendrán, como ya habían anunciado previamente, serán los partidos independentistas Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Junts per Catalunya (JxCat) y la CUP. También Bildu se sumará al bloque de la abstención al decreto.

Desde ERC y JxCat el voto abstencionista es producto, no por oposición a la medida, sino por considerarla insuficiente. Especialmente insistente en este apartado se ha mostrado JxCat que, como viene exigiendo desde los primeros días de la crisis, exige un confinamiento total de la población y el cierre completo de las fronteras catalanas.

Por su parte la CUP, a través de su portavoz Mireía Vehí, ha criticado la gestión del gobierno de coalición frente a la crisis del coronavirus.

En su turno la diputada ha aprovechado para subrayar las medidas que la formación catalana pone encima de la mesa para hacer frente a la crisis.

Sumado a esto ha recordado el papel del Partido Popular y el propio Partido Socialista como ejecutores de los feroces recortes en sanidad que hoy tiene como dramático resultado el colapso de los hospitales y centenares de muertos evitables.

Frente a la ineficiencia de Moncloa, Vehí ha animado a los trabajadores y a las trabajadoras ha organizarse "en sindicatos, pero no esos que se venden a la patronal, la CEOE y Fomento".

Recordemos que desde el inicio de la crisis las direcciones sindicales de CCOO y UGT han tenido como objetivo la flexibilizción de la tramitación de los ERTEs para poder hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus en el tejido industrial.

La derecha avanza en su discurso racista

Desde las bancos de la derecha, aunque han votado a favor de este decreto, lo hacho con duras criticas al gobierno. El PP ha criticado el que no se hagan test masivos y pide más medidas de protección para autónomos y Pymes.

La crisis del coronavirus deja escenas increíbles para la lógica, más aún con los datos de fallecidos con los cuales nos estamos despertando tristemente estos días. El Partido Popular, artífice junto al PSOE del desmantelamiento de la sanidad pública, y su caso particular,de la sanidad pública en Madrid, hace gala de un cinismo sin limites criticando la falta de material.

Por su parte VOX ha aprovechado nuevamente el coronavirus para avanzar en sus políticas racistas y xenófobas. El partido de extrema derecha ha solicitado el cierre total de las fronteras, por tierra mar y aire.

Además ha vuelto a exponer la propuesta para que los inmigrantes irregulares, los “sin papeles”, paguen de su bolsillo la asistencia sanitaria que reciben estos día. Un intento de la formación de extrema derecha de avanzar en políticas racistas tomando ventaja de la brutal crisis sanitaria.

¿A quién protege y a quién beneficia este confinamiento?

La extensión de la medida de confinamiento adoptada por el Gobierno de Sánchez tiene como objetivo evitar el colapso del mermado sistema sanitario público producto de una década de recortes.

Además esta medida de confinamiento, de obligado cumplimiento bajo amenaza de fuertes multas económicas e incluso penas de cárcel, se evapora cuando se trata de salir a la calle para trabajar, provocando situaciones de atasco y aglomeraciones en el transporte público, como se vio ya la primera jornada.

El gobierno pone todos sus esfuerzos, tanto con el "no" confinamiento en caso de ir a trabajar, como en el montante económico destinado a las empresas, en preservar las ganancias de los capitalistas a costa de la vida de millones de trabajadores y trabajadoras.

Frente a estas medidas que buscan ante todo preservar las ganancias de los grandes capitalistas por delante de nuestras vidas, hay que levantar otro plan de choque que ponga en el epicentro a los millones de trabajadoras y trabajadores que estamos sufriendo el impacto y poniendo los muertos. Por ello exigimos:

  •  Prohibición de los despidos y los ERTEs, licencia pagada a todos los trabajadores de sectores no esenciales, financiadas mediante impuestos especiales a los beneficios empresariales y a las grandes fortunas, además de una moratoria de alquileres, hipotecas y suministros básicos.
  •  Suspensión del pago de alquileres, hipotecas y suministros básicos.
  •  Puesta bajo control de sus trabajadores hospitales y empresas que tengan que seguir funcionando para atender la crisis. Plenos poderes para organizar turnos, medidas de seguridad y nuevas contrataciones. Plenos derechos laborales y sindicales.
  •  Intervención de todos los recursos de la sanidad privada y empresas necesarios para la crisis, sin compensación económica.
  •  Información pública de la evolución de la crisis, elaborada por comités independientes del gobierno formados por expertos, sindicatos sanitarios y asociaciones de defensa de la sanidad pública.
  •  Basta de militarización de nuestras calles.
  •  Que la coordinación frente a la crisis no sirva de excusa para la anulación de competencias autonómicas.




    Temas relacionados

    Crisis sanitaria   /   Emergencia sanitaria   /   Coronavirus   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Política Estado Español   /   PSOE

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO