Internacional

El Gobierno aumenta su discurso racista y crecen los ataques xenófobos en Italia

Los ataques racistas y xenófobos aumentan en el país. El ultra derechista ministro del Interior mantiene su cruzada antimigrantes.

Martes 31 de julio | 16:18

Lunes por la noche, Daisy Osakue, una atleta italiana de origen nigeriano de 22 años y campeona de lanzamiento de disco, volvía a su casa cuando un grupo de jóvenes comenzó a perseguirla desde un coche y a lanzarle huevos. Uno de ellos le alcanzó un ojo y le provocó una lesión en la córnea de la que tuvo que ser operada.

La joven está segura que los atacantes iban buscando expresamente a una persona de color. “¿Quién sale con huevos en la mano a esas horas? Ya he sido víctima de racismo en otras ocasiones, pero hasta ahora habían sido solo ataques verbales. Cuando se pasa a la acción significa que se ha sobrepasado un muro” afirmó a medios italianos.

El día anterior, Italia también despertaba conociendo una noticia similar. Durante la noche dos personas persiguieron en coche, en la localidad de Aprilia cerca de Roma, a un hombre de nacionalidad marroquí, hasta sacarlo de la carretera. Los agresores fueron después a pie hasta el vehículo siniestrado y propinaron al hombre convaleciente puñetazos y patadas.

Unos días antes en Vicenza, al norte del país, un hombre disparó con una pistola de aire comprimido desde un balcón a un inmigrante de origen caboverdiano que se hallaba trabajando en un andamio a siete metros de altura. El obrero fue trasladado de urgencia a un hospital con graves heridas en la espalda. Al ser interrogado por las autoridades, el atacante aseguró que “quería despararle a las palomas”. Sin embargo, los ataques de “francotiradores” contra inmigrantes han crecido en las últimas semanas.

El ultraderechista ministro de Interior, Matteo Salvini, se refirió al tema y aseguró que es una "tontería" que exista una emergencia racismo en Italia y acusó a la izquierda "de no haber ayudado en estos años al permitir la inmigración de masas". Insistió además en que en los últimos días "la Policía ha arrestado a 95 inmigrantes y otros 414 han sido denunciados".

Pero la realidad contradice a Salvini y son más una decena los casos de agresiones a extranjeros por parte de italianos de los que se ha hecho eco la prensa en los últimos 45 días. Las numerosas agresiones que han sufrido extranjeros muestran el crecimiento de la xenofobia en el país.

No es casual el aumento de ataques xenófobos. Los mismos coinciden con la política antimigrantes que ha comenzado a aplicar el gobierno del derechista M5S (Movimiento Cinco Estrellas) y la ultra derechista Liga, de Salvini.

Esa política antimigrantes se ha agudizado en las costas italianas desde que el gobierno impide la llegada de las embarcaciones que rescatan a los migrantes en el Mediterráneo, mientras que Salvini ha asegurado varias veces que "los extranjeros que permanezcan de forma irregular en Italia serán expulsados".

Lo cierto es que el avance de la derecha y la ultraderecha en Italia llegan luego de años de gobiernos de centro izquierda que aplicaron los planes de austeridad exigidos por el capital financiero europeo. El nuevo gobierno italiano ha transformado su política antimigrantes en la expresión de un supuesto “enfrentamiento” con las políticas impuestas por los líderes de la Unión Europea.

El discurso xenófobo, que comienza a ser tomado por varios gobiernos europeos, actúa como cobertura de las políticas neoliberales de recortes sociales, de precarización de las condiciones laborales y de pérdida de calidad de vida de la clase trabajadora y de otros sectores populares para mantener los beneficios de las grandes empresas capitalistas.






Temas relacionados

Crisis migratoria en Europa   /   Matteo Salvini   /   Racismo   /   Migrantes   /   Derecha   /   Extrema derecha   /   Italia   /   Xenofobia   /   Inmigrantes   /   Europa   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO