GUARDIA CIVIL

El Gobierno prueba su propia medicina: Guardia Civil y cloacas del Estado

Se suceden las destituciones en la Guardia Civil tras el polémico informe presentado por el cuerpo militar para relacionar el 8-M con la extensión del covid19 en el Estado español. Fernando Santafé es sustituido por Félix Blázquez mientras salen a la luz nuevas incongruencias presentes en el informe.

Ivan Vela

@Ivan_Borvba

Miércoles 27 de mayo | 17:48

Foto: EFE

La polémica generada por el informe presentado por la Guardia Civil repleto de manipulaciones y el cual han hecho público varios medios ha venido para quedarse. Cada día se van conociendo nuevas manipulaciones e incongruencias que no hacen más que restar credibilidad al análisis presentado por el cuerpo militar.

Mientras, se siguen sucediendo las destituciones en los altos mandos de la Guardia Civil. Si hace 24 horas era el turno de nada más y nada menos que del coronel Pérez de los Cobos, responsable de la coordinación entre los Mossos, la Guardia civil y la policía con el objetivo de reprimir el 1-O e impedir el referéndum catalán, a última hora de este miércoles ha sido el turno de Fernando Santafé.

Interior aparta así a Santafé, quien se encontraba al frente del mando de operaciones y es considerado el número 3 en la escala jerárquica. Esta nueva destitución, según fuentes oficiales del Ministerio, se sucede por la disconformidad de Santafé de cómo Marlaska ha procedido al nombramiento del nuevo director adjunto operativo.

Decimos nueva porque el teniente general Laurentino Ceña presentó el pasado martes su dimisión al ministro del Interior. Por este motivo, Santafé esperaba ser nombrado nuevo director adjunto de operaciones, que se situaría como número dos dentro de la escala jerárquica.

Esta concatenación de sustituciones y dimisiones ha situado a Marlaska en el centro de la diana para la derecha y la extrema derecha, que no ha dudado en pedir su dimisión. Un arma más en la guerra abiertamente declarada de la derecha al Gobierno y en la cual no ha dudado en llamar a la movilización en las calles.

Ante el ataque de la derecha y el informe repleto de manipulaciones que tiene como objetivo, por un lado, ser munición de la derecha y extrema derecha para usar contra el gobierno; y, por otro lado, volver a atacar al movimiento de mujeres.

Te puede interesar: Marlaska aumenta el salario a la Guardia Civil y la policía, mientras 1 millón de trabajadores no cobraron el ERTE

Ahora bien, durante esas fechas hubo otros actos, entre ellos el mitin de Vox de Vistalegre ¿Cómo ha respondido el Ejecutivo? El Gobierno del PSOE y Unidas Podemos ha respondido con un aumento de sueldo para la Guardia Civil, mientras cientos de miles de trabajadores y trabajadoras siguen sin cobrar el ERTEs.

Cría cuervos y te sacarán los ojos

Se podría decir que a día de hoy el PSOE está bebiendo de su propia medicina. La habilidad de la Guardia Civil ha sido aprovechada en otras ocasiones por parte del Partido Socialista. El ejemplo más reciente es el juicio farsa contra los líderes políticos y sociales del democrático derecho de autodeterminación del pueblo catalán.

Por lo tanto no deben estar muy sorprendidos desde Moncloa de los desajustes y contradicciones que cada hora salen a la luz pública. Entre los más destacables se encuentran las afirmaciones por parte de los investigadores de la prohibición de parte del Gobierno y del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, del cual el doctor Simón es el director, de otras manifestaciones y encuentros en esas fechas. Hecho que demostraría para la Guardia Civil que el Ejecutivo y los responsables sanitarios estaban al tanto y eran conscientes del nivel de riesgo.

Hace especial mención a una celebración de carácter religioso promovida por el movimiento evangelista que pretendía celebrarse en la segunda quincena de marzo. El responsable de Comunicación de FEREDE (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas), Jorge Fernández, ha comunicado a Europa Press en esta noche del miércoles que la decisión fue “propia” y que no hubo ninguna prohibición por parte del Gobierno. De igual modo han dejado constancia en comunicados oficiales y en redes sociales, decenas de colectivos feministas que desvinculan la promoción de la manifestación del 8-M a los intereses del Ejecutivo.

También por su parte la CGT, publica un comunicado en el que desmiente las casusas por las que habría desconvocado una manifestación prevista para el 10 de Marzo que según la Benemérita fue bajo presión del Gobierno, dejando que claro que “su forma de funcionar [del sindicato] en la sociedad es independiente de los Gobiernos de turno y sus acciones como sindicato no obedecen al chantaje de nadie".

El sindicato también recuerda en el comunicado que "este montaje no es más que otro más de los muchos que sufre la clase trabajadora y una estrategia de la extrema derecha y sus grupos sociales reaccionarios encaminada a criminalizar la protesta y la lucha feminista".

Aprovechan en el comunicado para hacerse eco de la decisión adoptada por Marlaska de “aumentar el salario de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el único sector que nunca sufre las consecuencias de las crisis socioeconómicas”.

Por si la investigación tuviera ya pocas goteras, no es menos importante resaltar el resultado del médico forense adscrito al juzgado. El perito concluye que, aunque es "cierto y seguro" que se podría haber impedido un número de contagios de no haberse celebrado la manifestación no se puede afirmar que "se habría evitado una amplia difusión de la enfermedad", ya que no existe "relación de causalidad" entre acudir a un acto multitudinario y contagiarse de covid19.

Hoy le toca beber de su propia medicina al Partido Socialista y a Unidas Podemos apoyar a un ministro que tiene en su ficha el mérito de contar con 6 denuncias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre procesos instruidos por él, además del reconocimiento por parte de la Audiencia Nacional de la obtención de confesiones bajo torturas.

Queda claro que frente a las ofensivas de la derecha y la extrema derecha, junto al partido judicial y las fuerzas represivas del Estado, el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos no es solución, ya que usa los mismos métodos cuando le son beneficiosos y cuando no se dedica a gestionar los ataques premiando con aumentos de sueldo a policías y guardias civiles mientras cientos de miles de trabajadores y trabajadoras continúan sin cobrar los ERTEs.






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Vox   /   Guardia Civil   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO