Política Estado Español

CATALUNYA

El “barco de la represión” se marcha de Catalunya: ¿y los piolines cuándo?

El buque Moby Dada abandona tras casi dos meses el puerto de Barcelona. El barco con la cara de Piolín ha servido para hospedar a las fuerzas de seguridad del Estado español destinadas a reprimir al pueblo Catalán. Los miles de agentes que se alojaban en él, conocidos ahora también como piolines, siguen en Catalunya.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Jueves 16 de noviembre | 18:06

Adeu Piolín. El crucero con la cara del canario animado y otros personajes de la ’Warner’ atracado en el puerto de Barcelona desde hace casi dos meses abandona por fin su estancia en la ciudad. El Moby Dada, de origen italiano, llegó a puerto el pasado 20 de septiembre junto a otros dos barcos, uno de ellos anclado en el puerto de Tarragona, con el fin de alojar a todo un destacamento de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

El mismo día que la Guardia Civil detenía a 14 altos cargos de la Generalitat de Catalunya por su supuesta relación con el referéndum que habría de producirse el 1 de octubre, el crucero de Piolín y los otros dos barcos llegaban a Catalunya para alojar a más de 8.000 agentes que tenían como principal objetivo impedir a golpe de represión la jornada histórica del 1-O.

A las 05:00 horas de la mañana cientos de “lecheras” salían del puerto. Las unidades antidisturbios de ambos cuerpos policiales se emplearon a fondo aun sin conseguir doblegar la voluntad del pueblo catalán. Eso sí, dejaron más de mil heridos de diferente consideración entre cargas policiales, disparos con balas de goma, porrazos y demás agresiones y vejaciones contra miles de personas defendiendo urnas y colegios electorales.

Pese a todo y tras el 1-O el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha llegado a alargar la estancia de los miles de agentes en los buques en diversas ocasiones y hasta pasado el 21D, fecha de las elecciones amañadas e impuestas por el Gobierno de Mariano Rajoy, no hay previsión de dar la orden de regreso. Y menos con el 155 en marcha.

Además del rechazo hacia los cuerpos de seguridad enviados por Mariano Rajoy (auténticas fuerzas de ocupación a los ojos de miles) con el fin de reprimir al pueblo catalán, las “residencias flotantes” de Policía Nacional y Guardia Civil se han convertido en fuente de diferentes polémicas.

La decisión del ministerio de Interior de cubrir el buque de Piolín con unas lonas para ocultar semejante ridículo fue la gota que colmó el vaso en las redes sociales. Fue peor el remedio que la enfermedad, desatando una nueva tormenta humorística en Twitter, bajo el hashtag #FreePiolin. En cuestión de minutos, la etiqueta se convirtió en tendencia. El diputado de ERC, Gabriel Rufián ironizó con el celebre “Piolin vive, la lucha sigue”, ese fue uno de los cientos de tuits que se mofaron del Gobierno y los cuerpos de seguridad.

Por otra parte, se desveló también el coste de los “barcos de la represión”. Según un tuit del Conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, ahora en prisión, los tres buques policiales cuestan 300.000 euros al día a las arcas públicas del Estado.

La imagen de Piolín reprimido se ha convertido en un auténtico símbolo contra la represión del Gobierno del Estado español. Mucho más después de la entrada en prisión sin fianza de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y gran parte del Govern de la Generalitat.

Ahora, tras casi dos meses atracado, el barco de Piolín abandona el puerto de Barcelona. No así los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil que en él se alojan. El crucero GNV Azzurra, hasta el momento anclado en Tarragona, tomará el relevo en la tarea de alojar a las fuerzas represivas del Estado español, junto al Rhapsody que permanecerá en Barcelona por tiempo indefinido.

Sin duda, desde el pasado 1-O y tras la exigencia del pueblo de Catalunya a los representantes políticos de cumplir el mandato popular y la posterior defensa de la República, la proclama de fuera las fuerzas de ocupación se ha convertido en una de las principales reivindicaciones para miles y miles de catalanes.

¿Hasta cuando piolines en Catalunya? Solo la más amplía movilización, como la que surgió a raíz del 1-O e irrumpió en las calles de toda Catalunya, será la única fórmula para hacer retroceder la represión y conquistar una auténtica república catalana.

Eso es to... eso es to... eso es todo amigos (o no).






Temas relacionados

Autodeterminación de Catalunya   /   Política Estado Español   /   Referendum en Catalunya   /   Represión   /   Catalunya   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO