Política Estado Español

CATALUNYA

El chantaje de las empresas y las vacilaciones del Govern catalán: Qui paga mana (Quien paga manda)

Se van el Banc de Sabadell, CaixaBank, Gas Natural y varias empresas. Al mismo tiempo se oyen voces del PDeCAT que se bajan del referéndum. Qui paga mana.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Sábado 7 de octubre | Edición del día

Foto de archivo del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el expresidente Artur Mas. EFE/Andreu Dalmau

Después de las masivas movilizaciones y la huelga general del 3O, la gran burguesía catalana ha comenzado un chantaje masivo hacia el pueblo catalán. Grandes empresas como Banc de Sabadell, CaixaBanko Gas Natural están cambiando sus sedes o amenazan con irse. Al “club” se suman otras no tan grandes como Abertis, Banco Mediolanum, Arquia, Freixenet, Codorniú, Catalana de Occidente y varias más. Incluso ha habido rumores sobre la Seat, antiguo orgullo de la burguesía catalana.

La gran burguesía catalana (y sectores intermedios), en sintonía con el decreto de Guindos y Rajoy, amenazan al pueblo catalán con irse si éste avanza en el camino del referéndum. Hasta aquí llegaron los Gay de Montellá y sus amiguitos de Foment de Treball i el Cercle d’Economia. La Bolsa les castigó por su indecisión y demora, y les ha premiado con subidas cuando han optado por irse de Catalunya.

Apenas al día siguiente ya se comienzan a oír nuevas voces dentro del Govern y de los partidos que impulsan el full de ruta. Podríamos decir que esas voces han “oído” un mandato que viene del más allá (de las empresas que se van al más allá) y del más acá (las que no se han ido o no pueden irse). El PDeCAT es un partido “business friendly” (amigo de los empresarios). 23 años de pujolisme y los años de Artur Mas y Puigdemont lo demuestran. Esquerra no se queda atrás.

“Avanzamos” pero con el freno de mano puesto

Santi Vila, el Conseller d’Empresa, seguramente es el miembro del Govern más “sensible” a los empresarios. Vila plantea que “la prioridad ha de ser dar una última oportunidad al diálogo” y que hay que “comprometerse por un tiempo las dos partes a no tomar nuevas decisiones unilaterales”. Que lo del 1O lo dejemos en un congelador. Artur Mas, muy “sensible” al empresariado, manifestó al Financial Times que “Hemos ganado el derecho a ser un país independiente. La cuestión ahora es cómo ejercer ese derecho”. La cuestión es ganar tiempo.

Esta voluntad de congelar el referéndum o que avance a paso de caracol, también ha sido evidenciada por Marta Pascal. La Coordinadora General del PDeCAT ha dicho “queremos hacerlo bien, la gente nos pide que busquemos el punto medio” y nos dirigimos a “la gente que el domingo voto independencia pero que a lo mejor no piensa que la DUI es la fórmula”. Y, Pascal finalizó con un “no perdamos a nadie”, quizás pensando en los empresarios. No hay que ser muy avezado para entender que el pleno del martes, Puigdemont pondrá el freno de mano a tope.

El President Puigdemont se juega a presentar los resultados del 1O en el Parlament el próximo martes a las 18hs. Aunque pueda incluso proclamar la independencia, todo indica que evitará poner en marcha la famosa Llei de Transitorietat. Junts pel Sí se juega a iniciar un proceso de negociación y diálogo con el Gobierno, aunque no es claro con qué objetivo. El Grupo Conde Godó ya ha dicho que “La DUI sería un error tremendo”. La CUP por su parte, amparada por los resultados del 1O, se mantiene en lo votado por el Parlament catalán a principios de setiembre. Y, por lo tanto, plantea aplicar sin demora la Llei de Transitorietat.

Enric Millo ha dicho en Els Matins de TV3 que hay que buscar el diálogo y también ha pedido perdón por los excesos de algunos agentes. También se ha filtrado a la prensa un supuesto comunicado de algunos policías anónimos en el que también pide disculpas. Aunque ambos reivindican la actuación dentro de los límites de la ley. Interior por su parte ha ampliado hasta el 18 de octubre el despliegue de los miles de policía en Catalunya. Y, continúa la presión judicial contra los mandos de los Mossos.

Pablo Iglesias también ayuda con el freno de mano. El líder de Podemos señala que la DUI sería la peor decisión que podría tomar el Govern de Puigdemont. Iglesias ha llegado a decir que no hay atajos y por ello la consulta del 1O no tenía garantías. Seguramente, la dirección de la formación morada trate de sumar puntos con el PSOE.

Asamblea constituyente y República de trabajadores

Mientras Junts pel Sí busca desesperado el diálogo con el Gobierno, tal como le mandan los grandes empresarios, hoy fueron presentados los resultados del referéndum. Votó el 43% del padrón electoral, casi 2,3 millones de votantes. El Sí obtuvo el 90,1%, mientras que los partidarios del No llegaron al 7,83%. El 1,98% lo hizo en blanco. Estos resultados, en el marco de la represión policial y persecución del Gobierno de las últimas semanas son toda una declaración de intenciones inequívoca por parte del pueblo catalán pidiendo la independencia. Y, si quedaban dudas solo basta ver la imponente huelga general del 3O.

Lo que se ve es que en esta democracia para ricos el pueblo vota pero no manda. Mandan las grandes empresas, los mercados, el Gobierno central, que “votan” cada día. Incluso hasta el Govern catalán está viendo como demora la aplicación del referéndum del 1O. Lo cual demuestra que ésta “democracia” solo lo es para los ricos, empresarios, etc. Que si los trabajadores y el pueblo quieren hacer valer sus decisiones tendrán que luchar en las calles.

Hoy por hoy, una lucha por una República obrera todavía no es compartida por el pueblo y los trabajadores. La visión mayoritaria es influir a través del voto, como se hizo con el referéndum del 1O. De lo que se trata ahora es hacer efectivo el resultado del 1O realizando una Asamblea Constituyente que proclame la independencia y comience a resolver los problemas graves sociales como el paro, la precariedad laboral, las altas tasas estudiantiles, la fuga-chantaje de las empresas, la carestía de la vida, etc.

La independencia de Catalunya no será resuelta en un Parlamento. Solo será efectiva a través de la lucha. Una lucha que no sólo será contra al Monarca, el Gobierno español y sus fuerzas represivas, sino también una lucha contra las empresas catalanas y españolas que chantajean al pueblo para imponer su política. En ésta lucha ya se ve que Junts pel Sí obedece a los empresarios, como siempre. Pero en esa lucha ya encontrado solidaridad dentro del Estado español aún incipiente, pero importante.

Hay que ampliar los Comités de Defensa del Referéndum para que sirvan para defender la Constituyente a favor de los trabajadores y el pueblo, una Constituyente impuesta desde abajo y torciendo el brazo al Régimen del 78. Hay que fortalecer la organización de los estudiantes con sus asambleas y bloques críticos, hay que sumar los comités de empresas que organizaron la huelga a pesar de la dirección de CCOO y UGT, y promover asambleas en todos los centros de trabajo. Todo esto para fortalecer las movilizaciones e imponer la Constituyente en Catalunya y ayudar a que se imponga en el resto del Estado. Sólo así podremos superar éste régimen represor.

Los revolucionarios tenemos que acompañar la lucha de los trabajadores y el pueblo catalán contra el Régimen del 78 y el Ibex35. En ésta lucha explicaremos que para que la Constituyente resuelva los problemas sociales que padece trabajadores y los sectores empobrecidos del pueblo hay que constituir una República independiente y socialista que sea parte de una federación con el resto de los trabajadores y los pueblos del Estado para formar una Federación Socialistas libre y voluntaria.






Temas relacionados

Carles Puigdemont   /    Política Estado Español   /    Artur Mas   /    Referendum en Catalunya   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO