Internacional

FRANCIA

En medio de un escándalo judicial, Fillon promete seguir como candidato presidencial

Fillon prometió este miércoles luchar "hasta el final", pese al escándalo por el pagó cientos de miles de euros a su esposa de dinero público. Su candidatura va perdiendo los sectores que la apoyaban.

Miércoles 1ro de marzo de 2017 | 16:04

Fillon, uno de los candidatos favoritos a vencer en las elecciones presidenciales del 23 de abril y el 7 de mayo próximo, afronta cargos de desvío de fondos públicos, tráfico de influencias y ocultación de actividades.

El candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, prometió el miércoles luchar "hasta el final" pese a la profundización de su escándalo financiero, pero su campaña sufrió nuevos descalabros por la renuncia de un destacado asesor y el fin del apoyo a su candidatura de un partido menor.

El partido Unión Demócrata Independiente (UDI), aliado al candidato, decidió este miércoles suspender la participación en su campaña, informaron medios franceses.
Casi al mismo tiempo, la vicepresidenta de Los Republicanos (el partido de Fillon y el ex presidente Nicolás Sarkozy) en la Asamblea Nacional, Catherine Vautrin, reclamó un nuevo aspirante para la derecha en los comicios.

El creciente número de deserciones y de dudas sobre la capacidad de Fillon para mantener su candidatura, se produce después de que este anunciara que ha sido convocado por los jueces de instrucción el 15 de marzo con vistas a su imputación.

Fillon respondió con un desafiante discurso en la sede central de su partido. Allí reiteró que no había cometido irregularidades, se quejó de un sesgo judicial y mediático equivalente a un "asesinato político", y apeló de forma directa al apoyo del pueblo francés.

"No soy el único que está siendo asesinado. Es la elección presidencial", afirmó. "Me pongo ante el pueblo francés porque es su sufragio, y no un procedimiento sesgado, el que debería decidir quién es el presidente de la República de Francia", comentó. "No me daré por vencido, no me rendiré, no me retiraré, lucharé hasta el final".

Pero más allá de sus declaraciones, la campaña presidencial de Fillol tambalea. Su asesor en asuntos internacionales, Bruno Le Maire, renunció al cargo, argumentando que el candidato no cumplió su palabra de retirarse de la contienda si era sometido a una investigación formal. La palabra dada "es indispensable para la credibilidad de la política", consideró en un comunicado Le Maire.

Mientras el escándalo que envuelven a Fillon es uno de los principales temas en la campaña electoral, no es el único sospechado de utilización de fondos públicos para beneficio personal. La candidata del Frente Nacional también está acusada de desvío de fondos públicos y financiación ilegal. La policía registró la sede de ese partido por el caso del desvío de fondos del parlamento europeo.

La seguidilla de escándalos y la dificultad para predecir que puede suceder en las elecciones muestran, no tanto de la fortaleza de los partidos políticos y sus líderes, la crisis de régimen y de representatividad de los partidos tradicionales y hasta del socialismo francés, que se despide con el presidente más impopular de la V República.

Te puede interesar: La incertidumbre de las presidenciales y la “crisis orgánica” del capitalismo francés






Temas relacionados

Elecciones 2017   /   V República   /   François Fillon   /   Marine Le Pen   /   Sarkozy   /   Elecciones   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO