Política Estado Español

CATALUNYA

Espionaje a Torrent: un nuevo caso de las cloacas del Estado

El Presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent ha denunciado el espionaje al que ha sido sometido conjuntamente con muchos políticos catalanes.

Miércoles 15 de julio | 09:24

Un nuevo caso del deep state , es decir, las cloacas del Estado en acción, ha saltado este martes con el espionaje del teléfono móvil del presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent. Pero también a cientos de dirigentes políticos catalanes, como Ernest Maragall.

En una rueda de prensa, el propio Torrent ha informado de que ha tenido conocimiento del espionaje desde hace unos días a través de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Y lo que es más revelador, explicó que el programa Pegasus con el que ha sido intervenido su aparato móvil, sólo puede ser utilizado por los gobiernos.

Torrent ha señalado que con el software Pegasus se pueden escuchar las conversaciones que se tienen a través del teléfono y hacer capturas de pantalla, y calificó el caso de espionaje como una cuestión "muy grave". Además, se ha dirigido a Moncloa denunciando que "en España se practica el espionaje contra adversarios políticos" y que "hace tiempo que esto se sabe, pero ahora ya tenemos las pruebas".

Sin duda, como señala Torrent, el caso de espionaje es un auténtico ataque contra los derechos y las libertades, aunque todavía no se sepa de qué sector del Régimen del 78 proviene.

Y es que hoy tanto el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, como la derecha vienen disputándose dos grandes proyectos diferentes para restaurar el Régimen, tal y como explica Santiago Lupe en una entrevista de Contrapunto.

En este sentido, para dar salida a la crisis estructural del Régimen, las cloacas del Estado apuntan en todas direcciones, hasta tal punto que el mismo rey emérito Juan Carlos I sirve como fuga de escape para salvar a la cuestionada monarquía y al rey Felipe VI.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha salido sorprendido por el espionaje y ha aconsejado al Presidente Roger Torrent que haga una denuncia a la (in) justicia. La misma que investiga sólo los informes "hechos a la carta" por la Guardia Civil. Así se han mostrado el Ministro de Justicia Juan Carlos Campo y la Ministra portavoz María Jesús Montero. Lágrimas de cocodrilo las que le caen al partido de los GAL y el señor "X".

María Jesús Montero ha aclarado que el Gobierno central "no tiene constancia". Quizás es porque el Ministro Grande Marlaska ya ha acabado con las cloacas del Estado. Quizás es porque el ex-Comisario Villarejo ya está en prisión y sólo habla de Corinna y el Rey Juan Carlos. Nadie sabe nada. Podría haber sido de otra forma?

Pero también caen lágrimas de los ojos de los dirigentes de Unidas Podemos. Jaume Asens ha dicho que "una vez más actúan las cloacas del Estado ..." Pero si su fuerza es al Gobierno! ¿Pero no era que Grande Marlaska había terminado con ellas?. Más fácil es decir palabras y esconder la basura.

También han explicado que si cualquier fuerza de (in) seguridad hace escuchas telefónicas, sólo la pueden hacer con una orden judicial. Y el control de todo esto lo tiene (ta chan !!) el Tribunal Supremo. Sí. El señor Marchena seguramente dará toda la seguridad de una investigación imparcial y con todos los derechos a todos los políticos espiados. No hay más palabras señoría.

Por otra parte, ¿como puede continúa la mesa de diálogo que ERC quiere imponer al gobierno central?






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Espionaje ilegal   /   Persecución política   /   Política Estado Español   /   Persecución policial   /   PSOE   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO