Juventud

ELECCIONES UNIZAR

Este 27N en UNIZAR vota Contracorriente para revolucionar la universidad

El próximo día 27 de noviembre las compañeras y compañeros de “Contracorriente” nos presentamos a las elecciones estudiantiles para la Junta de Facultad de Filosofía y Letras y al Claustro.

SEI-Contracorriente

Sindicato de Estudiantes de Izquierdas - Contracorriente, Zaragoza

Lunes 19 de noviembre de 2018 | 19:55

Queremos luchar por dar voz al estudiantado y a las clases populares, así como para denunciar al régimen antidemocrático de la universidad.

Queremos revolucionar la Universidad y convertirla en espacios democráticos. ¡Súmate al referéndum sobre la monarquía en Unizar!

La universidad no es una isla separada de la sociedad. Y la realidad es que nos encontramos con un régimen político que aplica recortes educativos y sociales; mete presos a cantantes, huelguistas y jóvenes tuiteros por ejercer el derecho a la libertad de expresión; reprime a todo aquel que saque las urnas a la calle, como paso en Cataluña; o silencia a cualquiera que ose cuestionar a un jefe de estado que nunca fue votado por nadie. Porque somos parte de esta sociedad, luchamos junto a la juventud precaria, a las combativas mujeres y a todos los movimientos democráticos que cuestionan este régimen corrupto

Luchamos contra la casta que legitima a un régimen político sostenido por monarquía corrupta. Luchamos por una universidad radicalmente democrática, y por ello luchamos por medidas tan elementales como un referéndum en la universidad sobre la monarquía. Somos parte impulsora de un movimiento que ya se han extendido a 18 universidades del Estado donde se van a impulsar consultas sobre la monarquía. En Zaragoza hemos impulsado la plataforma Referéndum Unizar que resolvió votar este 12 de diciembre.

Por una universidad radicalmente democrática

El carácter antidemocrático de la universidad de cara a las elecciones universitarias no es un hecho nuevo. Las últimas elecciones a rector contaron con un solo candidato y en las de Claustro y Junta la participación no suele superar el 10% entre el estudiantando.

Este año para el 27N habrá una sola urna para más de 3.000 estudiantes de la Filosofía y Letras, situada en la antigua Facultad de Educación, apartada del campus, semivacía y alejada de la mayor parte de las dispersas aulas donde están asistiendo a clase.
Denunciamos que esto es un boicot directo a la participación en las elecciones, que demuestra el interés que tiene la casta universitaria en que la juventud exprese su opinión, y pedimos otra urna en el edificio Interfacultades.

¿Sabías que los estudiantes aun siendo la mayoría de la comunidad universitaria, tan solo suponemos el 25% de la representación en el claustro? ¿Cómo es posible que el Consejo Social, el máximo órgano de la Universidad, este compuesto por 13 burócratas, empresarios y políticos que nadie ha votado? ¿Sabías que esta casta universitaria prohíbe a 30.000 estudiantes el derecho a votar los presupuestos o el derecho a votar si queremos o no tener una universidad gratuita? ¿Alguien se cree que las fundaciones e instituciones privadas de la patronal van a velar por nuestros intereses?

Mientras tanto, catedráticos, rectores y decanos se entregan a estos intereses empresariales y venden las universidades públicas a cambio de la financiación privada de sus propios proyectos de investigación o de generosos complementos retributivos, constituyéndose como una verdadera casta universitaria, mediocre y endogámica, atornillada a sus sillones.

Defendemos una universidad radicalmente democrática a través de la elección por sufragio universal directo del rector y de todas las autoridades universitarias, con mandatos revocables en asambleas de estudiantes, de trabajadores y trabajadoras, para que rindan cuentas frente a la comunidad universitaria.

Luchamos por un claustro verdaderamente democrático, que sea legislativo y ejecutivo, y elegido por sufragio universal con representación proporcional al número de estudiantes, profesorado, PAS, personal laboral privatizado (contratas de servicios) y con una representación de colectivos sindicales y movimientos sociales.

Una universidad sin la presencia de empresarios y radicalmente democrática, eliminando el Consejo Social que nadie ha votado, e implantando una gestión realizada por el profesorado, trabajadores y trabajadoras no docentes y estudiantes y -para que sea realmente representativo- con mayoría estudiantil.

Revolucionemos la forma de enseñanza y de investigar

Acabemos con la enseñanza memorística, libresca y competitiva que nos imponen. Queremos generalizar y multiplicar las experiencias de distintas escuelas pedagógicas alternativas, en un marco en el cual se puedan experimentar con total libertad.

Por una universidad crítica e independiente de los intereses empresariales privados, donde la investigación esté al servicio de la clase trabajadora y los sectores populares y que responda a las necesidades del conjunto de la sociedad. Gestionada directamente por estudiantes, profesores e investigadores, junto a sindicatos y asociaciones sociales y vecinales.

¡Contra el patriarcado, la lgtbifobía y el racismo!

¡Por la separación efectiva de la Iglesia y el Estado! ¡Basta de privilegios a la Iglesia en la universidad! ¡Derogación de todos los convenios con una institución reaccionaria, misógina y LGBTIfóbica que nada tiene que aportar en materia de educación!

¡Basta de machismo, racismo y LGTBIfobia en la universidad! Planteamos un cambio radical de los planes de estudio, tanto en las bibliografías como en las asignaturas, los cuales dejan fuera de los contenidos académicos a las mujeres y a los colectivos oprimidos, o en el mejor de los casos, relegados a simples optativas.

Luchamos por comisiones independientes para combatir toda forma de violencia racista, contra las mujeres, personas LGTBI. Defendemos también un cupo laboral para las personas trans, golpeadas por la discriminación y el desempleo, para que puedan trabajar en la universidad.

Y frente a esta universidad racista que impone a las personas extracomunitarias de la UE tasas cuatro veces más elevadas que a las personas comunitarias, peleamos por una universidad sin discriminación e internacionalista.

Contra la precariedad y la falta de futuro laboral

No solo luchamos por tener mejores lugares de estudio, también peleamos por un futuro digno al salir de la universidad. ¡Basta de precariedad y explotación laboral! Queremos que la universidad y los gobiernos garanticen trabajo digno al terminar los estudios. Por una educación pública, gratuita, democrática, laica y al servicio de los trabajadores y las clases populares

¡Fuera las empresas con ánimo de lucro de la universidad! Contra el Plan Bolonia, el Espacio Europeo de Educación Superior, la LOU, el 3+2, la LOMCE, EBAU y todas las contrarreformas. Por una universidad pública, gratuita, democrática, laica y al servicio de las clases populares; financiada en base al impuesto a las grandes empresas y bancos, que permita cubrir todas las necesidades. Frente a los tasazos y recortes, defendemos la incorporación del alumnado expulsado por no poder pagar las matrículas y del profesorado despedido.






Temas relacionados

Contracorriente   /   Universidad de Zaragoza   /   Universidades públicas   /   Elecciones estudiantiles   /   Elecciones   /   Universidad   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO