Mundo Obrero Estado Español

PUERTOS Y CAPITALISMO

Estibadores, exportación y ganancias capitalistas

Los estibadores luchan contra la liberalización del sector portuario (precarización), frente a los privilegios de la patronal portuaria que gozan de enormes ganancias.

Carlos Muro

Zaragoza | @muro_87

Miércoles 15 de febrero | 20:19

Foto: Twitter

Los trabajadores de los puertos españoles están en pie de guerra contra el Decreto-ley del gobierno del PP por liberalizar el sector, según la sentencia de la UE. Aunque el gobierno ha echado para atrás el decreto, no se sabe si finalmente se llegará a un acuerdo. Lo que queda claro es que los estibadores son un sector fuertemente organizado y estratégico a tener en cuenta.

Tras el anuncio los grandes medios de comunicación y la patronal han iniciado la “tradicional” campaña contra los altos salarios de los estibadores -como lo hicieron en los controladores aéreos-. Una forma corriente de la patronal contra aquellos sectores de trabajadores que aún, por suerte, mantienen buenas condiciones salariales y sindicales. ¿Cúal es el objetivo? Esconder quienes son los verdaderos “privilegiados”: la patronal portuaria.

Esta campaña difamatoria contra los trabajadores es más bien un ataque “preventivo” que pretende tener a la opinión pública a su favor. Pero ¿que se esconde tras la pretendida liberalización del sector?

La exportación, un sector estratégico para el capitalismo español

La situación de la economía española aunque fuera de la recesión está mostrando en los últimos meses un mantenimiento de los desequilibrios internos, iniciándose 2017 una desaceleración del crecimiento. Alguien podría preguntar, que tiene que ver este elemento con la lucha de los estibadores, pregunta totalmente legítima.

Hasta ahora el pequeño y frágil crecimiento económico español es ayudado por las enormes ganancias del sector del turismo y las exportaciones. Y en particular, las exportaciones han mantenido su crecimiento amortiguando, a su vez, las dificultades del sector industrial durante la crisis.

Funcas, centro dedicado a la investigación económica y social muy ligada a la patronal, plantea que durante la crisis se ha producido una “contención salarial” que, unida al mayor crecimiento de la productividad, ha permitido que la patronal del sector industrial -en particular a la industria que dedica el 40% de su producción a la exportación- aumente la competitividad en cuanto a Costes Laborales Unitarios en comparación con la zona euro –la denominada devaluación salarial-..

Es más, según cuenta medios de comunicación al servicio de la gran patronal como El País, el Estado español a mitad del pasado año mejoró su competitividad exportadora en comparación con el resto de países europeos.

Es en este marco que se da la liberalización del sistema portuario. Es decir, liberalizar una parte de la gran cadena de la exportación española. Es en un sector estratégico en el marco de un aumento de la competitividad internacional entre los distintos países del entorno.

Los privilegiados son la patronal portuaria

El ejercicio de 2016 cerró cifras récord. Según informa la Coordinadora de Trabajadores del Mar, las mercancías en tránsito alcanzaron las 122,1 millones de toneladas, un 3% más que en 2015, mientras los contenedores crecen un 5,5%.

El tráfico de mercancías en los puertos españoles fue de 508.877.476 toneladas manipuladas -un incremento del 1,28% respecto a 2015-. La mercancía general, con 235,8 millones de toneladas movidas a lo largo del año, ha aumentado un 5,11%. Resaltando los puertos de Algeciras con 67,7 millones de toneladas, Valencia con 64,5 millones, Barcelona con 31,7 millones, y Las Palmas con 13,4 millones.

La estratégica ubicación de los puertos españoles los convierte en una plataforma logística para el envío de mercancías con destino a terceros países, hasta el punto de que la cuarta parte de las mercancías que han pasado por los puertos españoles lo han hecho en tránsito, un total de 122,1 millones de toneladas, casi un 3% más que en el ejercicio anterior.

Si vemos el panel de conjunto podemos ver las enormes ganancias obtenidas por la patronal portuaria. En este sentido, permitiría a las empresas aumentar sus beneficios. Ahora bien, en este jugoso negocio pareciera haber intereses distintos en el ritmo de aplicación. Por un lado, un sector de la patronal más proclive a un proceso más rápido de liberalización: encabezado por la Plataforma de Inversores de Puertos Españoles (PIPE) con empresas como Noatum, una de las principales empresas europeas del sector y del estado español.

Empresa comprada por JP Morgan –de capital norteamericano- que según la Web Cronica Business controla la PIPE con interlocución directa con el gobierno. Por otro lado, según cuenta economíadigital.es en 2015 empresas estibadoras españolas alegaban verse “discriminadas” con la liberalización del sector frente a sus competidoras extranjeras. Como la empresa Boluda de capital español –familia que se remonta a los años 20- con fuerte presencia más proclive a una “regulación” paulatina y negociada con los sindicatos que les permita no perder cuotas de mercado frente a la competencia.

La sentencia del tribunal de Luxemburgo de la UE que “obligaría” dicha liberalización, no es más que la pretensión de “potenciar” el sector clave del transporte marítimo en una región como es el Mediterráneo.

Tratando así de competir con los bajos salarios de los trabajadores del norte de África (como Tanger que en el último tiempo está ganando terreno). La estrategia del gobierno del PP es “ganar” competitividad exportadora, bajando drásticamente los salarios de los estibadores –la patronal pide un reducción del 60%- y drenar la fuerza sindical para aumentar las ganancias del sector portuario. La persistencia de la crisis internacional y sus turbulencia políticas jugarán un factor clave para la evolución de este sector.

El conflicto sigue abierto, a pesar de las negociaciones en curso. El conflicto independientemente de su resultado demuestra la potencialidad de un sector estratégico del movimiento obrero, con la capacidad de paralizar las exportaciones e importaciones españolas que circulan en los 46 puertos españoles.






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   Estibadores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO