Juventud

REPRESIÓN

Fiscalía pide 15 años de cárcel a 6 jóvenes antifascistas

El miércoles 15 arranca el juicio a 6 antifascistas en Barcelona, a quienes la Fiscalía pide 15 años de cárcel. Más de 700 personas se manifestaron por su absolución el pasado sábado.

Lunes 13 de noviembre | 20:39

Tras la manifestación por la libertad de los 6 acusados el pasado 11 de noviembre bajo el lema “Totes som antifeixistes”, el primero de los juicios (15, 22 y 29 de noviembre) de los 6 antifascistas inicia este miércoles. Durante la marcha fueron coreados los cánticos de "el fascismo avanza si no se combate" y "la solidaridad, nuestra mejor arma", así como fue leído un manifiesto al final del recorrido.

Es la recta final de 4 años de incertidumbre, una detención de 3 días por acusado, el ingreso en prisión durante un mes de uno de ellos, la obligación de firmar semanalmente en juzgados y la prohibición de participar en actividades políticas en la vía pública en Catalunya.

En esta misma coyuntura, se cumplía un año del encarcelamiento de los 8 de Altsasu con acusaciones de terrorismo por una trifulca en un bar, el antifascismo recorría las calles de Madrid recordando al joven Carlos Palomino, asesinado con 16 años de edad por un ex-militar fascista hace 10 años y se daba la primera entrada en prisión por un tweet en el Estado Español.

Estos jóvenes son acusados de agredir a un grupo de neonazis el 12 de octubre de 2013, con agravante de discriminación por motivos ideológicos, afrontando una petición de 15 años de cárcel para cada uno por parte de la Fiscalía.

Aunque este agravante generalmente se promociona como una forma de proteger a un colectivo en riesgo ante los ataques, es frecuente su uso por parte del aparato judicial del Estado contra antifascistas o jóvenes luchadores, como en el caso de los 10 Antifascistas de Zaragoza.

Según la web de la Plataforma Totes som Antifeixistes, “los denunciantes son 8 neonazis conocidos por sus agresiones y su apología del nazismo (incluyendo intentos de homicidio)” a quienes “los Mossos los describieron públicamente como “un grupo de jóvenes que tomaban unas consumiciones en una terraza de un bar, después de asistir a un acto en la montaña de Montjuïc”, mientras que describían a los encausados como grupo criminal.”

Describen la versión de la Fiscalía como “sólo sostenida por las acusaciones de los Mossos basándose en ficheros policiales” y subrayan la poca entidad de los hechos según el escrito del fiscal, tal y como denuncian en un comunicado donde también resaltan la impunidad y permisividad de los actos de exaltación fascista y agresiones que se cometen los 12 de octubre.

Estos castigos ejemplarizantes tratan de ser un aviso del Estado para quien se atreva a luchar, así como los casos de los jóvenes de Altsasu, el tuitero @erreharria o el joven Alfon.

Es necesario expresar abiertamente nuestro apoyo y solidaridad a los compañeros antifascistas y exigir su libertad sin cargos, así como levantar un frente de solidaridad y combate, tanto contra el fascismo, como contra el Estado que los ampara mientras reprime a la juventud luchadora y antifascista cuando sale a luchar.

No hay que tener ninguna confianza en el Estado ni en sus medios represivos como la policía, que ya han demostrado suficientemente del lado de quien están. Frente a quienes confían en el Estado y su justicia de clase como un árbitro imparcial, respondemos que sólo la unidad de la clase obrera y la juventud combativa puede generar la fuerza para limpiar nuestros barrios del fascismo.

http://somantifeixistes.org/es/






Temas relacionados

Represión policial   /   Represión   /   Libertades Democráticas   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO