UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

¡Fuera policía de la universidad! Identifican estudiantes y abren puertas de colectivos

La noche del pasado 25 de julio un grupo de jóvenes fue identificado por la policía dentro de un despacho de la Casa del Estudiante, situada en el Edificio Cervantes que pertenece a la Universidad de Zaragoza.

Martes 1ro de agosto

Tras amenazarles con sanciones, requisaron botes de spray y les acusaron erróneamente de haber realizado pintadas en la universidad. Anteriormente, abrieron numerosos despachos que sirven de local para colectivos estudiantiles junto con personal de seguridad de la universidad.

Éstos hicieron posible la entrada de la policía a los locales de agrupaciones estudiantiles de izquierdas, práctica común en los últimos años del Franquismo, pero con continuidad en una universidad en la que la policía ha campado a sus anchas a la hora de reprimir huelgas en los últimos años.

La versión que el personal de seguridad da al Vicerrectorado de Estudiantes es que acompañaron a la policía a buscar a unas personas que vieron haciendo graffittis en el campus universitario y que se habrían escondido en el Edificio Cervantes, al que aseguran no haber entrado para hacer salir a estas personas. De ser así ¿Dónde encajan las piezas de las personas identificadas en su local, la apertura de la puerta exterior del edificio y los locales abiertos en su interior?

Exigimos una Casa del Estudiante entendida como un espacio autogestionado para los estudiantes y las organizaciones estudiantiles, sin presencia policial ni cámaras de vigilancia y detectores de movimiento, que registran desde hace años nuestros movimientos desde los pasillos.

Exigimos ninguna futura sanción para los estudiantes identificados, una posición pública contra estos hechos por parte del organismo universitario pertinente y la prohibición de la entrada de fuerzas policiales en cualquier parte de la universidad.






Temas relacionados

Zaragoza   /   Represión   /   Movimiento estudiantil

Comentarios

DEJAR COMENTARIO