Internacional

INJERENCISMO IMPERIALISTA

Guaidó volvió a Venezuela en medio de amenazas injerencistas de Estados Unidos

Juan Guaidó volvió este lunes a Venezuela tras una semana en el exterior. El domingo el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, había amenazado con una "fuerte respuesta" si Venezuela impedía su regreso y anunció que buscan una "coalición amplia para reemplazar a Maduro".

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Lunes 4 de marzo | 11:45

Juan Guaidó llegó este lunes al aeropuerto de Maiquetía en Venezuela tras una semana fuera del país. El regreso del autoproclamado presidente encargado de Venezuela tiene lugar un día después de que Estados Unidos lanzara renovadas amenazas sobre el país. El Gobierno anunció que iba a tomar medidas, aunque aún no se conocen si podrían incluir su detención por haber violado la orden de no abandonar el país.

La amenaza de Bolton

Tras unos días de silencio e incertidumbre, los funcionarios de Trump volvieron a la carga con sus amenazas contra Venezuela. Esta vez estuvo a cargo del asesor de Seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, que dio entrevistas durante el fin de semana para respaldar a Guaidó y dejar en claro que Estados Unidos sigue detrás de un plan de intervención, aunque de momento no sea directamente militar.

Tras el fracaso del show montado el 23 de febrero para intentar un ingreso forzado de "ayuda humanitaria", detrás de la cual se escondía un avasallamiento liso y llano de la soberanía venezolana, Guaidó y sus aliados tuvieron que rever sus iniciativas.

El autoproclamado presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, había salido del país de forma ilegal, ya que tenía una restricción judicial, pensando que el mismo 23F podría quebrar a un sector de las Fuerzas Armadas para que dieran un golpe a Maduro, o un última instancia generar una provocación en la frontera que permitiera legitimar a los ojos del mundo que era necesaria una intervención militar contra Maduro.

El resultado fue tan desastroso que por primera vez los países del Grupo de Lima contradijeron lo que era la linea oficial y descartaron una intervención militar (que era la anunciada por el vicepresidente estadounidense y Guaidó, antes de la reunión del Grupo).

Te puede interesar: Venezuela y la ofensiva recolonizadora en América Latina

Incluso el propio Elliott Abrams, un hombre de pasado muy oscuro que Trump puso como enviado especial para Venezuela, anunció un giro en la política que ya no tendría una intervención militar como sus objetivos prioritarios.

Este giro fue concretizado por Bolton el fin de semana en la previa del regreso de Guaidó este lunes a Venezuela.

Operativo retorno y Doctrina Monroe

Con posibilidades de que el regreso de Guaidó a Venezuela fuera caótico, se puso en funcionamiento un operativo para apretar y amenazar al Gobierno venezolano si no permitía su ingreso al país.

Guaidó llamó en redes sociales a realizar este lunes movilizaciones al mediodía a la espera de su retorno, mientras que Bolton anunció un ajuste en la política de la Casa Blanca.

Luego de hacer un nuevo llamado a los militares de la FANB, para que le den un golpe a Maduro, Guaidó mencionó un "plan a seguir" si no lo dejaran entrar al país.

El anuncio lo completó Bolton desde su cuenta de Twitter, por si aun quedaban dudas de quién está detrás de la movida: "El Presidente interino venezolano Juan Guaidó ha anunciado su regreso planeado a Venezuela. Cualquier amenaza o acto contra su regreso seguro se encontrará con una respuesta fuerte y significativa de los Estados Unidos y la comunidad internacional". Véase que en su dinámica injerencista Bolton ya no solo habla en nombre de Estados Unidos sino de toda la "comunidad internacional"..

Bolton también adelantó lo que sería la nueva política: "Me gustaría ver una coalición tan amplia como podamos reunir para reemplazar a Maduro, reemplazar a su régimen corrupto. Eso es lo que estamos intentando hacer".

Sin sonrojarse Bolton también afirmó que el presidente Trump "no tiene miedo a usar la expresión Doctrina Monroe", es decir una política que data de 1904, y que bajo el eslogan "América para los americanos", defiende la atribución de derechos unilaterales a Estados Unidos sobre América Latina, y bajo la cual se justificaron todo tipo de invasiones, ocupaciones militares, injerencia directa o apoyo a golpes en nuestro subcontinente. .

Antes de culminar la entrevista Bolton tuvo que enfrentarse a una última pregunta, quizá la más incómoda para su discurso: ¿No socava la credibilidad de Estados Unidos su apoyo a "dictadores brutales" alrededor del mundo para lanzar los argumentos democráticos y humanitarios contra Venezuela? Bolton apuntó tajante: "No, no lo creo", y siguió con otras argumentaciones.

Te puede interesar: [VIDEO] Detrás de las mentiras: las dictaduras y masacres que EE. UU. apoya en el mundo

Esta pregunta de un periodista de CNN que hubiera sido impensable una semana atrás, tiene que ver con que el plan original de Guaidó y Estados Unidos sufrió un duro revés con el fracaso de la acción del 23 de febrero. Muchos analistas señalan el error de Trump de haber apoyado unilateral e impulsivamente a Guaidó sin saber la ascendencia real que podría tener en la población y sobre todo en las Fuerzas Armadas.

Este giro anunciado por Bolton implica una nueva fase del plan injerencista, en el que tienen que dar cuenta de esa derrota separando por el momento una intervención militar directa, pero dejando intacta su intención de respaldar una salida golpista, sea violenta o negociada.

En las últimas semanas se realizaron acciones en distintos países y se hicieron publicas diferentes declaraciones para repudiar la injerencia estadounidense en Venezuela y el accionar de los gobiernos de derecha de la región. Es el caso del acto realizado en Argentina por el Frente de Izquierda y otras fuerzas en el que se denunció el intento golpista e intervencionista estadounidense, sin que eso implique apoyo político alguno al Gobierno de Maduro.

Te puede interesar: Frente a la Embajada de EE. UU., la izquierda argentina repudió la avanzada golpista en Venezuela

Ante esta nueva amenaza de EE.UU. es necesario redoblar los esfuerzos en toda la región para que los trabajadores, jóvenes, y el movimiento de mujeres tomen en sus manos estas demandas antiimperialistas que permitan enfrentar no solo la avanzada estadounidense en la región sino también para derrotar los ajustes y ataques de los propios gobierno de la derecha regional como el de Macri, Bolsonaro, Duque o Piñera.






Temas relacionados

John Bolton   /   Ofensiva imperialista en Venezuela   /   Juan Guaidó   /   Crisis Venezuela   /   Derecha Venezuela   /   Venezuela   /   Donald Trump   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO