Mundo Obrero Estado Español

ENTREVISTA RIGGERS

“Han recortado nuestros derechos, es natural que ahora surjamos todos los sectores precarios a luchar”

Entrevistamos a David Pontnou, portavoz del Sindicato de Riggers en el marco del espacio de coordinación de diferentes luchas de sectores precarios en Barcelona. Un espacio en el que también se encuentran otros sectores precarios como Las Kellys, Telepizza o los Riders.

Lunes 16 de septiembre | 17:58

Desde hace meses Las Kellys, las camareras de hotel organizadas, vienen concentrándose todos los viernes delante del Grand Hotel Central de Barcelona por la reincorporación de dos compañeras despedidas por sindicalizarse.

Sin embargo, desde hace un par de semanas Las Kellys junto a diferentes luchas de sectores de jóvenes precarios y otras organizaciones como Pan y Rosas decidieron que había que dar un paso más y empezar a dar forma a un espacio donde se pueda coordinar de forma unitaria las diferentes luchas de todos estos sectores que salen a defender sus derechos.

Y es que desde principios de este verano están empezando a surgir un gran número de luchas desde distintos sectores precarios en todo el Estado, hartos de ver como sus derechos son constantemente cercenados. Este verano muchos de estos sectores, la mayoría de jóvenes, que son junto a las mujeres los principales colectivos que vienen sufriendo con mayor impacto los latigazos de la precariedad, han empezado a organizarse y a decir ¡basta! Es el caso de los trabajadores y trabajadoras de Telepizza, de los Riders de Deliveroo, Glovo o UberEats, o los Riggers que se juegan la vida montando los escenarios para los festivales de música, entre muchos otros sectores.

Y en el marco de este incipiente espacio de coordinación entre luchas precarias, y que desde Esquerra Diari nos vemos con la necesidad de reflejar esta realidad social demoledora para muchos, nos paramos a charlar con David Pontnou, portavoz del Sindicato de Riggers, operarios que se encargan del montaje de escenarios para festivales de música y otros espectáculos.

Con David, hablamos de la situación actual después de que el juez Santiago Vidal sentenciara en contra de la huelga que tenían convocada durante el Festival de Música Sónar, todo un ataque a los derechos de los trabajadores. Pero también profundizamos sobre sus condiciones laborales y la precariedad que eso implica o lo necesario de un espacio en el que diferentes luchas puedan coordinarse.

¿Cuál es el motivo por el que el colectivo de Riggers vienen protestando desde inicios del verano?

Estamos aquí, sobre todo, porque a raíz de la segunda huelga que convocamos, la Fira de Barcelona decidió romper la prórroga que tenía con nuestra empresa. Nosotros tenemos la opinión de que esta acción unilateral, aparte de dejarnos sin trabajo, vulnera lo que es el derecho de leyes en el sector público. Es decir, ahora, las adjudicaciones de los trabajos en cualquier escenario, se realizan a dedo.

¿Y qué os llevó a convocar una huelga como medida de presión?

Todo se inició con la licitación del sector del Rigging por parte de la Fira de Barcelona. En esta nueva licitación no aparecía la subrogación de trabajadores no se respetaba nuestro convenio de empresa, es decir, todo por lo que habíamos luchado y que regulaba muchos aspectos conquistados, desaparecían. Nosotros tenemos que luchar por nuestros derechos.

Además, nuestros representantes han ido a todas las reuniones, y el problema que ha habido es que Fira de Barcelona no ha querido sentarse con nosotros. Todas las mesas de negociación que se han establecido han chocado contra una pared. Fira no ha querido nunca reunirse con nosotros.

El negocio de los festivales de música es uno de los sectores de mayor inseguridad laboral. ¿Cuáles son las condiciones laborales del Rigging?

Tenemos jornadas maratonianas, días seguidos trabajando, quizás a veces empalmando jornadas. Muchos compañeros se encuentran sufriendo las inclemencias del tiempo, trabajando totalmente expuestos al sol, sin cobertura, sin acceso al agua en todo momento. Existe una serie de factores que hace muy difícil el trabajo. Estamos hablando de jornadas increíblemente largas, puede ser que, desde el inicio del festival hasta el final, haya muchos compañeros que directamente están continuamente trabajando y descansando muy poco. Tienen mucha suerte si pueden descansar para comer algo.

Con el convenio anterior conseguimos trabajar 11 días y descansar tres, estando también dados de alta en la seguridad social esos días. Con la nueva licitación se han perdido también las vacaciones pagadas en nuestro sector, y hay un caso increíblemente grave de falsos autónomos. Todo ello, sin contar con los problemas de enfermedad laboral.

En cuanto a la sentencia que desestimó la huelga, el juez Vidal intentó hacerla pasar como una defensa a los puestos de trabajo. Sin embargo, esta decisión judicial puede ser considerada como un auténtico ataque a los derechos de los trabajadores.

Si, realmente el juez Vidal lo que hizo es denegar las causas cautelares por las que nosotros habíamos convocado la huelga. Y en ese sentido, el día 25 de este mes empieza el juicio sobre el esquirolaje. Es un hecho de que hubo un esquirolaje por parte de Fira de Barcelona. Nosotros directamente nos declaramos en huelga, y el Sónar se acabó haciendo; alguien tuvo que trabajar allí. Con lo cual, tenemos esperanza en tener un fallo favorable hacia nosotros.

En el mismo sentido, Ada Colau afirmaba que "se debe respetar el derecho a huelga, pero también se tiene que hacer todo lo posible para que el Sónar se pueda celebrar con normalidad". ¿Cómo valoráis el papel del consistorio en este conflicto, cuya alcaldesa es la propia presidenta de la Fira?

A Ada Colau le diría que el discurso de que el espectáculo tiene que continuar nunca ha de prevalecer por encima de los derechos de los trabajadores. En el momento en que alguno de nuestros equipos tenga algún tipo de problema, sea nosotros, la gente de barras,… estos compañeros siempre han de tener derecho a huelga y priorizar sus derechos laborales. La de Colau es una excusa que no es válida para nosotros y en otras ocasiones ya ha tenido políticas similares.

Junto a los Riggers, este verano están surgiendo numerosas luchas de sectores de jóvenes precarios. Es el caso de los Riders, Telepizza o también Las Kellys, ¿qué opinión tenéis al respecto?

A nosotros nos parece necesario que salgan nuevos sindicatos, sobre todo a reivindicar los derechos. Debemos tener en cuenta que durante todos estos años, hemos visto cómo se han ido eliminando nuestros derechos, y recortando las obligaciones que tenía la patronal respecto a nosotros. Para mí, es natural que ahora surjan todos estos sectores a luchar y reivindicando sus derechos. Ya no existen las excusas de que estamos en crisis o hay desaceleración de la economía. Es una realidad que tenemos que volver a luchar por nuestros derechos y, si hace falta salir a la calle, salir.

De hecho, tenemos convocada una serie de movilizaciones. Vamos a movilizarnos con Tecnicat y SMAC, que es el sindicato de músicos, o CTM, también de espectáculos, además de otros sectores precarios. Vamos juntos a reclamar nuestros derechos y exponer la situación que vivimos los trabajadores del espectáculo. Además, tenemos otra movilización planificada para el día del juicio sobre el esquirolaje, este 25 de septiembre, y lo mismo para cuando nuestros representantes se reúnan con el Parlament de Catalunya.

Por último, ¿qué opináis de la coordinación entre diferentes sectores como un primer paso para luchar de forma unitaria contra la precariedad?

Me parece genial, es un inicio. Nosotros que somos sindicatos y organizaciones más pequeños, es necesario que las luchas nos vayamos uniendo y apoyarnos los unos a los otros, me parece una magnífica idea.






Temas relacionados

Riggers   /   Riders   /   Las Kellys   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Telepizza   /   Precariedad laboral   /   Lucha de clases   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO