Géneros y Sexualidades

IGLESIA ESPAÑOLA

Impunidad para la homofobia, el machismo y el racismo del cardenal Cañizares

Se desestima la denuncia contra el cardenal Cañizares por sus declaraciones racistas, machistas y homófobas. Una vez más la Justicia falla en favor de los intereses de la institución eclesiástica.

Àngels Vilaseca

Barcelona / Pan y Rosas, empleada doméstica

Viernes 24 de junio de 2016 | 19:36

Para el Juzgado número 18 de Valencia cargar contra los homosexuales y hablar de un “Imperio gay” que “es peligroso y destruye la familia”, o decir que “la ideología de género”- forma despectiva en como habitualmente se refieren al feminismo y los movimientos LGTBI en general- es “una de las ideologías más insidiosas en la historia de la humanidad y de la cultura” no incita ni al odio ni a la violencia. De forma que desestima las denuncias contra el arzobispo de Valencia.

Esas eran las palabras que el prelado pronunció en una homilía el pasado 17 de mayo, a las que se le suman las declaraciones ultra xenófobas contra inmigrantes y refugiados que realizó meses atrás. Por las mismas La Red Española de Inmigración y el colectivo Lambda de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales interpusieron dos denuncias paralelas por delito de odio contra las personas LGTBI, las mujeres y las personas inmigrantes.

Después de ello el cardenal no se quedó corto. Mientras supuestamente pedía disculpas por lo que había dicho, seguía asegurando que había una campaña contra él y que para nada él es homófobo. No podía ser más cínico y como es obvio no tenía ninguna intención de rectificar. Es más, hace apenas una semana el mismo declaraba que “la ideología de género trae la guerra y mata al hombre”, mientras se quejaba por un cartel de la organización Endavant en motivo del Día del Orgullo LGTBI en el que se mostraba la Virgen de los Desamparados y la Virgen de Montserrat besándose.

Sin embargo, para el juzgado de Valencia, que se basó en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, del Constitucional y del Tribunal de Derechos Humanos, las palabras del cardenal “se amparan por la libertad ideológica y de expresión”. Por ahora la causa quedó sobreseída provisionalmente mientras las distintas organizaciones lo están recurriendo.

El pasado miércoles se impulsó una campaña bien reaccionaria en apoyo al cardenal por parte del Centro Jurídico Tomas Moro. Su lema "Je suis Cañizares-Libertad para la verdad”, porque después de todo, según ellos la víctima es el “pobre” obispo que sigue completamente impune.

Si el prelado escogió una fecha bien “oportuna” para pronunciar su discurso tan misógino y homófobo - justo en la víspera del Día Internacional contra la homofobia – aún más “oportuna” o paradójica es la fecha para la cual la Justicia dictamine en favor del mismo: pocos días antes del Día del Orgullo LGTBI y poco tiempo después de la terrible masacre LGTBIfóbica de Orlando, Estados Unidos.

Recientemente el Observatorio Español contra la LGTBfobia manifestaba que uno de cada seis obispos españoles fomenta directamente el odio contra los homosexuales. Entre las mejores perlas encontramos a conocidos obispos como el mismo de Valencia, el de Córdoba, el de Getafe o el de Alcaĺá de Henares, entre otros. Este último aseguró que los gais encuentran el “infierno”. También se le denunció, pero de igual manera el caso se archivó. Todos ellos hicieron declaraciones que quedaron impunes, ni siquiera les afectó en su cargo eclesiástico.

Pura LGTBIfobia, xenofobia, machismo, incluso apología a la violencia de género. Fomentan directamente el odio, la discriminación y la violencia contra determinados colectivos, sin embargo, esto es “libertad de expresión”. Mientras se reprime a quienes protestan contra los intereses del Régimen o “profanan” los intereses de la Santísima Iglesia Católica.

En fin, nada nuevo teniendo en cuenta que ésta es una de las instituciones que más beneficios económicos recibe por parte del Estado.






Temas relacionados

Iglesia Estado Español   /   Homofobia   /   Machismo   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO