Sociedad

IGLESIA Y PEDOFILIA

Instituto Provolo: víctimas italianas enviarán documentos a la Justicia argentina

El cura Nicola Corradi cada vez más complicado. La Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclasiástico propone que fiscales italianos y argentinos trabajen juntos. En pocos días difundirán documentos.

Daniel Satur

@saturnetroc

Miércoles 11 de enero | Edición del día

Foto web de Red El Abuso

Como se viene informando en este diario, cada día salen a la luz nuevas pruebas y acusaciones respecto a abusos sexuales cometidos por sacerdotes del instituto para niñas y niños sordos Antonio Provolo, tanto en sus sedes de Luján de Cuyo (Mendoza) como de La Plata, lugares donde los hoy detenidos Nicola Corradi y Horacio Corbacho cometieron esos delitos durante décadas.

A veces las novedades surgen en Argentina y otras, como esta vez, llegan desde Italia. El último fin de semana Francesco Zanardi, presidente de la Red El Abuso (filial italiana de la red mundial de sobrevivientes) informó a sus pares de Argentina que ya fue radicada en la fiscalía de Verona una denuncia contra los miembros de la cumbre del Instituto Provolo por los hechos ocurridos en Argentina, con respeto al cura Nicola Corradi.

La referente de la Red en Argentina, Julieta Añazco, manifestó que Zanardi le confirmó que esa misma denuncia será enviada “a la Autoridad Judicial Argentina en los próximos días”, con el objetivo de que quienes llevan adelante la investigación sobre los hechos ocurridos en Mendoza y La Plata “estén al tanto de lo que se está haciendo en Italia”.

Esa denuncia estará acompañada de una serie de documentos que ayudaran a esclarecer muchos puntos oscuros sobre el pasado de Nicola Corradi en su país natal. “Estamos hablando de importantes documentos de los que la Fiscalía tiene que estar informada”, sentenció Añazco y agregó que “la próxima semana la Red El Abuso publicará un comunicado de prensa en lengua española que tendrá en adjunto algunos de estos documentos”.

Leé también Daniel Sgardelis: “Además de los abusos, en el Provolo nos pegaban y nos hacían trabajar”

De esta manera, y pese a que la justicia mendocina benefició recientemente a Corradi con la prisión domiciliaria, la situación judicial del octogenario pedófilo (y de su colega Corbacho) tiende a complicarse sin límites. Son más de veinte los casos denunciados en la sede de Luján de Cuyo. Y en La Plata, luego de la valiente declaración del salteño Daniel Sgardelis, también pueden llegar a ser varios los casos.

Además de Corradi y Corbacho, en Mendoza están detenidos el monaguillo Jorge Bordón, el exestudiante hipoacúsico y empleado del instituto José Luis Ojeda y el jardinero Armando Gómez. Y en La Plata, si bien aún no hay detenidos, todo hace presumir que si el fiscal Fernando Cartasegna lleva la investigación hasta sus últimas consecuencias, habrá otra tanda de curas, monjas y laicos presos.

Vale recordar que el Provolo nació en Verona a mediados del Siglo XIX y varias décadas después se instaló en La Plata, en el barrio de Flores de la Ciudad de Buenos Aires y posteriormente en Mendoza. Por eso el curso de lo realizado en Italia cobra una relevancia sustancial para la causa tramitada en Argentina.

La denuncia contra la “cumbre” del Provolo italiano por los hechos descubiertos en Mendoza y La Plata indica que hay más de un hilo conductor en la institución. Hilos de complicidad, encubrimiento y silencio que cruzan varias veces el Océano Atlántico.

Leé también Francisco sabía que en el Provolo se refugian violadores y nunca hizo nada






Temas relacionados

Nicola Corradi   /    Instituto Antonio Provolo   /    Luján de Cuyo   /    Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico   /    Julieta Añazco   /    Abusos sexuales   /    Pedofilia   /    La Plata   /    Iglesia Católica   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO