Política Estado Español

(IN)JUSTICIA

Juicio contra 13 activistas de la PAH Sabadell

Este lunes 18 de enero se celebró el macro-juicio a 13 activistas de la PAH de Sabadell por la ocupación de una oficina del BBVA durante 17 días. La denuncia se mantuvo a pesar de las diferentes reuniones entre la plataforma y la entidad bancaria.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Martes 19 de enero de 2016

Foto: PAH

En el juicio, 13 activistas de la PAHC -Plataforma Afectados por la Hipoteca y la Crisis- eran llamados a declarar por una ocupación que se produjo en el interior de una oficina de la entidad bancaria BBVA durante 17 días.

En 2014 la PAH de Sabadell empezó un dura lucha para denunciar uno de los mayores dramas que se viene sufriendo desde el inicio de la crisis económica en el Estado español como son los desahucios.

Cientos de familias pierden la casa y su dignidad a diario. Pero el drama no se queda aquí, ya que con el desahucio efectuado, la hipoteca debe seguir pagándose. En muchos casos, la mayoría, los avaladores que acaban pagando los costes son los propios padres o familiares directos de los perjudicados. Con lo cual el drama se vuelve un bucle sin fin para familias enteras entregadas a la miseria.

Por todo ello, en Sabadell lo tenían muy claro. Ocupar una nueva sede bancaria como tantas otras veces a lo largo y ancho de todo el Estado español desde el inicio de la crisis.

Sin embargo, esta vez iba a ser diferente, la PAH de Sabadell no dejaría la ocupación del BBVA hasta conseguir sentarse con la dirección de la entidad bancaria. Para ello, contaron con el apoyo de todas las PAH del estado, diferentes colectivos sociales y organizaciones políticas, además de realizar acciones en muchísimas otras entidades y convocar una multitudinaria manifestación.

Solo así se pudo poner en apuros a una de las entidades financieras más poderosas, no solo del Estado español, sino también en Latinoamérica, y pactar la retirada de los avales.

Pero la lucha de la PAHC de Sabadell no finalizó con esa ocupación. Como no puede ser de otra forma al enfrentarte a un gigante de las finanzas, BBVA denunció a 13 de los activistas que habían luchado durante la ocupación. De forma cínica la entidad bancaria denunció a los activistas por un delito de extorsión a los trabajadores de la oficina. No obstante, la denuncia quedó como una acusación de faltas, por lo que los 13 activistas son acusados por delitos de ocupación.

Es así que el pasado lunes, el juzgado de Sabadell amanecía con docenas de personas manifestándose y dando apoyo a los activistas de la PAHC. A la espera de la sentencia, se ha sabido que el juez demanda una sanción económica de 1560 euros por los hechos de ocupación.

La PAHC de Sabadell por su parte, denuncia que pese a las reuniones que se están manteniendo entre el Ayuntamiento de Sabadell, la propia plataforma y la entidad bancaria, el BBVA haya seguido adelante con las denuncias. En declaraciones de Júlia València, una de las portavoces de la PAH, ha denunciado que “aun hay persecución por parte de las entidades financieras contra los activistas. Esto lo demuestra el hecho de que el BBVA no haya retirado las denuncias contra nuestros compañeros a pesar de haber iniciado reuniones con el Ayuntamiento para avanzar en la cesión de los pisos vacios que tienen en stock”.

Sin embargo, esperar a que los Ayuntamientos realicen mesas de negociaciones junto a estas entidades bancarias, mientras en la práctica BBVA, Santander o La Caixa siguen arruinado la vida a miles de familias a través del drama de los desahucios, es insuficiente. Sin ir más lejos, hace unos meses la propia PAH de Barcelona le mandó un toque de atención a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, por las políticas llevadas a cabo por el Ayuntamiento de ‘Barcelona en Comú’.

Para enfrentar a las entidades bancarias y los intereses capitalistas, los mismos que hacen que sean los trabajadores y los sectores más empobrecidos de la sociedad los que paguen los costes de la crisis, y poner fin al drama de los desahucios, es necesario volver al camino de las grandes movilizaciones como hizo la PAHC en 2014.

Solo a través de la movilización popular se pudo conseguir que las familias avaladoras fueran desvinculadas de los préstamos hipotecarios de sus familiares, creando un precedente para muchas otras familias.

Es necesario fortalecer un movimiento que a través de la movilización contra los desahucios pueda levantar una lucha política contra los planes de los grandes partidos de llevar adelante una pírrica regeneración de esta democracia para ricos e imponga un verdadero proceso constituyente en la cual podamos resolver el conjunto de las demandas democráticas más acuciantes.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Desahucios   /   Represión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO