Sociedad

BARCELONA

La Guardia Urbana mata a una perra a tiros en el centro de Barcelona

No quedan claras las explicaciones que fundamenten lo extremo del procedimiento policial que ha acabado con la vida de una perra y la detención de su dueño, una persona sin techo, tras ser reducido por 5 agentes de la Guardia Urbana.

Miércoles 19 de diciembre de 2018 | 19:59

Los hechos han ocurrido entre la Plaza España y la Gran Vía de Barcelona. Una zona densamente transitada. La policía se presentó a pedido de los encargados del Hotel Ayre Barcelona, a quienes molestaba la presencia de una persona sin techo en las inmediaciones de sus instalaciones.

El chico, un conocido del barrio según varios vecinos, se dedicaba a vender unas pulseras que él mismo hacía para subsistir. La policía quiso identificar y detener al propietario del animal, por lo que éste se puso a ladrar según la versión de vecinos y viandantes, antes de ser impactado de bala por un policía con su arma reglamentaria.

Este relato está en contraposición a la versión oficial ofrecida por los agentes, quienes señalan que quien disparó su arma contra el animal fue mordido por este “y en defensa de su integridad física” no tenía otra opción.

El episodio se saldó con el animal abatido de un tiro y el dueño detenido por resistencia a la autoridad, en un operativo totalmente desproporcionado que contó con más de 5 coches patrulla y una docena de agentes.

Es de señalar además, los peligros que suponen disparar un arma de fuego en la vía pública en un sitio céntrico de una de las ciudades más turísticas de Europa.

El miércoles a las 18hs se realizó una concentración en el Ayuntamiento de Barcelona en la que participaron centenares de personas.

Cientos de personas dejaron constancia de su desacuerdo con el accionar del hotel y el policial en las reseñas en internet del propio hotel, copiando este mensaje: “Este Hotel...que ante la necesidad de un chico joven de buscarse la vida vendiendo pulseras junto a su perrito cerca de sus lujosas puertas. Han llamado a la policía para echarlos, ante el desconcierto del muchacho le han pegado y el perro al protegerlo le han pegado un tiro en plena Gran Vía.”

Desde el Partido Contra el Maltrato Animal (PCMA) y la CUP piden a la alcaldesa Ada Colau una investigación urgente y que depure responsabilidades sobre lo ocurrido, suspendiendo de empleo y sueldo a los agentes implicados.






Temas relacionados

Delincuencia policial   /   Barcelona en Comú   /   Brutalidad policial   /   Maldita Policía   /   Barcelona   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO