Internacional

CRISIS POLÍTICA

La derecha boliviana radicaliza sus acciones y pide la renuncia de Evo Morales

El masivo Cabildo de Santa Cruz a la cabeza de su presidente Cívico, Luis Fernando Camacho, anunció que como Evo Morales no cumplió el plazo de 48 horas para renunciar a la presidencia, radicalizarán sus medidas con paralización de instituciones públicas y fronteras. Manifestó tener el apoyo de importantes sectores de las Fuerzas Armadas y la Policía. Mañana llega a La Paz con una carta de renuncia irrevocable para que Evo Morales la firme.

Juana Runa

Militante de la LOR-CI y de Pan y Rosas

Martes 5 de noviembre

El Cabildo de este lunes 4 de noviembre, nombrado como “Cabildo de la unidad”, contó con la participación de los presidentes de los comités cívicos de los departamentos de Potosí, Beni, Tarija y Pando. El Cabildo se inició con un “padre nuestro” precedido por un sacerdote y luego entonando los himnos nacional y departamental. En ese espíritu político y religioso de manera reiterada Camacho anuncia que “Dios volverá al Palacio”.

Leé también El "macho Camacho" un prominente miembro de la élite empresarial y ferviente religioso

Camacho dio lectura en el Cabildo a una carta de renuncia, en sus palabras, “escrita por el pueblo” para que Evo Morales la firme. Esta carta será entregada este 5 de noviembre en La Paz por los representantes de los comités cívicos y convocaron a que “la ciudadanía acompañe en una gran movilización para llevar la carta al Palacio de Gobierno y no movernos hasta que la firme”.

Entre las medidas con las que se radicalizará la exigencia de renuncia de Evo Morales, el Cabildo determinó a partir de las cero horas de este martes, paralización de instituciones públicas para su “resguardo” señalando que “si nosotros paramos que ellos también paren”. Así mismo determinaron la paralización de fronteras. Quedan exentos de estas medidas, los aeropuertos, los hospitales, alimentos y los servicios de emergencia.

En las intervenciones tanto de Camacho como del presidente del Comité Cívico de Potosí, Marco Antonio Pumari, resaltó el programa federalista que impulsan. Gritaron a viva voz, ¡viva Santa Cruz federal!, ¡viva Potosí federal!

De la defensa del voto a la propuesta de una Bolivia federal

La interrupción del escrutinio, el 20 de octubre, a través del sistema de Trasmisión de Resultados Preliminares (TREP) llevó a que hoy, según una encuesta recientemente publicada por el diario Página Siete, el 68% de la población considera que hubo fraude. Lo que empezó como un movimiento con legitimidad democrática en “defensa del voto” con vigilias en los primeros momentos pos elecciones rápidamente se fue transformando. Las consignas de defensa del voto y por una segunda vuelta se fueron transformaron en “defensa de la democracia” y por la “nulidad del proceso electoral” para luego plantear la renuncia de Evo Morales, gobierno de transición y hasta reivindicación de una Bolivia federal.

Así mismo, al calor de los bloqueos sostenidos por una juventud de clase media y alta las protestas fueron adquiriendo cada vez más rasgos reaccionarios al aflorar las manifestaciones racistas y homofóbicas, así como la reivindicación expresa de la “República de Bolivia” contra el llamado “Estado Plurinacional de Bolivia”. Aunque de carácter simbólico y formal, esta disputa por el nombre tiene su importancia al buscar homogeneizar y negar el carácter pluri étnico y diverso del país y por lo tanto volver a invisibilizar a los pueblos indígenas. La discusión y denuncias sobre las gruesas irregularidades del proceso electoral o lo que se ha calificado como un fraude descomunal, a estas alturas del conflicto, tiene un carácter anecdótico en tanto es incapaz de explicar la naturaleza económica y social de los campos en disputa. La discusión de si hubo o no fraude se transformó de una denuncia legítima en un taparrabos democrático al servicio de un proyecto absolutamente reaccionario que encarna Camacho. Solo ilusos o cómplices no ven esto e insisten con la discusión del fraude.

Horas antes del Cabildo en Santa Cruz, se denunciaron por las redes sociales movimientos inusuales de militares y policías en el Aeropuerto del Trompillo de esta ciudad, así como en la plaza Murillo, centro político, de la ciudad de La Paz. El pico de violencia en el país durante esta jornada, se dio en la localidad de Riberalta del Departamento de Beni, donde se produjeron enfrentamientos entre cívicos pobladores de esta localidad y campesinos y miembros de pueblos indígenas de las localidades circundantes. Los enfrentamientos se prolongaron por varias horas quedando destruidos varios motorizados.

Te puede interesar ¿Cómo enfrentar a la derecha en Bolivia y la escalada antipopular del MAS?

Mañana también fue anunciada una movilización convocada por la corrompida burocracia de la Central Obrera Boliviana (COB) en apoyo al gobierno de Evo Morales. La nueva convocatoria de los cívicos para entregar la carta de renuncia a Evo y no moverse hasta que firme pareciera ser una invitación al enfrentamiento.






Temas relacionados

Elecciones 2019 Bolivia   /   MAS Boliviano   /   Evo Morales   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO