Cultura

ANIVERSARIO DE SU CREACIÓN

La historia detrás del Ku Klux Klan

Se cumplen 155 años de la fundación de esta organización racista conocida como KKK. Conocé su relación con empresarios, policias y políticos a lo largo de la historia.

Jueves 24 de diciembre de 2020 | Edición del día

YouTube

Su origen se remonta a fines de 1865 cuando al final de la guerra de Secesión norteamericana que enfrentó a los estados del sur, a favor de la continuidad de la esclavitud, y a los estados del norte: a favor de su fin. Al ganar los últimos se terminó aboliendo la esclavitud en todo el país, reemplazandolo por otras formas de trabajo como el asalariado, y los esclavos libertos consiguieron derechos políticos nuevos como por ejemplo votar.

La primera versión del Klan surgió como reacción a esto porque consideraban inferiores a la población afrodescendiente. Fue creado el día 24 de diciembre por seis veteranos del sur, dueños de plantaciones de esclavos. El primer líder fue llamado “gran Mago” bajo el mando del terrateniente Nathan B. Forrest de Memphis, Tennessee. El nombre es una mezcla entre las palabras griega Kyklus -que significa círculo- y la palabra clan.

Empezó siendo un club social y se convirtió en un grupo de choque con violentos ataques contra estos ex esclavos y también contra los blancos que los defendían. El objetivo era meter miedo, evitar que se vayan a trabajar al norte como asalariados y que se queden trabajando en sus tierras por sueldos de miseria, y también para que no vayan a votar. Muy rápido la bandita disfrazada recibió el apoyo de los ricos de la zona.

El historiador James McPherson dice que en estos años, el Ku Klux Klan estaba ligado a dirigentes políticos sureños del Partido Demócrata y actuó como su brazo armado,un dato muchas veces “olvidado” por los propios demócratas.

Años más tarde el grupo desapareció el Klan pero el racismo continuó, se legalizó en los estados del Sur y se armó todo un sistema de segregación conoció como Leyes Jim Crow que impedía a los estadounidenses negros ir a la misma escuela, usar el mismo transporte, comer en los mismos restaurantes, ir a las mismas fiestas que los blancos. Además legitimaban que tengan salarios más bajos y menos derechos políticos. Lo que claro despertó algunas revueltas.

Años más tarde, a partir de 1915, el Ku Klux Klan tuvo un resurgimiento más masivo y violento después del estreno de la película El nacimiento de una nación, racista por donde se la mire.

Por estos años y a lo largo de la década del 20 crecieron en número y se extendieron sobre todo en los estados de Indiana, California y Nueva York. En este momento se produjeron la mayor cantidad de linchamientos y asesinatos en la horca de toda la historia estadounidense. Era común verlos desfilar uniformados, con cruces y se hicieron muchísimos monumentos a esclavistas en los estados del sur. Por las noches, con las caras cubiertas, atacaban.

Uno de los grandes aportantes a las actividades del klan fue el Henry Ford, dueño del imperio automotriz. Esto fue porque ya no sólo atacaban a la comunidad negra -y a sus defensores- sino sumaron como enemigos a: dirigentes sindicales, homosexuales, católicos, judíos y mujeres inmorales, pero sobre todo a militantes socialistas y comunistas -muchs inmigrantes- que empezaban a tener influencia en centros industriales, organizaban a trabajadores blancos y negros y cuestionaban el sistema. Eran los “extranjeros” que querían terminar con la supremacía blanca.

Con publicidad racista, de derecha, buscaron dividir a los trabajadores blancos de los negros, es decir, dividir a una misma clase social para debilitarla. Justo en el medio de un momento donde la izquierda estaba empezando a cobrar peso.

En el sur los comunistas presentaron batalla y armaron grupos de autodefensa para enfrentarlos.

Ya en la década del 30, en plena Gran Depresión -con altisímos niveles de desocupación- el Ku Klux Klan se redujo muchísimo y nuevamente reapareció con fuerza a partir de 1950. Otra vez como reacción, esta vez oponiéndose a la lucha por los derechos civiles.

Pero no es que era un solo grupo sino que se dividieron en múltiples grupitos diseminados por todo el país. Tenían muy buenas relaciones con las policías locales, incluso muchos eran integrantes del Klan, y no aceptaban la integración escolar de blancos y negros. Asesinatos a dirigentes, bombas en iglesias y lugares de reunión fueron coordinados entre el klan y las fuerzas represivas/o policiales que liberaban la zona.

En 1979 asesinaron junto a grupos neonazis en Carolina del Norte a 5 militantes del Partido Comunista de Trabajadores, que organizaba a la mayoría de los trabajadores negros de la zona, en una manifestación. Los jueces -todos blancos- liberaron a los asesinos.

En la actualidad hay cerca de 150 grupúsculos que recobraron cierta fuerza, envalentonados por Trump y que sumaron como enemigos a los hispanos, que son de los sectores más hiperexplotados y discriminados de Estados Unidos.

También vimos que tuvieron épocas de mayor o menor influencia social pero no es que desaparecían sino que muchos de sus miembros se integraron a los dos grandes partidos, el Republicano y el Demócrata. Gobernadores, legisladores, jueces e Incluso dos presidentes, el republicano Harding y el demócrata Truman, fueron miembros del Ku Klux Klan.

Por eso ninguno de los dos partidos son una salida real a la opresión y a la desigualdad social que se vive en el país del norte porque justamente convivieron con esta situación en todos sus gobiernos.

El racismo está arraigado en las instituciones estatales de Estados Unidos y sigue siendo una herramienta de dominación del capitalismo sobre los sectores más explotados.






Temas relacionados

Canal de Historia   /    América del Norte   /    Esclavitud   /    Ku Klux Klan   /    Racismo   /    Estados Unidos   /    Historia   /    Cultura   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO