Internacional

BOLSONARO HOMOFOBIA

La homofobia explícita de Bolsonaro frente a Ellen Page

Ellen Page, conductora del programa documental estadounidense Gaycation, dedicado a las temáticas LGBT, entrevistó a Jair Bolsonaro, el ultraderechista candidato presidencial brasileño, que destiló su odio contra la diversidad sexual.

Isabel Infanta

@isabel_infanta

Sábado 13 de octubre de 2018

Ellen Page, conductora del programa documental estadounidense Gaycation, dedicado a las temáticas LGBT, entrevistó a Jair Bolsonaro, el ultraderechista candidato presidencial brasileño que además de racismo y misoginia, destila su odio contra la diversidad sexual.

La entrevista, que forma parte del programa publicado en junio dedicado a Brasil, fue publicada este miércoles en el canal de youtube de National Geographic.

"Será interesante tener una discusión honesta para entender por qué le cuesta tanto aceptar a la gente LGBT", reflexionó la actriz canadiense antes de comenzar la entrevista. Y no se equivocó. Jair Bolsonaro transparentó su pensamiento retrógrado en una entrevista corta pero que no tiene desperdicio.

"Me tildan como un gran homofóbico en Brasil, pero se equivocan" se ataja en tono de campaña el candidato que enfrentará a Fernando Haddad, el candidato del PT, en el balotaje presidencial el próximo 28 de octubre. Y se explica: "Mi lucha siempre fue y será contra la distribución de material escolar LGBTQ a niños a partir de los 6 años de edad, es todo".

Bolsonaro adelanta con esta frase su retrógrada posición contra la incorporación en las escuelas de contenidos antihomofóbicos a través de manuales. Comentarios posteriores muestran que su oposición a la educación sexual integral en las escuelas se basa en un profundo desprecio a los homosexuales.

Page le da la oportunidad de explicarse. "Leí una cita suya que decía que las personas deben sacar a golpes al gay que hay en sus hijos. Yo soy gay y le pregunto, ¿cree que debieron golpearme cuando era niña para que no fuera gay?"

Frente a la incómoda situación en la que quedaría de ser coherente con sus declaraciones previas, Bolsonaro optó por salir por la tangente... y derrapó: "No voy a mirarla y pensar, "creo que es gay", eso no me importa. Usted es linda. Si fuera un cadete de la academia militar y la viera en la calle, la silbaría, ¿si? Ud. es hermosa". Y le lanzó una sonrisa de galán, buscando su simpatía. Page lo dejó pagando.

Bolsonaro arriesgó entonces una explicación... y se le soltó la cadena: "Creo que es un asunto de comportamiento. Cuando era joven, en términos de porcentajes, habían pocos gays. Con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas, y con las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales. También suelo decir que si su hijo está con gente de cierto comportamiento se comportará igual y creerá que es normal".

Bolsonaro no solo no desmintió su política de "encauzar" a los niños a los golpes y consideró que la homosexualidad una anormalidad causada por la libertad, las drogas, el trabajo femenino y las amistades.

Con un carácter de acero, la entrevistadora le retrucó: "Bueno, ese es el problema, que usted lo ve como algo anormal, dice que deberían golpear a los hijos gays, y que prefiere a un hijo muerto que uno gay..."

La (no) explicación de Bolsonaro sorprende por retorcida: "Cuando un hijo es muy violento, si usted lo corrige, dejará de ser violento. ¿Por qué no lo opuesto? Si los alienta siendo niños diciendo que esto y aquello es normal, sea cual sea esa normalidad, el niño hará eso".

Page intentó hacerle ver las consecuencias de la idea de "normalidad" de la homofobia: "Que usted lo vea como anormal genera todos estos prejuicios y todo este odio. Infunde vergüenza en la gente. Si se burlan de ellos, eso se traduce en depresión y suicidio".

Sin embargo, Bolsonaro no mostró preocupación por la salud y la vida de la comunidad sexodiversa. "Creo que están escapando de la normalidad. Debemos tener un norte aquí" insistió y finiquitó con un arsenal teórico que pareciera acuñado en el medioevo: "Con todo respeto, usted adoptó una teoría absurda. Incluso teniendo usted una pareja, no podrán procrear. Dependería de la donación de alguno de nosotros. De los hombres heterosexuales".

A pesar de los increíbles argumentos de su entrevistado, Ellen Page pudo establecer su punto con simpleza, y remató con un chiste que lo habría dejado desconcertado: "Quiero que los gays que sufren se ocultan y se suicidan, se sientan bien y se amen. No quiero que sea gay gente que no es gay. Excepto Kate Winslet".






Temas relacionados

Elecciones Brasil 2018   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO