Mundo Obrero Estado Español

#HUELGAAMAZON

La huelga de Amazon continúa, el Gobierno del PSOE manda a la policía a reprimirla

La plantilla de Amazon San Fernando sigue firme en su segundo día de huelga. Los sindicatos consideran la jornada “un éxito”, a pesar de la división impuesta por la patronal y la represión policial.

Diego Lotito

Madrid | @diegolotito

Miércoles 18 de julio

La plantilla de Amazon, llamada a la huelga durante los días 16, 17 y 18 de julio, mantiene su curso de lucha en el almacén de la multinacional en San Fernando de Henares. Si en el primer día de huelga el seguimiento fue mayoritario entre la plantilla fija, de entre el 70 y el 80 %, la misma situación se ha repetido este martes.

La huelga “ha sido un éxito”, asegura Douglas Harper, delegado de CCOO en el comité de empresa. “El comité de huelga hemos entrado en el turno de la mañana y hemos contabilizado a 80 trabajadoras y trabajadores que han entrado a trabajar. De ellos el altísimo porcentaje es de eventuales, que entendemos que es sobre todo por las amenazas que han recibido de que si no entraban a trabajar iban a finalizar el contrato”.

Para Luis Miguel Ruiz, delegado de CGT en el comité de empresa, la jornada de huelga también “ha sido exitosa", a pesar de “las contrataciones que ha habido de ETT para cubrir estos días de huelga, que se denunciaran obviamente”. Para el delegado de CGT, sindicato mayoritario en el centro logístico de la multinacional de comercio electrónico, el seguimiento también “se sitúa alrededor del 80% de la plantilla”, aunque “por la tarde ha habido un poco menos, un 70%, porque es un turno en el que hay mucho personal de ETT”.

También ha habido un “escaso número de entrada de camiones”, sostiene un comunicado de CCOO, los cuales “salen, en su mayoría, vacíos al no haber personal” en el almacén.

La movilización de huelguistas “ahora es muchísimo más masiva”, asegura Harper, “debido sobre todo a las cargas policiales que han realizado los antidisturbios esta mañana sin ningún motivo” porque “esto es una huelga pacífica y sobre todo es un éxito de huelga”.

Las cargas policiales, que se saldaron con dos detenidos en la tarde el martes, no lograron empañar el éxito de la huelga. “Hemos recibido muchísima solidaridad”, nos cuenta Luis Miguel. “Las cargas policiales han sido a las tres de la tarde, y ha llegado de Alemania, Estados Unidos, nos han mandado solidaridad muchísimos grupos de aquí del Estado español”, asegura. “Estamos encantados, estamos abrumados por tanta solidaridad que estamos recibiendo”.

Lo que sí ha empañado la huelga es el ‘Prime Day’ de la empresa de Jeff Bezos, a pesar de su récord de ventas mundial. Y justo el día en el que el índice Bloomberg Billionaires reafirmó que Bezos es “el hombre más rico de la historia moderna”.

Desde este lunes los más de 150.000 millones de dólares que acumula Bezos lo convierten en el hombre más rico de la historia moderna, superando en 55.000 millones a Bill Gates, fundador de Microsoft, que se sitúa en el segundo lugar del ranking con unos 95.000 millones. Un título conquistado a base de hiperxplotación y jornadas laborales interminables a cambio de bajos salarios y precariedad.

Contra esta realidad se rebelan hoy cada vez más trabajadores y trabajadoras de Amazon en todo el mundo.

Las hostias del "progresismo" contra la clase obrera

Desde el inicio de la huelga de 72 horas de la plantilla de Amazon San Fernando, los agentes de la Policía Nacional apostados en Amazon han actuado como verdaderos gendarmes de la empresa contra los trabajadores y su derecho a huelga.

En la tarde del martes, segundo día de huelga, integrantes del comité de empresa ya denunciaban la represión policial. “Estamos sufriendo represión policial, nos están impidiendo informar, hemos sido denunciados... Una vez más volvemos a ver como el poderoso se hace con las leyes y las fuerzas del Estado”, decía Jose, militante de CGT y miembro del Comité de Empresa.

Poco después, durante el cambio de turno de las 14 horas, la situación de hostigamiento policial escaló. A los policías nacionales se sumaron los antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP), que cargaron contra los huelguistas y personas solidarias que estaban presentes. La “operación anti-huelga” se saldó con dos personas detenidas, entre ellas un trabajador de Amazon que ha resultado herido, que fueron retenidas en la Comisaría de Coslada.

“Mi compañero está ahora en un hospital, yo a la espera de que me vea el médico y a mi compañero, encima, se lo llevan detenido”, denunciaba una trabajadora de Amazon en un diálogo con Izquierda Diario. “Están atacando a mujeres y personas que estamos desarmadas, que sólo tenemos nuestras manos para trabajar”.

La violencia con la que actuó la policía no deja lugar a dudas. “Le han tirado al suelo entre cuatro policías y cuando hemos ido a hablar con ellos, han empezado a cargar indiscriminadamente”, denunciaba otro joven trabajador de Amazon. “Han pegado palos como si no hubiera mañana, con lesiones a compañeros, con detenidos, cuando estamos haciendo una huelga pacífica”

Una aclaración importante: no hubo “enfrentamientos entre trabajadores en huelga y policías”, como ha informado un diario “progre” y como argumenta la propia Policía.

Como explica Douglas Harper al diario Público, las cargas han comenzado cuando “una joven, menor de edad, que estaba concentrada con los trabajadores, se ha bajado de la acera” y luego “ha sido empujada bruscamente por un agente”, ante lo cual, prosigue Harper, "varios compañeros se han puesto delante de la chica y le han recriminado su actitud". Inmediatamente vinieron las cargas y las detenciones.

En otras palabras, lo que sucedió fue un ataque de las fuerzas represivas a los huelguistas y su derecho a informar a la plantilla, después de horas de hostigamiento. Como aseguró Marc Blanes, delegado de CGT en el comité de empresa: fue un “abuso de autoridad absoluto”.

Los representantes sindicales en Amazon denunciarán a la empresa en Inspección de Trabajo por varias vulneraciones del derecho a la huelga que se han reiterado desde el inicio de la huelga, entre ellas la represión policial contra los piquetes informativos, pero también la contratación de cientos de trabajadores temporales para que actuaran de “esquiroles” durante la huelga y el desvío de trabajo a otros centros.

Pero, ¿quién envió a la Policía Nacional y los antidisturbios a reprimir a los trabajadores de Amazon? Quien manda ahora a la Policía Nacional en Madrid es el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid... o sea, el "socialista" José Manuel Rodríguez Uribes, nombrado por Real Decreto 469/2018 el 18 de junio.

Ya no es la “derecha” del PP la que reparte porrazos a la clase obrera cuando sale a luchar, sino el Gobierno “progresista” de Pedro Sánchez. Pero esto no es ninguna novedad, siempre ha sido así. La “democracia” del PP y el PSOE sólo lo es para los ricos y multimillonarios como Jeff Bezos, no para la clase trabajadora y el pueblo.

Un combate contra los pilares del capitalismo contemporáneo

A pesar de la represión, la huelga de Amazon sigue firme. Por la tarde del martes, la plantilla de Amazon junto a trabajadores de Coca Cola, otros colectivos y sindicatos, realizaron una manifestación desde Torrejón de Ardoz hasta el almacén de Amazon en San Fernando.

Al terminar la marcha llegó la noticia de que la delegación del Gobierno aseguraba a los miembros del comité de empresa que los detenidos saldrían sin cargos. Sin embargo, el compromiso de la delegación del Gobierno quedó en papel mojado. Los dos detenidos fueron liberados con los cargos de "atentado a la autoridad" y "desobediencia".

La segunda ronda de movilizaciones de las y los huelguistas de Amazon en San Fernando ha coincidido con acciones de lucha en Alemania y Polonia contra la precariedad laboral y los bajos salarios, una verdadera “marca de fábrica” del gigante del comercio electrónico.

Este miércoles la plantilla de Amazon entrará en su tercer y último día de huelga. Se espera que la movilización sea aún más fuerte, en respuesta a la represión del día martes. Los trabajadores y trabajadoras piden un “convenio digno” que la patronal se niega a otorgar. Su lucha enfrenta los pilares en los que se sostiene el capitalismo contemporáneo: la precariedad laboral, la división de las filas obreras (contratación y subcontratación) y el despotismo patronal. Por ello, es una lucha del conjunto de la clase trabajadora.






Temas relacionados

Jeff Bezos   /   San Fernando de Henares   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Precariedad laboral   /   Amazon   /   Lucha de clases   /   Progresismo   /   Lucha obrera   /   Represión policial   /   Represión   /   PSOE   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO