ITALIA

La lucha contra la explotación en Zara es internacional: trabajadores italianos ganan una huelga contra Inditex

Después de diez días de huelgas, manifestaciones y bloqueos frente a las tiendas de Zara en Roma y Milán, la empresa tuvo que ceder ante el reclamo de los trabajadores.

Martes 18 de febrero | 15:05

El viernes 15 de febrero tuvo lugar una reunión entre el sindicato Si Cobas y la empresa española Zara, donde se llegó a un acuerdo positivo para los más de cien trabajadores del almacén implicados en la lucha.

Las huelgas ocurridas estos días son parte de una disputa de larga data entre los trabajadores italianos de los almacenes de Zara por las condiciones laborales. Hace más de un año, los trabajadores de Roma y otras ciudades habían conseguido, después de importantes movilizaciones y paros, el pase al convenio nacional de la logística, con un cambio de categoría y un aumento salarial correspondiente.

Esto era insuficiente, porque, incluso con ese aumento de sueldo (una cifra miserable para las horas y condiciones de trabajo), tras diez años de explotación brutal y mal pagada, los derechos de los trabajadores estaban todavía muy lejos de ser efectivos. Pero, a pesar de ello, a la multinacional española, que gana más de 18 mil millones al año, no le gustaba nada.

Por eso, en un intento de imponer condiciones de mayor precariedad, en las últimas semanas la empresa había informado a los trabajadores que subcontrataría el trabajo, a través de la gestión de agencias de empleo temporal, lo que no sólo alteraba las condiciones laborales, sino que incluso ponía en tela de juicio las garantías de continuidad del trabajo y, por último, pero no menos importante, significaba reducir el salario a la mitad.

Esto desató la indignación de los trabajadores, que en varias ciudades decidieron organizarse en el sindicato Si Cobas, saliendo masivamente del sindicato CGIL por considerarlo demasiado blandos hacia la patronal.

La lucha se llevó adelante con mucha determinación, mediante las huelgas y la ocupación de hecho de los almacenes de la cadena de ropa.

Habiendo comprobado, una vez más, la intransigencia de los trabajadores para no permitir el pase a contratos temporales, la empresa tuvo que aceptar finalmente las condiciones exigidas por los huelguistas. La propuesta final prevé un cambio de contrato en el que se mantiene el convenio nacional para la logística, los niveles salariales y la antigüedad ganada para todos los trabajadores del almacén en las tiendas. Por lo tanto, sólo se espera la firma del acuerdo que regularizará la situación de todos los trabajadores.

Contra aquellos que sostienen que las “huelgas clásicas” ya no sirven, esta lucha ha terminado doblegando en menos de dos semanas a un adversario aparentemente invencible, en lo que parecía el más clásico enfrentamiento "David contra Goliat". Mediante las huelgas y la unidad entre los trabajadores, más allá de su lugar de trabajo, resistiendo a las amenazas de represión, es posible meter en problemas a una de las empresas más ricas del mundo.

*En base a varios artículos publicados en el periódico italiano La Voce delle Lotte






Temas relacionados

SiCobas   /   Inditex   /   Zara   /   Amancio Ortega   /   Italia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO