Política Estado Español

EMERGENCIA ENERGÉTICA

La luz sube un 27% con el beneplácito del gobierno "más progresista de la historia"

En plena ola de frio los oligopolios eléctricos deciden subir el precio de la luz un 27%. Todo ello con en apoyo del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos.

Viernes 8 de enero | 17:54

En plena ola de frio que está azotando la península, los oligopolios eléctricos deciden subir el precio de la luz. Los precios del mercado eléctrico se negocian con un día de antelación y para este viernes se sitúa en 94,99 euros/megavatio hora (MWh), el segundo más alto de la historia.

Este coste repercute directamente en los consumidores subiendo el precio un 27% en este arranque de 2021. El kilovatio hora (kWh) cuesta hoy, de media, 16,81 céntimos cuando en el mismo periodo del año pasado era de 13,24 céntimos, según datos de Facua.

Una vez más, el mercado eléctrico, compuesto mayormente por el oligopolio de las grandes eléctricas, se vuelve a aprovechar de las necesidades de la mayoría de la población para aumentar sus beneficios.

Esto está ocurriendo en el mismo momento en que en la Cañada Real más de 4000 personas llevan tres meses sin acceso a la electricidad, provocada por un corte de luz en el que ni el gobierno nacional, ni el gobierno de la comunidad, ni la compañía eléctrica que realizó el corte (Naturgy) dan una solución.

Te puede interesar Un crimen social en la periferia de Madrid: “No tenemos luz y nos congelamos”

El gobierno de PSOE y UP demostró ya de qué lado estaba en los peores momentos de la pandemia, sin tomar el control de la sanidad privada, la industria sanitaria y las residencias, como tampoco va a hacerlo cuando las multinacionales aprovechan para subir el precio de la luz en medio de la peor ola de frío de los últimos años. Para este gobierno lo principal es salvaguardar los intereses de las grandes empresas y su economía, negociando ERTEs, ofreciendo créditos a las empresas y dándoles las ayudas provenientes de Europa.

Ante el escándalo de la noticia, hemos podido ver muchas criticas en redes sociales hacia el "gobierno más progresista de la historia" que avala el lucro de las grandes eléctricas a toda costa.

Las ministras y ministros de Unidas Podemos que hace unos años, cuando gobernaba el PP, defendían la nacionalización de las empresas eléctricas, hoy solo son administradores de sus intereses e incapaces de dar una solución real a los problemas de la clase trabajadora.

Vemos como Pablo Iglesias apuntaba en 2017, antes de llegar al gobierno, a la responsabilidad del gobierno de turno ante la codicia de las eléctricas. Hoy desde dentro parece que su visión es otra.

Los días en que la solución era nacionalizar a las eléctricas acabaron en cuanto se accedió al “gobierno más progresista de la historia”. El vicepresidente de derechos sociales y las ministras y los ministros, siendo miembros destacados del gobierno, solo balbucean pequeñas reformas cosméticas, regulaciones de tarifa y comisiones de investigación insuficientes para solucionar un problema mucho más profundo, la vorágine depredadora del sistema capitalista.

Está claro que el gobierno, por más progresista que quiera proclamarse, es un gobierno al servicio del IBEX 35. Para terminar con la pobreza energética es necesario pelear de manera independiente por el derecho a una vivienda digna para todos, subsidios de emergencia ante esta crisis y por la nacionalización sin indemnización de las empresas de energía bajo el control de sus trabajadores y consumidores.

Como mostramos en otro artículo: la batalla contra el frío también es una historia de lucha de clases.






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Pobreza energética   /   Política Estado Español   /   Energía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO