Política Estado Español

ELECCIONES 28A

La prensa del establishment mundial apuesta por la moderación de Pedro Sánchez frente a la extrema derecha

La prensa del establishment internacional, representada por Financial Times, New York Times, la BBC, The Economist y otros medios, han llamado a los españoles a brindar su apoyo al PSOE, al que alaban por su “moderación”.

Viernes 26 de abril | 17:37

El diario El País del grupo Prisa destaca este viernes el unánime pronunciamiento de la prensa internacional en apoyo al PSOE de Pedro Sánchez, frente a la irrupción de la extrema derecha en la política española.

El periódico de la City de Londres, Financial Times, titula este viernes 26 su editorial: “La España polarizada necesita encontrar un espíritu de cooperación. El líder socialista P. Sánchez merece reconocimiento por su moderación.” El diario económico señala que "[Pedro Sánchez] se ha mantenido moderado y con altura de miras durante la campaña, lo que debería darle dividendos electorales y ponerle en posición de ganar los comicios”, augurando un buen resultado para el PSOE y señalando que aun así será clave el apoyo de Podemos y el partido nacionalista vasco para gobernar.

Por su parte, el periódico liberal The Economist, señalaba en su edición del 17 de abril que “Una mayor parálisis política no le servirá de nada a España”, por lo que sostenía que “Los votantes deberían dar a los socialistas una mayoría gobernante. El artículo destaca la crisis política que atraviesa al régimen político español en los últimos años, y pronostica que tampoco podrá resolverse después de las elecciones del 28 de abril, con un parlamento fragmentado entre cinco grandes partidos (PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y el recién llegado VOX).

“Mientras el país se dirige a las urnas el 28 de abril, las señales son que la parálisis política que ahora azota a España puede empeorar. Los socialistas son los que más escaños van a ganar, pero el nuevo parlamento contará con cinco grandes partidos, gracias a la llegada del ultranacionalista Vox. Ninguno tendrá nada parecido a la mayoría, por lo que las opciones serán otro gobierno minoritario de corta duración, una coalición defensiva o, muy probablemente, nuevas elecciones, la cuarta en los últimos años”, afirma.

The Economist señala las similitudes con la crisis en otros países de Europa, donde el mapa político se ha fragmentado y han surgido nuevas formaciones en los extremos, por derecha y por izquierda: “El patrón se está volviendo familiar en Europa, donde los votantes hartos han abandonado los partidos tradicionales de derecha e izquierda (pregunte a los republicanos de Francia o a los demócratas de Italia) y han optado por una plétora de nuevos grupos, algunos en los extremos del espectro, otros más difíciles de encuadrar. La fragmentación política ha causado retrasos prolongados en la formación de gobiernos en Alemania, Italia, Suecia y Estonia durante el último año.” El resultado, sostiene el analista, han sido gobiernos que “tienden a ser débiles”, lo que aumenta “la desconfianza popular hacia los políticos”, o coaliciones que no son más que “mezclas caóticas” como en Italia entre la Liga de Salvini y el Movimiento 5 Estrellas. La excepción fue Francia, prefiere pensar, pero allí también Macrón ha caído “drásticamente”.

La preocupación de este medio es compartida por otros como el francés Le Monde, que atribuye el crecimiento de VOX principalmente al conflicto catalán.

Mientras tanto, el norteamericano Político, titula su análisis como la “Revolución conservadora española” [Spain’s conservative revolution]. Y señala que el líder del PP ha profundizado su inclinación hacia la derecha, bajo la presión de VOX: “Casado, de 38 años, ha intensificado la retórica sobre temas que van desde el aborto hasta la migración, desde la independencia catalana hasta la seguridad y la economía. Ha coqueteado con la retórica nacionalista y de guerra cultural que algunos dicen que tiene más en común con la ola populista que se extiende por todo el mundo que con el enfoque cauteloso de su predecesor, Mariano Rajoy.”

Político también apunta que la crisis económica que llevó el desempleo al 27% en 2013 significó un punto de inflexión, con la fragmentación de los partidos tradicionales, PP y PSOE, y la aparición de tres nuevas formaciones desde entonces. Sobre el partido de Pablo Iglesias, afirma que “Podemos, una vez planteó un desafío a los socialistas, pero recientemente ha colapsado en las encuestas y ahora espera trabajar con Sánchez mientras lo presiona hacia la izquierda.”

Finalmente, desde Bruselas, han llamado a formar un “gobierno fuerte” que tenga “una mayoría parlamentaria estable, capaz de sacar adelante los presupuestos y que acabe con las vacilaciones que han sido la norma desde 2015”. “La marcha de la economía ha sido la mejor noticia de estos años, pero la política española no puede seguir a trancas y barrancas”, señala una fuente de la UE citada por El País.

Los grandes medios del establishment político mundial ven con preocupación la fragmentación política y la crisis de representación en el Estado español, un fenómeno que desde Izquierda Diario hemos explicado en diversos artículos como expresión de las “crisis orgánicas” que sacuden a los regímenes de varios países, desde Francia a la Argentina.

En el marco de estas crisis orgánicas, consecuencia de los efectos de la crisis capitalista abierta hace una década, han emergido nuevas formaciones políticas, los neorreformistas como Syriza y Podemos, o los populistas de derecha. Pero mientras los neorreformistas se han moderado con velocidad (Syriza es ahora un “ejemplo” de la aplicación de los recortes exigidos por la Troika), la extrema derecha ha radicalizado su discurso, con un contenido xenófobo, antigénero y nacionalista. En el caso de VOX, suma a estas marcas identitarias la lucha contra el pueblo catalán y la exigencia de aumentar la represión.

Los grandes poderes económicos, el establishment neoliberal y la gobernanza de la Unión Europea ven -por ahora- a estas formaciones populistas de derecha con recelo, como elementos desestabilizadores, que pueden generar mayor polarización política en los extremos. Se inclinan por gobiernos del “extremo centro”, buscando fortalecer a los partidos tradicionales (conservadores o socialdemócratas) que han estado al frente de los gobiernos de la Europa del capital en las últimas décadas. Esto se traduce hoy en sus editoriales apoyando a Pedro Sánchez. Algunos, como el Foreing Affairs, no se callan su preferencia por un gobierno del PSOE con Ciudadanos. Pero si esa combinación no puede darse, incluso un gobierno del PSOE con el apoyo de Podemos les parece mejor opción que la entrada de la extrema derecha al gobierno, en medio de la crisis política, ya que su objetivo es recrear un gobierno de centro. Para ellos, el gobierno de Sánchez-Podemos es un “mal menor”, pero están seguros de una cosa: el PSOE es garantía de un gobierno moderado que seguirá defendiendo los intereses de la UE y de los capitalistas.






Temas relacionados

#Elecciones28A   /   Vox   /   Pedro Sánchez   /   Política Estado Español   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO