Juventud

MADRID UNIVERSIDAD

La prepotencia del rector de la UAM al servicio de la privatización de las universidades

Este martes se celebró un acto en la Universidad Autónoma de Madrid en presentación de la ley LEMES. El rector respondió a las protestas de estudiantes y trabajadores con autoritarismo y agresividad llegando a increpar bruscamente a una redactora de este diario.

Alejandro Arias

Madrid | @AlexAriasID

Miércoles 29 de marzo | 11:34

Foto: ID

La nueva Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (LEMES) es la última ocurrencia para profundizar en la elitización y mercantilización de la maltrecha educación pública. Desde la Asamblea de Madrid, Cristina Cifuentes viene maniobrando para que se apruebe este enésimo ataque a las universidades públicas madrileñas tras implementar un incremento del 400% en las tasas de los estudiantes extracomunitarios.

Entre las medidas de dicha ley figura una modificación de la financiación de las universidades por la cual una parte del presupuesto destinado a las mismas sería variable en función de criterios de competitividad establecidos por la Consejería. Además, se pretende profundizar en el poder otorgado a los Consejos Sociales de las universidades, un organismo que no se vota y que cuenta con una mayoritaria representación empresarial. "Es una previsible estrategia de Cifuentes para robar la poca Autonomía que sobrevive en las universidades madrileñas", declara Víctor, miembro de Podemos UAM y añade: "no trata el mayor problema de la universidad que es la dificultad de acceso a los grados por la cuantía de las tasas ".

El Director General de Universidades e Investigación de la Comunidad de Madrid, José Manuel Torralba Castelló, principal ideólogo de la LEMES, se encuentra actualmente de gira por las universidades madrileñas presentando dicha ley. A estas presentaciones no se está avisando al conjunto del estudiantado, sino únicamente a los Consejos Sociales y a las principales figuras destacadas de la universidad lo que da una idea del ocultismo con el que se está llevando a cabo el proceso.

Ayer era el turno de la Universidad Autónoma de Madrid. A pesar de la opacidad del mismo, un grupo de estudiantes y de trabajadores del privatizado Servicio de Deportes de la UAM, que han sufrido despidos por parte de la patronal a raíz de un conflicto laboral con la empresa gestora EMTEsport, se presentaron en el salón de actos con pancartas de protesta para hacer visible su oposición a la LEMES. Su presencia molestó visiblemente a los organizadores que, a pesar de su actitud pacífica, fueron reprendidos por la vicerrectora de estudiantes, Ángela Barrios, y por el mismo rector, José María Sanz, que recriminaban su presencia.

Al finalizar el acto, estudiantes, trabajadores y trabajadoras, que llevan tiempo tratando de conseguir una reunión con el rector infructuosamente, se acercaron a hablar con él cuando este trataba de retirarse de la sala. A pesar de ello, consiguieron establecer un diálogo con un rector que se mostraba reacio a responder las preguntas que se le hacían al respecto de las condiciones laborales y los despidos producidos en un servicio bajo su responsabilidad.

Durante el transcurso de estos acontecimientos y ante varias personas, el rector José María Sanz increpó bruscamente a una compañera redactora de este diario y militante de la agrupación feminista Pan y Rosas -que estaba ejerciendo una labor periodística. Así describió los hechos la afectada: "Me acerqué al grupo en el que se encontraba el rector y grabé la discusión que tenía lugar sobre la tarima del salón de actos. De repente el rector me golpeó las manos y tiró mi móvil mientras me gritaba ‘a mí no me grabas’, tras lo cual se marchó de la sala mientras yo le decía que no tenía por qué haberme golpeado y que me preguntaba qué tendría que ocultar de sus afirmaciones para que le preocupara tanto ser grabado".

José María Sanz, firme defensor de la "libertad de expresión" de hombres poderosos como Juan Luís Cebrián y Felipe González, bloquea el derecho a una información crítica y alternativa manifestando en esta ocasión un comportamiento inadmisible. "Una reacción totalmente imprevisible y sin ninguna justificación pues simplemente se estaba manteniendo una conversación", ha declarado Pablo, activista estudiantil y testigo de los hechos.

Esta muestra de prepotencia y autoritarismo es una imagen del modelo de gestión que él y su gabinete han seguido durante los últimos ocho años en los que en todo momento se ha operado en contra de trabajadores y estudiantes en favor de los intereses empresariales.

Pero la política de poner la universidad a los pies de los grandes empresarios va más allá de la propia figura de José María Sanz, cuyo mandato finaliza este año. Cruza al conjunto de las instituciones universitarias cuyos componentes operan como una suerte de casta funcional a los intereses del capitalismo español y el Régimen del 78.

Como muestra de ello la presencia en el acto de los dos candidatos a rector que compiten con la candidatura oficialista en las elecciones que se celebrarán este año, Francisco Velasco y Damián Moreno, que se abstuvieron de realizar crítica alguna a la LEMES y esquivaron las preguntas que les exigían un posicionamiento al respecto.
En la lucha contra las políticas de mercantilización y elitización de la universidad se hace imprescindible señalar el papel cómplice esta "casta universitaria" así como dirigir el combate también contra ella por la democratización de las universidades y la conquista de una educación pública, gratuita y universal.






Temas relacionados

Ley LEMES   /   Universidad Autónoma de Madrid   /   Madrid   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO