Política Estado Español

UNIZAR

“La universidad tiene que ser un espacio declarado ‘No monárquico’”

Así comenzaba la intervención de Lorien, miembro de la agrupación contracorriente, en el Claustro de la Universidad de Zaragoza.

Martes 18 de diciembre de 2018 | 19:35

Este martes 18 de diciembre tuvo lugar la sesión del Claustro de la Universidad de Zaragoza, tras las elecciones del pasado 27 de noviembre. Después de las primeras deliberaciones y votaciones, llegó una intervención que agitó las aguas de una sesión claustral demasiado tranquila para el rector.

Lorien, claustral como representante de estudiantes por la facultad de Filosofía y Letras y militante de la agrupación Contracorriente, remarcó la importancia de la celebración del referéndum sobre la monarquía celebrado el pasado 12 de diciembre “en 8 facultades de la ciudad de Zaragoza con la participación de 4280 personas”. Una iniciativa en la que el 83,78% opinó estar en contra de la monarquía y a favor de abrir procesos constituyentes. Motivo suficiente por el que “la universidad tiene que ser un espacio declarado ‘No monárquico’, libre de retratos de monarcas, celebraciones y cualquier simbolismo de esta institución medieval y anacrónica”.

“Si hacemos una comparación”, argumentó el estudiante, “en el referéndum han participado un 26% más de personas que en la última elección al actual rector, José Antonio Mayoral, donde solo votaron 2.600 en toda la universidad”.

Para Lorien, “este referéndum ha sido una gran lección de democracia que el estudiantado ha dado a una universidad burocrática que no participa activamente en la toma de decisiones ni en los debates, una universidad gobernada por una casta a la que le importa poco lo que opinemos”.

“¿Cómo puede ser que el rector, que actúa como un auténtico “monarca” en la universidad, fuera elegido en un proceso electoral donde él era el único candidato y con una participación absolutamente ridícula?”, se preguntó el joven ante la mirada atónita de las autoridades universitarias y los vítores de un sector de estudiantes y miembros del personal de la UNIZAR.

“¿Cómo es posible que el Consejo Social –que podría ser como una especie de “Corte Real” del rector– esté compuesto por 13 burócratas, empresarios y políticos que nadie ha votado? Estos órganos no ayudan a resolver los problemas de los estudiantes y las estudiantes. Son las empresas y bancos los que tienen mayor poder de decisión y sobretodo mayor en los nosotros y nosotras. Y la escasa participación y la apatía de las estudiantes en la propia participación para la elección de los representantes de estudiantes que hoy estamos en este claustro, revela la situación antidemocrática que vivimos en la universidad”, zanjó entre más aplausos.

“La juventud está empezando a cuestionarlo todo, porque quiere decidirlo todo, como lo muestra la juventud que está luchando en Francia contra los ataques neoliberales de Macron”, prosiguió el estudiante. “Este cuestionamiento ha llegado a la universidad”, alegó, y se preguntó: “¿Cómo es posible que las decisiones fundamentales de la universidad las tome una casta universitaria que impide al conjunto de la comunidad universitaria reorganizar democráticamente la propia universidad y votar o decidir cuestiones tales, como el presupuesto o la necesidad de la gratuidad de las matrículas?”

“A 50 años del mayo del 68 nos declaramos por una universidad radicalmente democrática. Que esté abierta y al sirvió de toda la población trabajadora, que sirva realmente para resolver los problemas principales sociales e investigar sin depender de si es lucrativo o no lo es. Somos una juventud que queremos cuestionar y decidir todo”, zanjó el joven militante de Contracorriente, en una intervención a la que la “casta universitaria” no está acostumbrada, pero que ya debería comenzar a hacerlo.






Temas relacionados

#ReferendumUAM   /   Referéndum República o Monarquía   /   Contracorriente   /   Universidad de Zaragoza   /   casta universitaria   /   Política Estado Español   /   Zaragoza   /   Referéndum   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO