EMBAJADA DANESA EN LONDRES

Lesbianas y Gays en apoyo a los migrantes (LGSM) contra leyes racistas

El gobierno danés decretó nuevas leyes racistas contra los refugiados. El grupo Lesbianas y Gays apoyan los migrantes (LGSM según sus siglas en inglés) se movilizó frente a la embajada danesa en Londres, contra la confiscación de bienes de refugiados.

Martes 2 de febrero de 2016 | 20:59

Ya es una política común en países como Suiza y Alemania. Ahora Dinamarca también promulgó una ley que permite confiscar bienes de los refugiados que llegan al país. En Bavaria los refugiados son obligados de entregar todos sus bienes por encima del valor de 750 Euros. Pero en otros estados federales de Alemania ese límite está en unos 200 Euros. El ministro del interior de Bavaria justificó la ley diciendo que la confiscación es vista como un “reembolso anticipado”. Un hecho insólito de discriminación y opresión hacia los refugiados.

Racismo hecho ley

La ley danesa “permite” a los refugiados quedarse con unas 10.000 coronas (unos 900 euros) y no confisca bienes con „valor personal“ como anillos de boda, una definición que es muy imprecisa. Justamente hay un interés político en que tenga este carácter impreciso, porque le da más facultades a las autoridades en la frontera para confiscar y controlar la propiedad de los refugiados.

Estas leyes de los tres países son especialmente cínicas porque los refugiados se escapan de la miseria y la guerra. Lo que llevan consigo es lo único que les queda y muchas veces los refugiados tienen que vender sus bienes y cambiarlos por algo más fácil de transportar como joyas. Es la única posibilidad para los refugiados de salvar lo que no fue destruido por las bombas.

En muchas constituciones y en la totalidad de la ley de los Estados capitalistas la propiedad privada tiene rango constitucional y es una garantía constitucional. La propiedad privada (sobre todo la de los medios de producción) es sagrada en la sociedad capitalista… con la única excepción de los refugiados. Por eso el derecho del Estado de confiscar los bienes de refugiados es racismo hecho ley.

Protesta y resistencia

El grupo Lesbians and Gays Support the Migrants (LGSM) organizó una concentración contra este racismo institucional y estatal en la embajada danesa en Londres. Tiraron joyas al frente de la embajada diciendo „si el gobierno danés necesita joyas se lo podemos dar nosotros para que dejen de robarlo de los refugiados“, como explicó Morten Thaysen de LGSM.

Esta ley “solo les sirve para transformar a los refugiados en chivos expiatorios”. Pero la protesta de los activistas de LGSM se dirigió contra toda la política migratoria europea, denunciando por ejemplo la obligación de llevar pulseras rojas para los refugiados en Gran Bretaña.

LGSM afirmó que seguirán luchando contra la política de asilo danesa racista y asesina. En un artículo suyo también hacen referencia al apoyo de la comunidad LGBT hacia los mineros británicos en los 80 (que narra la película “Pride”). Para el grupo queer sería algo normal mostrar solidaridad con los migrantes y refugiados.

Es muy importante la lucha que da el LGSM apoyando a los refugiados oprimidos, atacando al estado capitalista desde la solidaridad del conjunto de los explotados y oprimidos. Solo con la unidad y la lucha de los trabajadores se podrán imponer las demandas de todos los sectores oprimidos. En ese sentido el ejemplo del LGSM es muy alentador.






Temas relacionados

Dinamarca   /   Racismo   /   LGTBI   /   Refugiados

Comentarios

DEJAR COMENTARIO