Política Chile

CORTES DE LUZ EN GALICIA

Los cortes de luz en Galicia afectan a miles de usuarios mientras las eléctricas engordan sus arcas

En pleno temporal que comenzó el jueves fueron 200.000 los afectados por los cortes de luz. 16.000 no recuperaron el suministro hasta el domingo, siendo 2.000 los que no lo hicieron hasta el lunes y el martes. Unión Fenosa “agradece a sus clientes su compresión ante la complicada situación”.

Jacobo A. García

@Jacobscarface

Miércoles 8 de febrero de 2017 | 18:14

El temporal Kurt provoca daños y manifiesta la deficiencia del servicio eléctrico

Así, tal y como suena, es el cinismo de la compañía en Twitter. Pero también mintieron. La noche del lunes decía haber recuperado el servicio a todos los clientes gallegos. Nada más lejos de la realidad. Como es el caso del Ayuntamiento de Trazo, donde vecinos carecían de suministro hasta el martes.

Son varios los ayuntamientos que denuncian esta situación, como Amoeiro, Cartelle, O Carballiño, Allariz y Barbadás o Lalín. En este último municipio rural, de los mayores en población en la provincia de Pontevedra, varias parroquias seguían sin luz más de 90 horas después del primer incidente. El alcalde, Rafael Cuíña declaró que esto “Es inasumible, sobre todo en un país que genera energía. Vamos a denunciar esta situación”.

Algo que no se comprende si no es por dejadez de la empresa, ya que en muchos casos hay embalses o incluso la central térmica de Meirama a pocos kilómetros. Sin embargo los postes de luz de la carretera secundaria que comunica a estos vecinos siguen tirados en la cuneta. Además, tal y como reportó el BNG, después de cinco días aún quedaban casas en Guntín, Navia de Suarna sin luz, y había cortes de electricidad en viviendas de Lugo y A Estrada.

Además de los registros de falta de suministro eléctrico se han notificado otras muchas incidencias como consecuencia de este temporal de hasta 180 km/hora. Entre ellas destacan el fallecimiento de dos personas. Una mujer caía de unas escaleras y un hombre golpeado por un árbol. Mientras, el foco mediático se centraba en la suspensión de los partidos del Celta y el Deportivo.

Árboles en las carreteras, caídas de cables y postes de luz, restos de accidentes y corrimiento de tierras y piedras en las vías fueron reportadas durante todo el fin de semana. Hasta cinco personas fueron evacuadas a hospitales por inhalación de monóxido de carbono procedentes de generadores eléctricos en Castroverde, Baralla y A Estrada. En total, cerca de 700 profesionales para solucionar más de 900 incidencias registradas en la red eléctrica, que en Galicia cuenta con 58.500 kilómetros de líneas de alta, media y baja tensión, según informó Fenosa.

"Es tanta la indignación... Les diré a los señores de Fenosa si me dejan ir a su casa, estoy seguro de que allí sí que tienen suministro” expresa Maria Jesús, vecina de Trazo. Estas familias tienen que hacer frente a pagos de 600 euros por los generadores eléctricos, así como al coste de la gasolina para su funcionamiento. Los cuales llegaron a agotarse en algún momento por la excesiva demanda, como ocurrió en Ordes.

En algunos municipios no es extraño quedar sin subministro eléctrico. “Pasa incluso cuando no hay temporal, hay días de sol en el que la luz se va sin que sepamos por qué”. Sin embargo, Fenosa cobra entre 800 y 1.000 millones de euros para el mantenimiento de la red eléctrica y la creación de nuevas líneas.

Explotaciones ganaderas también se vieron afectadas, con las consecuencias económicas, de miles de euros en pérdidas, que eso conlleva para los productores.
Las carnes, guardadas en el congelador, terminaron por arruinarse.

La postura del gobierno gallego y la oposición

La Xunta dice que llevará a cabo el procedimiento “habitual” en estos casos abriendo un expediente informativo a las eléctricas. Gas Natural Fenosa fue la empresa en la que mayor retraso en la reparación de los daños hubo. Sin embargo, el PP cuando estaba en la oposición acusó de incompetencia al gobierno bipartito ante la crisis similar que se produjo en los temporales de finales de enero del 2009, con consecuencias similares a las de este año. La Xunta se ha limitado a esta medida y a informar a los consumidores de las vías de reclamación.

La oposición en bloque ha criticado la hipocresía del actual gobierno, recordándole sus palabras pasadas. Asimismo, ha exigido que se lleven a cabo sanciones ejemplares contra la compañía para evitar que casos como este se vuelvan a producir en el futuro. En Marea solicitó la comparecencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para dar cuentas de las incidencias en la red ferroviaria galega e o PSdeG instó a que la Xunta haga "balance de los daños y ponga en marcha una línea de ayuda a los afectados, que permita paliar los desperfectos.

Este martes, el Parlamento gallego rechazó, con los votos de PP, una petición de los tres grupos de oposición para la comparecencia en el pleno de la Cámara del Presidente Alberto Núñez Feijóo, que el fin de semana, en pleno temporal, acudió a los actos del PP en Andalucía.

El escándalo de las eléctricas continúa

Según las estadísticas de Red Eléctrica Española, Galicia es la cuarta comunidad en producción de electricidad, por delante de otras de mayor tamaño como Cataluña, Andalucía y Castilla y León. Infinidad de embalses y cuatro centrales térmicas dan cuenta de esta producción, así como numerosos parques eólicos.

Las condiciones meteorológicas también ayudan. Sin embargo el precio de la luz sube desorbitadamente, al igual que en otras partes del Estado español, y la calidad del servicio, como hemos observado es notablemente menor, sobre todo en las zonas rurales.

Como ocurre con el caso de las explotaciones madereras o mineras, así como la producción en masa de pasta de papel mediante el eucalipto, una especie invasiva, Galicia exporta muchas materias primas. La patronal y el gobierno se centran en una economía de extracción, poco respetuosa con el medio ambiente, que genera mucho desempleo, sin suficiente desarrollo industrial. Una política que es útil a las grandes empresas, pero que condena al grueso de la población gallega a la pobreza, el paro o la emigración.

En el caso concreto del suministro de electricidad vemos que, si entramos a valorar las propuestas de la oposición, estas se podrían encuadran a la perfección en las mínimas obligaciones legales de una empresa con respecto a los damnificados, como indemnizaciones y sanciones a la empresa.

Atendiendo a la Ley, Fenosa no podría responder a las demandas aduciendo que el servicio fue interrumpido “por causa mayor”. La ley impide que “los fenómenos atmosféricos que se consideren habituales o normales en cada zona geográfica puedan ser alegados” por esta causa. Y en una comunidad como Galicia lo normal es que haya temporales.

Pero estas tibias medidas, incluso en el caso de que se llegasen a aplicar, no resolverían el problema, un Estado se ubica como el tercer país con la electricidad más cara del mundo, y los precios no paran de subir.

La solución pasa por la expropiación sin indemnización, y bajo el control de trabajadores y usuarios de todo el sector eléctrico, recuperando la propiedad estatal y garantizando el necesario suministro a todas la población.

Además, eliminando el coste del beneficio empresarial y sus subcontratas, se podría reducir considerablemente el precio de la luz, así como mejorar el mantenimiento. Por otra parte, un cambio de modelo energético a gran escala, cuyo capital solo puede ser aportado íntegramente por el Estado, es necesario para transformar la producción de energía hacia las renovables.






Temas relacionados

Política Chile   /   Galicia   /   Cortes de luz   /   Electricidad   /   Precios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO