Sociedad

CAÑADA REAL

Los familiares de la primera víctima mortal de los cortes de luz de la Cañada Real denuncian al gobierno de la Comunidad

El drama que se vive en la Cañada Real se cobró su primera víctima mortal el pasado 2 de enero, mientras la situación sigue empeorando día tras día al mantenerse el corte del servicio eléctrico.

Jueves 14 de enero | 12:33

Este miércoles los familiares de la primera persona fallecida a causa de los cortes de electricidad en la Cañada Real en Madrid han presentado una denuncia contra el gobierno de la Comunidad.

Se trata de un hombre de 72 años que falleció el pasado 2 de enero, sin tener ninguna afección previa. Son muchos los vecinos de este la Cañada que temen realmente por sus vidas y la de sus seres queridos.

Desde el pasado 2 de octubre alrededor de 4000 personas, de los cuales 1800 son niños, se quedaron sin electricidad debido al corte de suministro por parte de la multinacional Naturgy. Esto ha provocado el deterioro aún mayor de las condiciones de vida en una de las zonas más deprimidas del Estado español. La Cañada Real está compuesta esencialmente por asentamientos a los que la Administración Pública no otorga la legalidad y que muchos de ellos carecen de un acondicionamiento adecuado.

La llegada del temporal Filomena a la península, la nieve y la bajada abrupta de las temperaturas, han hecho que en muchos hogares la situación se vuelva dramática. Como muchas organizaciones de vecinos y ONGs denuncian, los residentes en la Cañada viven no solo con el frio en el cuerpo, sino también con el miedo a que haya más víctimas mortales.

También son muchas las personas, especialmente niños, las que han tenido que ser atendidos por el Samur y el servicio de emergencias, ante los numerosos casos de peligro de hipotermia. Incluso en estas circunstancias Naturgy se niega a restablecer el servicio de electricidad y culpabiliza a los vecinos de la Cañada, aduciendo que con estas medidas quieren paliar el problema de las plantaciones ilegales de marihuana.

Al mismo tiempo el gobierno de la Comunidad ha demostrado un profundo odio de clase con declaraciones de Ayuso llamándoles delincuentes. La responsabilidad del gobierno central no es menor, ya que ha hecho caso omiso a las asociaciones de vecinos que piden que se obligue a Naturgy a restablecer el servicio. Mientras, permiten que en estos días de frio intenso y en el que el consumo de electricidad se dispara, los monopolios de la energía, entre ellas Naturgy, eleven el precio de la factura en un 27 por ciento.

Son los intereses de estas grandes eléctricas y también de las grandes inmobiliarias que vienen maniobrando desde hace muchos años para desalojar a todas estas familias sin ninguna garantía, lo que explica la crueldad manifiesta contra los vecinos de la Cañada. La muerte de este trabajador de 72 años, demuestra como las grandes empresas y los gobiernos ponen sus beneficios por delante de nuestras vidas.






Temas relacionados

Cañada Real   /   Borrasca "Filomena"   /   Sector eléctrico   /   Cortes de luz   /   Madrid   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO