Política Estado Español

RACISMO DE ESTADO

Marlaska anuncia la creación del macroCIE que el PP planeó en Algeciras

El Ministro de Interior del PSOE destina 33 millones de euros al encarcelamiento de inmigrantes a través de los CIEs, en un plan en el que destaca el macroCIE de Algeciras para 500 personas, con el proyecto completo elaborado por el PP.

Lunes 21 de enero | 19:32

“Un nuevo modelo de CIE para garantizar la seguridad con humanidad”. La frase en sí misma es una broma de mal gusto. Pero en realidad es el enésimo intento del ministro de Interior Marlaska de dar un revestimiento progresista a una política de criminalización de la inmigración en el Estado español. El gobierno del PSOE, con exactamente la misma política que el del PP, lleva en su política el mantenimiento y la apertura de nuevos CIEs, las cárceles para inmigrantes del siglo XXI.

El Consejo de Ministros acaba de aprobar un plan de inversiones de 850 millones de euros para infraestructuras carcelarias, militares y policiales, de los cuales 33 millones van directos a comenzar obras en un año en todos los CIEs del estado y especialmente a convertir en un macro CIE con capacidad para 500 personas el de Algeciras, todo ello antes de 2022.

El PSOE en la oposición se opuso al plan del PP sobre los CIEs en 2017, a pesar de que los llevaba en su programa. Ahora acaba de anunciar que se aplica el mismo plan, con los mismos plazos y mismos presupuestos, pero esta vez bajo “un mayor respeto a la dignidad y a los derechos humanos de las personas internadas”, según las declaraciones de Marlaska, exjuez de represivo pasado y ministro de represivo presente

Esa es la respuesta sin rubor del PSOE y el Ayuntamiento de Algeciras, que ya firmó el protocolo en 2017 con el PP, ante las continuas protestas por el cierre del CIE desde su apertura, como las que han desarrollado en el resto del estado. Recientemente el gobierno retenía al barco de rescate [Open Arms en el Puerto de Barcelona→https://www.izquierdadiario.es/El-Gobierno-cierra-la-salida-al-Open-Arms], al tiempo que mantiene las leyes de extranjería, las vallas en Ceuta y Melilla, la persecución a los vendedores ambulantes migrantes o las devoluciones en caliente.

Algunos números para ver la crisis humanitaria. En 2018 murieron más de 1.300 personas tratando de cruzar el Mediterráneo. El total de inmigrantes ha bajado a niveles previos a las crisis de 2015, unos 138.000. Casi la mitad de ellos tratan de pasar por el Estado español. Más de un 20% son menores. Los países de la UE pretenden ampliar las fuerzas de Frontex para llegar a 10.000 efectivos.

La realidad es que el imperialismo español como el europeo son especialistas en provocar guerras y hambre en otros países y luego desentenderse e incluso levantar muros contra todos los refugiados, de guerra, políticos o económicos que huyen de sus consecuencias.

No es de extrañar que todos los años decenas de jóvenes y mujeres trabajadoras huyan de esta situación, mientras las grandes multinacionales como Repsol, Cepsa, Iberdrola o Gas Natural roban en los países semicoloniales a sus anchas, a la vez que imponen astronómicos precios monopólicos a la clase trabajadora española.

No sólo se deben denunciar los abusos del Gobierno, y no sólo debe ser una exigencia unánime el cierre de todos los CIEs y el fin de las leyes de extranjería. Es necesario pelear por un programa obrero de emergencia social para los trabajadores, tanto nativos como extranjeros, que empiece por repartir las horas de trabajo sin perjudicar el salario, también debe ser unánime la denuncia al Gobierno imperialista que genera estas situaciones.






Temas relacionados

Cierre de frontera   /   Política Estado Español   /   CIEs   /   Fronteras   /   Inmigración

Comentarios

DEJAR COMENTARIO