Internacional

REINO UNIDO

May ofreció renunciar para lograr apoyo a su plan de Brexit

La primera ministra lo anunció el mismo día en el que el parlamento británico discute los votos indicativos en un intento para lograr el apoyo de los diputados euroescépticos al acuerdo de salida entre Theresa May y la Unión Europea.

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Miércoles 27 de marzo | 16:12

Durante la reunión de este miércoles que May mantuvo con la bancada conservadora, llamado Comité 1922, la mandataria dijo que esto era una prueba para el país. “Casi hemos llegado. Estamos casi listos para un nuevo capítulo y construir un futuro mejor. Pero antes, tenemos que terminar el trabajo en marcha. Ya lo he dicho, no participo del cotilleo, pero me hago tiempo para hablar con mis colegas y cuento con un buen equipo de funcionarios a cargo de la disciplina del partido. También cuento con la asistencia de dos excelentes secretarios parlamentarios privados.”

La primera ministra agregó “He escuchado muy claramente el estado de ánimo del grupo parlamentario. Sé que existe un deseo de un nuevo abordaje – y un nuevo líder- en la segunda fase de las negociaciones (del Brexit), y no voy a ser un obstáculo para ello.”

Sus colegas consideraron que su mensaje fue honesto: “También sé que algunas personas les preocupa que, si votan por el acuerdo de salida (de la Unión Europea), tomaré eso como un mandato para apresurar la entrada a la segunda fase sin el debate que necesitamos tener. No lo haré. Escucho lo que dicen”, les confesó. “Pero necesitamos aprobar el acuerdo y cumplir con el Brexit prometido” y “Estoy dispuesta a dejar este trabajo antes de lo previsto para hacer lo correcto para nuestro país y nuestro partido”, concluyó.

May reiteró el pedido para que los parlamentarios “respalden el acuerdo de modo tal que podamos completar nuestro deber histórico: cumplir con la decisión del pueblo británico y dejar la Unión Europea con una salida metódica y ordenada.”

Agregó que dejará espacio para otro líder conservador luego de escuchar a los diputados que demandan un nuevo equipo de dirección, aunque en la reunión con el Comité 1922 no estipuló la fecha exacta de su partida.

La noticia se interpreta como una movida clave de May para lograr que decenas de diputados del ala dura euroescéptica de su formación, entre ellos Boris Johnson y Jacob Rees-Mogg, respalden el acuerdo que propone.

Te puede interesar: Brexit: ¿qué escenarios se abren tras la nueva derrota de Theresa May?

Se especula que el cambio de dirección tendrá lugar en el verano (del hemisferio norte) o durante la próxima conferencia anual del Partido Conservador.

El anuncio tuvo lugar el mismo día en que el parlamento británico votó por 331 a favor y 287 en contra tomar control del proceso del Brexit que podría incluir una salida más “suave”, en claro contraste con la misión de la mandataria.

Un dato a resaltar es que el anuncio de la dimisión coincidió con las declaraciones del presidente del Consejo Europeo, el conservador polaco Donald Tusk, en las que notó que no se podía ignorar el sentimiento del casi millón de personas que el sábado 23 de marzo marcharon por el centro londinense a favor de la revocación del artículo 50 del Tratado de Lisboa y un segundo referéndum.

El anuncio realizado por May puede verse como el “último cartucho” de la primera ministra para implementar lo que fuera el “caballito de batalla” desde su asunción. A pesar de esto, aún no puede saberse a ciencia cierta si el acuerdo de salida de May será aprobado por el parlamento ya que necesita los votos de todos los diputados norirlandeses del DUP, así como de todos los diputados euroescépticos de su partido, salvo que algún laborista rebelde acepte el acuerdo de May, o se abstenga de la votación.

Ante el peligro de un “Brexit suave”, los euroescépticos ven esto como una posibilidad que les da tiempo para negociar un acuerdo más a su medida.

No debemos olvidar que, a partir de la fecha de la implementación de la salida de la UE, empieza el “periodo de transición” que en principio duraría hasta diciembre de 2020, pero podría extenderse por otros cinco años. Es cierto que, durante este periodo, a la vez que el Reino Unido sigue atado a la UE, representa una oportunidad para negociar una salida “más dura” y resolver la frontera con Irlanda.






Temas relacionados

Theresa May   /   Brexit   /   Irlanda del Norte    /   Irlanda   /   Reino Unido   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO