Política Estado Español

OBITUARIO

Muere Julio Anguita, dirigente histórico del PCE e IU

A los 78 años fallece quien fuera máximo dirigente del PCE e IU entre 1988 y 2000.

CRT Estado Español

Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras | @CRTorg

Domingo 17 de mayo | 14:23

Este sábado moría Julio Anguita, líder durante más de 10 años del PCE e IU. La noticia ha llenado las redes de muestra de dolor y respeto de parte de amplios sectores de trabajadores y el pueblo por su desaparición. Anguita era identificado por muchos y muchas como un político honesto -que vivió siempre con los ingresos de maestro- y recordado por su papel en la oposición al gobierno social-liberal de Felipe González.

Su biografía política estuvo ligada, desde su afiliación en 1972, a la política del PCE. Fue defensor de su línea en momentos clave como la Transición o en el impulso de gobiernos junto al PSOE en las primeras elecciones municipales, asumiendo él la alcaldía de Córdoba desde 1979.

Ante la debacle del partido de Santiago Carrillo en los primeros años de la democracia, fue una pieza clave en la refundación de esta corriente política por medio de la creación de IU, de la que sería coordinador general entre 1989 y 1998.

IU rescató y reflotó los restos de un PCE en crisis por el papel jugado como padre fundacional del Régimen del 78, con la aceptación de la Corona, los Pactos de la Moncloa y su adhesión a la unidad reaccionaria contra las aspiraciones nacionales vascas.

Sin romper con lo fundamental de este legado, IU se desarrolló con fuerza como una formación reformista de izquierda. Con Anguita al frente, consiguió sus mejores resultados electorales en 1996. Fue la época en que IU se ubicó como la oposición al gobierno social-liberal de Felipe González, oponiéndole un programa de reforma fiscal, contrario a las privatizaciones y las reformas laborales.

Una oposición desde la Cortes que se hizo siempre sin separarse ni cuestionar el rol de la burocracia de los sindicatos mayoritarios. Las direcciones de UGT como de CCOO dejaron pasar las principales contrarreformas neoliberales del PSOE, y tanto IU como el PCE fueron parte de esto por medio de los miles de cuadros en el aparato de CCOO que tuvo y todavía conserva.

Anguita se retiró de la dirección del PCE e IU en 1998 y 2000 respectivamente por motivos de salud. Le sucedieron Paco Frutos y Gaspar Llamazares, que encabezaron el giro hacia la política de cogobiernos con el PSOE tanto en ayuntamientos como en comunidades autónomas. Esto coincidió con un gran retroceso electoral y, una vez desatada la crisis del 2008, con que la IU de Cayo Lara fuera parte del “no nos representan” del 15M.

En las dos últimas décadas, ya sin cargos de responsabilidad y reincorporado a su puesto de maestro hasta su jubilación, Anguita intervino intermitentemente en el debate público. Lo hizo con diversas posiciones, pero sin romper con sus organizaciones y sin promover una política alternativa a la de Frutos, Llamazares, Cayo Lara o Garzón.

Le escuchamos algunas veces posiciones críticas a la izquierda existente o denuncias a la monarquía y el régimen político al calor de la apertura de la crisis de éste. Aun así, nunca cuestionó el producto de la Transición, y en la línea de Alberto Garzón o Pablo Iglesias, de quienes fue consejero, lo siguió reivindicando como lo máximo que se pudo hacer.

Le escuchamos también otras posiciones de defensa de la política constitucionalista de IU y el PCE ante hechos como el referéndum del 1 de Octubre y la cuestión catalana. O más recientemente, aceptando la integración de Unidas Podemos en el gobierno de Pedro Sánchez.

Se ha ido una figura de la izquierda española crucial para entender su estado actual. Los jóvenes y trabajadores que quieran enfrentar hoy las políticas de un gobierno social-liberal, embarcado en un nuevo rescate a los capitalistas, tendrán que hacer frente a un ejecutivo con ministros y ministras no solo del PSOE, sino también de IU y el PCE.

Desde el respeto por la consternación y significación que le puedan dar amplios sectores de trabajadores y jóvenes, quienes luchamos por poner en pie una izquierda obrera y revolucionaria, que levante un programa de independencia de clase con la perspectiva de un gobierno de los trabajadores en ruptura con el capitalismo, no podemos escindir la figura de Julio Anguita de este balance crítico a la corriente política a la que dedicó su vida.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   PCE   /   Izquierda Unida   /   Izquierda española

Comentarios

DEJAR COMENTARIO