Política Estado Español

12 OCTUBRE

No hay nada que celebrar

Hoy es 12 de octubre y se conmemora el “descubrimiento” de América y la festividad de la Virgen del Pilar (Reina de la Hispanidad). Una fiesta que expresa el caráctr más reaccionario e imperialista del monárquico Estado español.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Martes 13 de octubre de 2015

¿Qué se celebra este 12 de Octubre?

Entre otras cosas, es esta “Fiesta Nacional de España” antes llamada “Fiesta Nacional de España”, “Fiesta de la Hispanidad” o “Día de la Raza”, se conmemora la llegada de Cristóbal Colon a tierras americanas, hace 533 años al mando de una expedición promovida por los Reyes Católicos de las “Españas”. Pero sobre todo se revindica la posterior conquista y colonización del continente y sus gentes a manos de estas tropas españolas, además de las portuguesas en Brasil y las inglesas y francesas en América del Norte.

Esta conquista o como se denominó “evangelización” supuso una auténtica masacre, un auténtico “Holocausto” o “Genocidio” de la población “Indígena”, o como es más correcto decirlo actualmente, de los “Pueblos originarios", que habitan el continente antes de la llegada de los europeos. Las cifras varían mucho de unos historiadores a otros, pero por término medio se calcula que podría haber unos 80 millones de habitantes en 1492 y solo unos 150 años después de la llegada de Colón, quedan menos de 4, es decir, habían muerto casi el 90% de la población.

Esta catástrofe demográfica estuvo motivada por las enfermedades nuevas traídas por los europeos, especialmente la viruela, pero también por los malos tratos, vejaciones, trabajo esclavo, insuficiente alimentación, ejecuciones, abusos sexuales, etc. llevados a cabos por los colonizadores europeos.

Como vemos lo que se celebra hoy, es la llegada de los españoles con la Cruz católica en la mano, pero sobre todo con la espada y el látigo en la otra para esclavizar, oprimir y explotar hasta la muerte a la población indígena.

Origen y evolución de la Fiesta

Este “Día de la Raza”, que es como se nombró originalmente y que durante muchos años tanto en el Estado Español como en el resto de países de Hispanoamérica (en muchos hoy en día se sigue denominando así), surgió en 1913 a propuesta del Presidente de la Unión-Iberoamericana. Según sus propias palabras: “se propone efectuar activa propaganda en 1913, la de que se conmemore la fecha del descubrimiento de América, en forma que a la vez de homenaje a la memoria del inmortal Cristóbal Colón, sirva para exteriorizar la intimidad espiritual existente entre la Nación descubridora y civilizadora y las formadas en el suelo americano, hoy prósperos Estados”.

Como vemos desde el principio se le quiso dar un carácter religioso y de defensa de la conquista y explotación con palabras como “inmortal” o “intimidad espiritual”. Además no es casualidad el término elegido “Día de la Raza”. Este hace referencia a la existencia de una “Raza Hispana o Hispánica” originada de la unión genética de los españoles conquistadores y de la población nativa.
Hoy en día hablar de raza y seguir utilizando este término da una muestra del carácter racista, explotador e imperialista de la celebración. Un ejemplo es el cartel conmemorativo de este día elaborado por el gobierno de Perón en Argentina en 1947. En él aparece un soldado español de la época del descubrimiento y junto a él lo que parece un trabajador indígena y debajo de ellos la frase: “Por una raza fuerte, laboriosa, pacifista y soberana”.

El término de “día de la Raza” fue el que se impuso en la mayoría de los países americanos cuando sobre el año 1917 se empieza a celebrar esta festividad. Sin embargo con el paso del tiempo, tanto el término, como la celebración se han empezado a ver con recelo, cuando no directamente con rechazo por parte de la sociedad de estos países.

Para muchos, sobre todos los defensores de la exigua población indígena existente hoy en día y para los que critican el vigente Imperialismo español a través de multinacionales como Telefónica, Repsol, etc. hoy, no hay nada que celebrar y si de denunciar, rechazar o criticar. Esto ha hecho que muchos gobiernos hayan eliminado este término tan polémico. Así actualmente se denomina “Día del Respeto a la Diversidad Cultural” en Argentina, “Día del Encuentro de Dos Mundos” en Chile o directamente “Día de la Resistencia Indígena” en Nicaragua y Venezuela, por mencionar algunos ejemplos.

El 12 de Octubre en el Estado Español

En el Estado Español fue la dictadura franquista la gran impulsora de esta celebración, lo que indica claramente el carácter de la misma, ya que la incluyo dentro de las llamadas las denominadas “fiestas nacionales absolutas, asimiladas a domingos, pero con recuperación de horas perdidas”, de la misma manera que lo estaban la ’Fiesta de la Unificación’ (19 de abril), ’Fiesta del Caudillo’ (1 de octubre) o ’Fiesta del Trabajo Nacional’ (18 de julio).

Para el régimen hablar de “Día de la Raza” era hablar de la “Raza Hispánica”, y esta era remontarse a los tiempos gloriosos de la España conquistadora, del gran Imperio, dueño del mundo de Carlos I y Felipe II, de la unidad de España iniciada por los Reyes Católicos, o de la gran cruzada evangelizadora de adoctrinamiento católica llevada a cabo por la Iglesia Española, para llevar la “fe verdadera” y la “civilización” a los “salvajes indígenas americanos”.

De todo esto, por supuesto, Franco era un digno sucesor y continuador, ya que el también defendía la unidad nacional. También había llevado a cabo una gloriosa “Cruzada Nacional” (que es como se denominaba el exterminio de los “rojos” en la Guerra Civil), para defender los valores propios de la Raza Hispánica, como es la fe católica. De hecho la película propagandista del régimen por excelencia que ensalzaba toda estas ideas fascistas citadas, se tituló “Raza”, y fue el propio Franco el que realiza el guión firmándolo con un seudónimo.
Tras el Franquismo y con la llegada de la democracia se le quiso quitar este carácter racial y se sustituyó por términos como “Hispanidad” o directamente “Fiesta Nacional de España” que es como se denomina actualmente, incidiendo así mas en los aspecto propio de la fiesta como país y no tan ligada al descubrimiento y conquista de América.

Sin embargo este cambio de nombre y objetivos de la misma no le ha quitado el carácter retrogrado, colonizador, imperialista y de extrema derecha de la misma. Esto se ve claramente en que el gran acto de la misma sea un desfile militar y una posterior recepción de la monarquía.

Ambos actos tienen un claro objetivo de defender la actuación del imperialista ejército español y recordar que este, como dice la constitución, es el garante y defensor, si es necesario por la fuerza, de la unidad nacional frente a posibles intentos de rupturas como la actual situación en Cataluña. Esto último, para que no se olvide, es recordado siempre por la monarquía en el desfile que cierra la recepción real, sin duda siempre, el discurso más conservador y duro de los que hace la monarquía cada curso político.

En el gran desfile de demostración de fuerza militar, antes y durante el franquismo, se homenajeaba a los “Caídos por Dios y a la Patria”, es decir, a los combatientes fascistas de la Guerra Civil contra los “Rojos”. Ahora en “democracia” se homenajea a los caídos en las llamadas “Misiones de Paz” en las que han participado o participan soldados españoles, como Afganistán, Irak, Líbano, Bosnia, etc. que como sabemos son en realidad guerras imperialistas al servicio de los intereses de las grandes multinacionales.

Tan retrogrado es el desfile que incluso hace pocos años se homenajeó a los miembros de la “División Azul” (el ejército de fascistas mandado por Franco para ayudar a Hitler en la invasión de Rusia) e incluso uno de ellos desfile junto a un soldado republicano, como ejemplo de la concordia y reconciliación de las “dos Españas” llevada a cabo en la Transición.

En definitiva, se puede ver que la festividad del 12 de octubre es una fiesta imperialista, fascista, retrógrada, racista y que solo tiene dos objetivos: revindicar la unidad de España y justificar la explotación y expolios del continente americano y de sus gentes del pasado. Y también la del presente actual, con la actuación de las multinacionales españolas. Ya lo dicen en muchos países de Hispanoamérica: 12 DE OCTUBRE. NO HAY NADA QUE FESTEJAR.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   12 de octubre

Comentarios

DEJAR COMENTARIO