Política Estado Español

CORRUPCIÓN

No se salvó nadie: 100% de imputados en el grupo municipal del PP de València

Eusebio Monzó parecía ser la excepción, el único de los diez concejales valencianos del PP sin comparecer ante un tribunal. Pero no. También ha sido incluido en la causa de los patrocinios del aeropuerto de Castellón a Álex Debón.

Martes 22 de enero | 19:52

Foto: Eusebio Monzó, portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, el décimo imputado.

Con las próximas elecciones el 26 de mayo, el PP valenciano cierra el ciclo político con un nuevo posible caso de corrupción de uno de sus concejales. El único que quedaba por ser imputado de la tristemente célebre lista de la difunta Rita Barberá. Los otros nueve ediles de su partido están imputados desde el inicio de la legislatura por el presunto blanqueo de capitales en el marco del caso Taula. Eusebio Monzó, único que no estaba inmerso en ninguna causa, figura ahora entre los investigados por los patrocinios del aeropuerto de Castellón durante los años 2009, 2010 y 2011. Una causa en la que ya estaba imputado el expresidente de la Diputación de esta provincia, Carlos Fabra.

Monzó fue secretario autonómico de Hacienda en el Gobierno de Francisco Camps y formó parte del consejo de administración del Aeropuerto de Castellón que aprobó los contratos de patrocinio supuestamente irregulares con el expiloto de motociclismo Álex Debón por importe de 3,6 millones de euros, motivo por el cual ha sido llamado a declarar.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Castellón investiga un presunto delito de cohecho por esos 3,6 millones de euros que recibió la mercantil de Debón en concepto de patrocinio por parte de la empresa Aerocas, sociedad creada en 2003 para construir y gestionar el aeropuerto de Castellón. En 2016, la Fiscalía planteó la denuncia tras quedar acreditado en otro juicio que el piloto entregó en paralelo al expresidente de la Diputación de Castellón 360.000 euros, cantidad que equivalía al 10% del contrato, en concepto de un préstamo que Debón habría concedido al político y que Carlos Fabra no le había devuelto.

Monzó se muestra tranquilo, ha recordado que en su día ya fue investigado cuando estuvo de secretario autonómico de Hacienda por un contrato con el arquitecto Santiago Calatrava para el Centro de Convenciones en Castellón, causa que fue archivada. Sin embargo, esta investigación podría afectar a su participación en las próximas listas municipales del Ayuntamiento de València que liderará la recientemente nombrada candidata María José Catalá.

En València la situación de corrupción del PP ha llegado a un nivel inusitado, echando por tierra toda credibilidad de sus representantes. Como Andalucía lo fue para el PSOE, València es claramente uno de los territorios donde el PP ha sido campeón en sus niveles de corrupción.

Estos hechos, sin ser ya una novedad para nadie, siguen debilitando al PP, que pierde cada vez más terreno con Ciudadanos, disputando el extremo centro desde la derecha; pero especialmente con Vox, ampliando su influencia desde la extrema derecha. La radicalización a derecha de Casado al frente del PP no pareciera alcanzar para sacudirse de la corrupción endémica que sigue carcomiendo a los herederos de Fraga.






Temas relacionados

Comunidad Valenciana   /   Política Estado Español   /   Corrupción   /   Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO