Política

EDUCACIÓN

Nueva ley educativa: vuelta a la LOE de Zapatero

La mueva ley educativa del gobierno de PSOE-UP, es una vuelta a la LOE aprobada por Zapatero en 2006 con algunos pequeños matices, es decir, más de lo mismo. Una educación elitista, privatizada, con fuerte presencia de la Iglesia Católica, destinada a expulsar de la misma al alumnado con menos recursos.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Jueves 25 de junio

Tras un primer intento, hace un año, que se vio frustrado por la convocatoria de las elecciones de generales del 28 de abril, el gobierno aprobó el pasado mes de marzo su nueva ley educativa que sustituirá a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) aprobada por Rajoy en 2013. La llamada Ley Orgánica de modificación de la LOE (LOMLOE), paso la pasada semana su primer gran tramite parlamentaria al ser rechazadas las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Cs y VOX.

Quitar la LOMCE para poner la LOE: nada nuevo bajo el sol

Como decíamos al principio, esta nueva ley, lo único que hace es quitar los aspectos mas duros y criticados de la ley del PP y volver a poner la anterior ley educativa socialista con algunos pequeños matices.

Esta LOMLOE a pesar de sus grandilocuentes objetivos (modernizar el sistema educativo, recuperar la equidad y la capacidad inclusiva del sistema, mejorar los resultados y aumentar el éxito escolar y estabilizar el sistema educativo como pilar básico de las políticas de conocimiento), no ofrece nada nuevo, a lo ya visto en los anteriores gobiernos socialistas.

La reforma suprime los llamados itinerarios en tercero y cuarto de la ESO y elimina las polémicas revalidas, que en la actualidad están suspendidas, También incluye Ética como asignatura obligatoria, bajo el nombre de Educación en Valores Cívicos y Éticos y gana peso la asignatura de Filosofía, con asignaturas obligatorias en ambos cursos de Bachillerato. En cuanto a la Religión ya no será materia de oferta obligatoria en 1º y 2º de Bachillerato. De hecho, las calificaciones que obtengan los alumnos que cursen la asignatura católica no serán computables para obtener la nota media de acceso a la universidad. Además y se introduce en Primaria y Secundaria Educación en Valores Cívicos y Éticos.

En Bachillerato se contempla la posibilidad de que el alumnado lo pueda hacer en tres años, en lugar de los dos actuales, así como poder obtener el titulo del mismo con una asignatura suspendida, lo que se denomina “por compensación”. Ambas situaciones serian excepcionales basadas en un informe del centro.

Para reducir el fracaso escolar y el alto indice de repetición de curso existente actualmente, en Primaria, solo se podrá repetir al final de cada etapa (en los cursos pares, 2º, 4º y 6º), como ocurría anteriormente a la aprobación de la LOMCE. En Secundaria, se contempla que los y las estudiantes puedan superar el curso de forma excepcional, con dos o mas materias suspensas, si los responsables del centro consideran que esos suspensos no impedirán al alumno continuar los estudios con normalidad.

Por ultimo en cuanto a la educación concertada, es donde se ve mas claramente, como esta reforma educativa, no toca en absoluto, el control e influencia que sigue teniendo la iglesia católica sobre el sistema educativo español. Como muy bien critica El diario. es: “El sistema de conciertos también tendrá algunos cambios. Pero serán en cuestiones menores, Celaá ni se cuestiona la existencia de la red y Podemos parece haber renunciado a esa batalla”. Este gobierno “progresista” en ningún momento se plantea acabar con la educación privada y habla sin tapujos de una sola red de centros educativos (públicos y privados) donde distribuir al alumnado. Ni siquiera establece, una de las principales promesas electorales de Unidas Podemos , y que incluso estaba en el acuerdo de gobierno de ambos partidos, como es la de retirar el concierto a los centros que segregan a sus alumnos por sexo. Solo establece que no se aprobaron nuevos conciertos con esos centros, pero en ningún momento hablar de eliminar los ya existentes.

Por una educación pública, gratuita, laica, democrática y de calidad al servicio de la clase trabajadora

Como ya denunciábamos en un articulo anterior, no podiamos esperar ningun camnio sustanvial en materuia educativa de este nuevo gobierno "progresista".

Los cambios que plantea la nueva ley, en la práctica diaria solo suponen pequeños parrches al grave deterioro, que año tras año, más sufre la enseñanza pública en beneficio de la concertada o privada. La solución a esto no puede pasar, evidentemente, por cambiar la LOMCE por la LOE. Ambas leyes, al igual que otras reformas educativas aprobadas tanto por el PP como por el PSOE, como el Plan Bolonia o la Ley de FP, tienen un único objetivo.

La política de este gobierno está basada en la defensa de un modelo de educación elitista, privatizador, excluyente y puesto al servicio de la patronal. El mismo modelo que lleva años defendiendo el PSOE y que ahora también defiende Unidas Podemos.

Por ello, ahora es más necesario que nunca que toda la comunidad educativa (alumnado, docentes, trabajadores no docentes y familias), nos unamos para volver a salir a las calles, como hicimos contra las reformas educativas del PP. En cuento se incie el proximo curso escolar en septiembre, debemos empezar en todos los centros de estudio a levantar asambleas de base que se organizan y así poder derribar el “muro” sindical y político que impide que la movilización vuelva a las calles. Asambleas que discutan un programa basado en la eliminación de la prueba de acceso en la universidad y luche por un acceso libre a la misma, sin ninguna traba académica o económica. Que también abogue por una educación laica, sin ninguna religión en la misma y totalmente pública. Por una FP en la que los estudiantes no sean esclavos, con prácticas sin cobrar, de las empresas privadas.

Nosotros y nosotras cuestionamos el actual sistema educativo al servicio de seguir reproduciendo la sociedad capitalista. Nuestra pelea va mucho más allá de poner “parches” al actual sistema educativo como propone el nuevo gobierno. Apostamos por romper y cambiar radicalmente el actual modelo. El mismo está basado, desde infantil hasta los estudios superiores, en perpetuar el modelo de explotación capitalista. Nos educan a ser competitivos, respetar la autoridad, a no pensar ni criticar al poder, en definitiva, a ser “buenos trabajadores y trabajadoras” que no protestemos y nos dediquemos a trabajar. Esto es lo que queremos derribar para implantar un sistema educativo y una sociedad que rompa con estas cadenas de explotación y esté puesto al servicio de las necesidades de la clase trabajadora y los sectores populares.






Temas relacionados

Educación   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   José Luis Rodríguez Zapatero   /   Crisis educativa   /   PSOE   /   Educación   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO