Política Estado Español

CORRUPCION

Otra del PP: la mujer de Arias Cañete se acogió a la amnistía fiscal

Micaela Domecq Solis-Beumont se acogió a la amnistía fiscal aprobada por el Partido Popular. Su nombre se suma al de otras grandes fortunas del Estado Español como Luís Bárcenas o Rodrigo Rato.

Alejandro Arias

Madrid | @AlexAriasID

Miércoles 4 de mayo de 2016

Micaela Domecq Solis-Beumont es miembro de una antigua familia de terratenientes y empresarios de Jerez de la Frontera (Cádiz) y administradora de diversas empresas familiares. Recientemente ha podido conocerse su amparo en la amnistía fiscal de 2012 gracias a su inclusión en el listado de Personas Políticamente Expuestas (PEP por sus siglas en inglés) que la Agencia Tributaria envió al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac).

La lista incluye a 715 políticos, jueces, otros cargos institucionales y a sus familiares cuyo dinero podría proceder de actividades ilícitas. La inclusión de Micaela Domecq se debe a su condición de cónyuge del actual Comisario Europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, que por aquel entonces era Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el ejecutivo de Mariano Rajoy.

Micaela Domecq ya había figurado en las últimas semanas en los medios debido a su protagonismo en el escándalo de los Papeles de Panamá al conocerse que mantenía junto a otros once miembros de su familia la sociedad "offshore" Rinconada Investments Group SA con sede en este paraíso fiscal.

La respuesta de los dirigentes del Partido Popular ha ido desde el tradicional “desconocimiento” de los ministros Fernández Díaz y Alfonso Alonso hasta la “indignación” de María Dolores de Cospedal por la publicación de los nombres de los amnistiados, pasando por la “celebración” de la regulación fiscal de Domecq por parte del Ministro de Justicia Rafael Catalá.

Por su parte, el marido de la implicada, el comisario Miguel Arias Cañete, ha negado cualquier conocimiento de las actividades económicas de su mujer al más puro estilo Infanta Cristina excusándose en el régimen de separación de bienes de su matrimonio.

Una amnistía a la medida de los amigotes y dirigentes del Partido Popular
La amnistía fiscal, cínicamente denominada como "regularización extraordinaria" o también "declaración tributaria especial", fue llevada adelante por el Ministro de Economía Cristóbal Montoro en el año 2012. A ella se acogieron más de 29.000 personas que pudieron regular su situación con Hacienda ingresando tan solo un 3% de media de lo que legalmente debieron haber abonado. La medida permitió hacer aflorar bienes por valor de 40.000 millones de euros.

De esta forma el nombre de Domecq se suma al de otros miembros del Partido Popular -o de su órbita- como el ex tesorero de dicho partido Luís Bárcenas, o el antiguo Ministro de Economía en el gobierno de Aznar, Rodrigo Rato; ambos implicados en sendos escándalos de corrupción.

Esto clarifica la posición adoptada por la formación conservadora votando en contra de todo intento de publicar los nombres de aquellas personas que se acogieron a la amnistía fiscal y que haya recurrido a los tribunales en contra del Consejo de Transparencia para no airear la lista de las 600 sociedades que hicieron uso de este mecanismo para evadir legalmente el pago de impuestos. No por nada se ha considerado a la amnistía fiscal como una medida destinada a los amigos y dirigentes del PP.

Llama la atención que la investigación se circunscriba a la lista de 715 cargos públicos y familiares amnistiados en el caso de que la fuente del dinero se deba a actividades ilícitas. Como si el hecho de haber evadido impuestos durante todo este tiempo -ignorando otras consideraciones- no fuera una actividad ilícita en sí misma.

Por otra parte, el hecho de que se haya logrado recaudar unos 40.000 millones habiendo perdonado la mayor parte de los ya de por sí reducidos impuestos que han de pagar las grandes fortunas, permite especular sobre las ingentes cantidades de dinero que circulan de manera subrepticia en el Estado Español. Una cantidad que cuestiona todo discurso conservador en torno a la necesidad de la mal llamada "austeridad" y que indigna todavía más si cabe al tener en cuenta que casi el 70% de la recaudación total en el Estado Español procede de las rentas medias y bajas del IRPF.




Temas relacionados

Política Estado Español   /   Corrupción   /   Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO