Mundo Obrero Estado Español

ENTREVISTA

Persecución en la Federación de Servicios de CCOO: el caso de Natacha

Publicamos la entrevista realizada a Natacha Sánchez Aceña, sindicalista de CC.OO., delegada de personal en Carrefour y firmante del manifiesto de Ganemos CCOO. Todos/as somos Natacha. Por la libertad de expresión y el sindicalismo combativo.

Martes 26 de septiembre | 18:19

Natacha es conocida en todo el sector de Comercio y entre sus compañeras y compañeros de Carrefour por su defensa firme de los derechos de los trabajadores, siguiendo el ejemplo de los miles de mujeres y hombres que construyeron las Comisiones Obreras en los tiempos de la dictadura. Pero esta firmeza y fidelidad en la defensa de los principios del sindicalismo de clase, democrático y comprometido en la lucha por transformar la sociedad no es del agrado de los actuales dirigentes del sindicato, especialmente de los de la Federación de Servicios, más preocupados por sus sobresueldos y sus tarjetas black que por la defensa de los derechos y conquistas de la clase trabajadora.

Estos dirigentes, cuyo único objetivo es llegar a cualquier precio a acuerdos de paz social con los empresarios para así consolidar sus sillones y sus prebendas, están dispuestos a expulsar del sindicato a todos los luchadores y luchadoras que se crucen en su camino de entreguismo a la Patronal. Hace unos meses les tocó a los compañeros y compañeras de CC.OO. de los centros de El Corte Inglés de Goya y Castellana en Madrid, y ahora quieren expulsar a Natacha.

El martes 26, a las 10:30 h, en los locales de CC.OO. de Madrid en la calle Lope de Vega, se escenificará el "juicio" contra Natacha. Hacemos un llamamiento a todos los delegados y delegadas de CC.OO., a todos los afiliados y afiliadas comprometidos en la defensa de un sindicalismo combativo a que aprovechen la oportunidad para apoyar a Natacha.

¿Cuál es la situación general que atraviesan los y las trabajadoras de Carrefour?

La plantilla de Carrefour está cada vez más a disponibilidad de lo que quiere la empresa. No solamente no se cumplen los calendarios que firmamos trimestralmente sino que además la planificación de la vida de los trabajadores y trabajadoras es imposible ya que la mayoría de las veces se saben los horarios con sólo una semana de antelación y en muchas ocasiones directamente de un día para otro. Como no hay plantilla suficiente es imposible cubrir bajas laborales o por enfermedad así que la empresa tira del primero que pilla, que suelen ser sobre todo eventuales que es de los que más se aprovechan.

La empresa utilizó la reforma laboral de 2012 para hacer un ERE encubierto y despidió masivamente a compañeros y compañeras con contratos de jornada completa, sustituyéndolos por contratos miserables de pocas horas. Como consecuencia desde entonces se están quedando sin cubrir secciones enteras. Mucha gente habrá visto panaderías o carnicerías vacías, y el motivo es ese, no hay personal, lo que no sólo va en detrimento de nuestras condiciones laborales sino de la atención al público que se vuelve loco buscando a alguien cuando necesita preguntar algo.

Otra situación horrible para la plantilla es que hay gente que trabaja seis días o cinco a la semana sin un solo fin de semana de libranza al año, es decir, se han cargado totalmente la posibilidad de conciliación laboral y familiar y en el caso de la Comunidad de Madrid, con la apertura de los domingos y festivos es ya una bestialidad porque encima los trabajamos por la cara, cobrando lo mismo por la hora que un lunes o un martes.

Ante esta situación de despidos y precariedad creciente, ¿qué medidas han tomado las direcciones sindicales?

Absolutamente ninguna. Muchos compañeros y compañeras pensamos que hay un acuerdo de paz social firmado entre los sindicatos mayoritarios y la empresa. El 17 de abril de 2016 a los representantes de los trabajadores de CCOO se nos comunica que se ha llegado a un acuerdo y que no nos lo pueden dar ¡porque es confidencial! A cambio de este acuerdo Carrefour regala 2.000 horas mensuales a la bolsa de horas sindicales, cinco liberaciones y dinero que, depende de con quien hables, te dice una cantidad u otra. Lo que creemos es que lo que está detrás de eso es que se garantiza por parte de los sindicatos la paralización de la movilización contra la precariedad en Carrefour y cambio de esas prebendas. Y lo creemos firmemente porque la dirección de la Federación de Servicios directamente nos prohíbe convocar concentraciones, no nos deja impugnar unas elecciones por causas tan injustas como que por ejemplo los mandos de Carrefour, que están también a libre disposición de la patronal y del sindicato amarillo FETICO y cuyo convenio además no negociamos nosotros, hayan votado en las mismas.

Por todos estos motivos estamos convencidos que detrás de ese acuerdo con la empresa lo que los sindicatos han firmado es la paz social y así tapar toda la corrupción y todas las ilegalidades que la empresa comete sistemáticamente: contratos en fraude de ley, incumplimiento de resoluciones de inspecciones de trabajo que tenemos ganadas como es la entrega de documentación a los representantes legales de los trabajadores y las trabajadoras. Por ejemplo, los y las representantes de los y las trabajadoras en los centros de trabajo, empezando por la sección sindical de CCOO, tenemos un desconocimiento total del número de plantilla indefinida que hay con respecto a la eventual, y esto sucede porque es algo totalmente consentido por la dirección de la Federación de Servicios de CCOO en este caso.

En estas circunstancias de gravísimos ataques a los derechos de la plantilla la Federación de Servicios decide abrirte un expediente disciplinario que podría incluso acabar con tu expulsión del sindicato. ¿Nos puedes explicar esto y si crees que está relacionado con la política sindical en Carrefour?

Está completamente relacionado. El motivo de fondo es que la acción sindical que yo, junto a otros compañeros y compañeras desarrollamos día a día, es totalmente contraria a la política de paz social que desde la Federación se nos está tratando de imponer. Me han abierto un expediente sancionador por ¡¡ haber convocado concentraciones!!

Efectivamente, he convocado concentraciones, y más allá de lo que opine la Federación de Servicios, como trabajadora y según los propios estatutos de la Federación, tengo libertad de opinión y de acción. Lamentablemente no he podido convocar esas concentraciones en nombre de CCOO así que las he convocado a nombre de Natacha, con un grupo de compañeros y compañeras de todo el sector, con el objetivo de presionar sobre la negociación del convenio colectivo de grandes almacenes que se estaba llevando a cabo. La dirección del sindicato no tenía ninguna intención de presionar para una mejora de nuestras condiciones laborales así que un grupo de representantes de trabajadoras y trabajadoras decidimos movilizarnos y rebelarnos contra la política de paz social que sólo nos ha traído más precariedad y ataques uno detrás de otro. La dirección del sindicato ha firmado este convenio sin hacer reuniones para escuchar lo que opinábamos los y las trabajadoras y eso es intolerable para quienes defendemos un sindicalismo de clase, combativo y democrático.

En el expediente que me han abierto me acusan de haber impulsado movilizaciones contra la negociación del convenio, lo que es absurdo. Yo no me movilizo contra la negociación de un convenio, si estuviera en contra de la negociación colectiva no estaría organizada en CCOO. La diferencia, y lo que parece molestar a la Federación de Servicios es que muchos y muchas no vemos incompatible, sino imprescindible, la presión en las calles con la negociación colectiva. Era, y sigue siendo necesario que nos movilicemos y nos concentremos para someter a presión esa mesa de negociación y conseguir cuanto menos recuperar los derechos perdidos desde el 2012.

¿Qué repercusión ha tenido la apertura de este expediente disciplinario entre la base del sindicato y entre tus compañeros y compañeras del trabajo sindical?

Muchos compañeros y compañeras están comprobando que el modelo sindical de paz social que está tratando de imponernos la dirección de la Federación de servicios en Carrefour no es el que necesitamos ni el que queremos. La empresa tiene, en la práctica, a la dirección de los sindicatos mayoritarios de su parte y eso sólo nos perjudica a los y las trabajadoras. Por eso la gente al ver que se me ha expedientado por defender un modelo sindical diferente ha respondido bien y dándome el apoyo. Lo realmente importante es que, pase lo que pase finalmente con mi expediente, el sindicalismo combativo salga fortalecido y que se vea que es posible luchar, que hay otro modelo de acción sindical, que se basa en la unión y la movilización y a través del cual sí podemos defender nuestros derechos.

Sé que no estoy sola en esta batalla y eso también es muy importante para dar esta batalla que es imprescindible y vale mucho la pena. También sé que mi expediente no es el único de estas características, sin ir más lejos conozco a los compañeros sindicalistas de El Corte Inglés en Madrid que han sido expedientados también por la Federación de Servicios de CCOO y finalmente han tenido que continuar su actividad sindical creando la sección sindical de Sindicalistas de Base. Les apoyo y les apoyaré hasta el final porque da igual en qué sindicato estemos organizados los y las trabajadoras, el caso es defender un sindicalismo que nos defienda de los ataques de la patronal y que cuente con las plantillas y no actúe al margen.

En cualquier caso, me da pena la historia y la evolución de CCOO y si podemos la cambiaremos, como estamos intentando hacer todos y todas las compañeras de Ganemos CCOO, desde parte del sector crítico de CCOO, y compañeros y compañeras que no están en ninguna corriente del sindicato que, creemos posible otro modelo sindical, y si no, no pasa nada porque crearemos otras cosas. Lo que está claro es que el modelo sindical que lleva la dirección del sindicato no es el que queremos ni el que necesitamos y vamos a seguir peleando y defendiendo un modelo sindical combativo donde nos dejen, dentro o fuera del sindicato. No me cansaré de defender un modelo sindical combativo, revolucionario y sin gente sobornable que no defienda nada más que sus pequeños privilegios dándole un gran poder a los intereses patronales, porque entre otras cosas ese es el modelo que dio nacimiento a las Comisiones Obreras y al que muchos y muchas no hemos renunciado ni vamos a renunciar.

Fuente: Ganemos CCOO






Temas relacionados

Persecución política   /   Persecución antisindical   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Ganemos CCOO   /   CCOO   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO