Política Estado Español

UNIVERSIDAD

Piden la dimisión del rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid acusado de plagios

El escándalo del material plagiado por el rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid es un claro ejemplo de la impunidad con la que actúa la casta universitaria.

Marta Clar

Barcelona | @MartaClar1

Jueves 8 de diciembre de 2016 | 17:38

Desde hace días, los rumores de que Fernando Suárez Bilbao, rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, había construido su carrera académica a base de plagios a otros profesores, han ido tomando una forma más precisa. Ahora se confirma la denuncia de, al menos, cinco profesores hacia este rector, que permanece todavía al frente de la universidad madrileña. Mientras tanto, alumnos de la universidad siguen recogiendo firmas pidiendo su dimisión.

Según los profesores afectados, Fernando Suárez habría llegado a copiar párrafos y páginas enteras sin citar a los autores correspondientes. Lo hizo en varias ocasiones sin ningún tipo de pudor, llegando a copiar íntegramente 35 de las 38 páginas en un artículo, incluyendo las notas a pie de página o comentarios y observaciones realizadas por los afectados.

Pero la indignación que este caso ha levantado entre profesores y alumnos choca totalmente con el silencio cómplice de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), de la que además Fernando Suárez es vocal de la comisión permanente. Este silencio deja de manifiesto la impunidad con la que actúa la casta universitaria en el Estado español, así como la estructura caciquil y clientelar que caracteriza a una institución cada día más opaca, como es la universidad pública.

Ante la polémica, lejos de la dimisión o las comparecencias públicas, el Rectorado de la Universidad ha anunciado la realización de una investigación interna, llevada a cabo por una comisión integrada por miembros muy cercanos al propio Fernando Suárez.

Pero el caso es todavía más grave, pues el rector cuenta con un sobresueldo de 300 euros al mes como reconocimiento a su mérito investigador, gracias al número de publicaciones elaboradas. Dinero que se suma a los más de 1.400 euros que recibe por su cargo en la universidad y a los más de 2.000 euros que cobra por el hecho de ser catedrático.




Temas relacionados

Universidades públicas   /   Juventud    /   Política Estado Español   /   Movimiento estudiantil

Comentarios

DEJAR COMENTARIO