#ALSASUA

Procesamiento penal para tres de los jóvenes de Alsasua

La Audiencia Nacional confirma el procesamiento contra tres de los nueve jóvenes detenidos en Alsasua acusados de delitos de terrorismo, atentado y odio o violencia contra grupos. Los otros seis acusados están a la espera de notificación.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Martes 21 de febrero | 19:58

La Audiencia Nacional ha rechazado los recursos interpuestos por las defensas de Julen Goicoechea Larraza, Jon Ander Cob Amilibi y Oihan Arnanz Ciordia y confirma el procesamiento penal hacia los tres. Ambos forman parte de los nueve detenidos como supuestos agresores de un sargento y un guardia civil, ambos fuera de servicio, en un bar de la localidad navarra de Alsasua.

La AN confirma de esta forma los autos dictados por la jueza Carmen Lamela el pasado mes de noviembre y les atribuye delitos de atentado, lesiones, provocación a la discriminación, odio o violencia contra grupos y terrorismo. Cabe destacar que Arnanz Ciordia es uno de los tres jóvenes que siguen en prisión preventiva desde noviembre.

Por otra parte, el tribunal de la Audiencia Nacional aún debe terminar de estudiar los recursos presentados por los otros seis acusados. La misma jueza les atribuye delitos de terrorismo en concurso ideal de lesiones, atentado y odio.

En los autos firmados por los magistrados Ángela Murillo, Juan Francisco Martell y Carmen Paloma González, se expone que “con la información acumulada no podemos considerar los graves actos de la madrugada del 15 de octubre como una simple agresión a dos personas que iban con sus respectivas novias, y mucho menos, como una pelea de bar, si prestamos atención al contexto en el que se produjo, los prolegómenos de las agresiones, la entidad de las lesiones producidas, el número de agresores, la función pública ejercida por los dos principales agredidos y el grave rechazo que produce en ellos, sus familias y allegados la presencia de la Guardia Civil en el pueblo navarro de Alsasua, donde incluso existe un movimiento específico que preconiza su expulsión y su rechazable aislamiento social”. Y concluyen que el proceder de los acusados crea “un ambiente generador y propiciador de actos genuinamente terroristas”. Además de aludir al movimiento “Ospa Mugimendua” al que pertenecen varios de los jóvenes y la campaña “Alde Hemendik”.

Ya en el momento de las detenciones la abogada de los acusados, Amaia Izko, declaró que las instituciones “convierten una bronca que ocurrió en un bar en hechos cometidos por personas integradas o que colaboran con una organización terrorista. En este caso esa referencia va hacia el movimiento Ospa y hacia la campaña Alde Hemendik (Que se vayan), como estrategia diseñada, ya sé que suena como una cosa algo marciana, por ETA y para ayudar a los fines de ETA, y que se lleva adelante hasta hoy en día para conseguir echar a las fuerzas policiales de Euskal Herria”.

El proceso inculpatorio hacia “los nueve de Alsasua” es toda una puesta en marcha del engranaje represivo por parte del Gobierno y las fuerzas represivas para seguir justificando su política represiva en el País Vasco en nombre de la unidad anti-terrorista.

Sin duda, este caso tiene de fondo una sentencia política y ejemplarizante y pone de manifiesto que Euskal Herria sigue siendo aún hoy un laboratorio para posteriormente usar las mismas medidas de persecución y represión en el resto del Estado contra tantos jóvenes que luchan por sus derechos o simplemente ponen de manifiesto lo retrogrado del sistema capitalista imperante.

Por su parte, este viernes 24 de febrero está convocada una concentración en apoyo a los acusados, por la absolución de los tres detenidos y contra la represión sistemática en Euskal Herria.






Temas relacionados

Persecución política   /   Nueve de Alsasua   /   Alsasua   /   Persecución   /   Represión policial   /   Represión   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO