Sociedad

RACISMO

Ryanair ampara escándalo racista en un vuelo

Ante los insultos racistas de un pasajero a una mujer negra, Ryanair decidió trasladar de sitio a la afectada y dejar tranquilo al racista, causando una ola de rechazo en las redes sociales.

Lunes 22 de octubre de 2018 | 18:50

El vídeo del vuelo FR9015 que viajaba de Barcelona a Londres el pasado 18 de octubre se ha viralizado por las redes por la actuación de Ryanair ante un violento altercado racista contra una mujer negra de 70 años.

Éste fue difundido por un pasajero en Facebook antes de saltar a los medios. En él se ve como un hombre de traje que ocupa un asiento junto a la ventanilla comienza a insultar, gritar y hacer gestos amenazantes contra una mujer negra que estaba sentada en su misma fila en el pasillo.

El hombre no quería sentarse cerca de la mujer negra por motivos racistas y comenzó una discusión en tono agresivo que en poco tiempo recurrió a descalificaciones propias de fascistas como: "no me hables en otro idioma, fea y estúpida vaca" y "bastarda negra".

Los pasajeros dando evidentes muestras de desagrado ante el altercado racista le dijeron al racista que se callase e intentaron mediar con la tripulación. El jefe de la tripulación tomó la decisión de mover de asiento a la mujer agredida verbalmente. En el avión y en las redes se ha hecho notar el enfado con la compañía por no haber expulsado al racista antes de iniciar el vuelo.

La compañía intentó hacerse un lavado de cara afirmando ante diversos medios que había puesto una denuncia ante la policía británica en días posteriores. No obstante el racista llegó a su destino con impunidad.

Este reciente episodio es relevante porque nos muestra como las consecuencias que tiene en el espacio público el clima de auge de la xenofobia y las fuerzas de extrema derecha. El hecho de que el pasajero racista se atreviese a provocar el altercado muestra cómo los seguidores de este tipo de ideologías se sienten fuertes ante una coyuntura favorable.

La burguesía les está abonando el terreno con una propaganda favorable en los medios que van normalizando los postulados ideológicos de la ultraderecha unidas a una mimada financiación y la impunidad que les proporciona la burguesía dentro y fuera del gobierno.

La actitud de Ryanair ampara el racismo en lugar de hacer caso a los pasajeros que pedían que el pasajero fuera expulsado, dando un mensaje mucho más claro a individuos racistas que quieran montar el numerito en el avión...claro está que para ello la decisión debía depender del pasaje y los trabajadores y no de las normativas de la patronal de Ryanair.

Ryanair una empresa con un oscuro historial de antisindicalismo

Durante el verano, los trabajadores de la Ryanair protagonizaron importantes huelgas, como la de la tripulación de cabina del 24 y 25 de Julio, la huelga de pilotos del 10 de agosto (que provocó una caída en las acciones de Ryanair de un 4.21%) y la huelga de pilotos del 12 de Septiembre. Los trabajadores siempre emprendieron tras ello negociaciones con la low cost, pero la arrogancia de la aerolínea tiene los mismos límites que su explotación laboral.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, quien renovó el cargo tras una crisis en la junta de accionistas provocada por esta situación, aseguró que "las huelgas han tenido un efecto insignificante" y que las reivindicaciones hechas por los sindicatos alemanes eran "graciosas".

El internacionalismo es un ingrediente fundamental en cualquier combate emprendido por la clase trabajadora. Es esta una consigna que se impone tanto del análisis teórico de la situación política y económica internacional como estratégica en el plano de la lucha de los trabajadores. 






Temas relacionados

Ryanair   /   Racismo   /   Extrema derecha   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO