Política Estado Español

ZARAGOZA EN COMUN

Santisteve, la Ofrenda de Flores y la iglesia católica

El pasado 12 de octubre el alcalde de Zaragoza participó en la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, a pesar de que semanas antes Zaragoza en Común (ZeC) había intentado eliminar la obligatoriedad de asistencia a los actos religiosos.

Carlos Muro

@muro_87

Sábado 17 de octubre de 2015

El día de la Hispanidad, se conmemora el “descubrimiento” de América y la festividad de la Virgen del Pilar (Reina de la Hispanidad). Una fiesta que expresa el carácter más reaccionario e imperialista del monárquico Estado español. Es un día muy controvertido donde todos los gestos cobran gran relevancia política.

Increíblemente, el alcalde Santisteve, así como tres concejales de Zaragoza en Común -Fernando Rivarés, Elena Giner y Teresa Artigas- participaron en la Ofrenda con vestidos tradicionales el pasado 12 de octubre. La comitiva municipal del Ayuntamiento partía a las 11.30 de la mañana con concejales del PP, PSOE, Ciudadanos y ZeC. Los únicos ausentes fueron los ediles de Chunta Aragonesista, que se abstuvo erróneamente en la votación frente a la propuesta presentada por ZeC para eliminar la obligatoriedad de asistencia a este tipo

Santisteve declarabó que "estamos encantados de estar aquí con el pueblo zaragozano y con la gente que ha venido, es muy emocionante. La Ofrenda es un día muy bonito y va a ser todo un éxito". Escandalosas afirmaciones escudándose en que era un guiño a los trabajadores que estaban en la ofrenda. Un guiño que sirve para contentar a la Iglesia católica, pero que no ayuda nada a la separación de la iglesia y el Estado. Un gesto sencillo en este sentido hubiera sido la no asistencia a la Ofrenda. Cualquier “reprimenda” legal frente a la no asistencia a la Ofrenda hubiera sido menor y “políticamente” asumible, como hizo CHA. Por lo que justificar la asistencia al acto para evitar incumplir la legalidad no tiene consistencia.

Más tarde ZeC decidió no asistir a la misa pontifical en la basílica de El Pilar, donde sí participaron como cada año miembros del PSOE -en este caso Carlos Pérez Anadón- y Eloy Suárez (PP) encabezando la comitiva municipal en la celebración religiosa.

El nuevo consistorio no se ha pronunciado a favor de la separación de la iglesia y el Estado, ni siquiera ha habido un comunicado de prensa en favor de esta cuestión democrática pendiente, que arrastramos desde hace décadas. Eso sí, mientras tanto el Arzobispo de Zaragoza Vicente Jiménez hizo afirmaciones como que "la Virgen del Pilar es la estrella de la nueva evangelización."

Separación de la iglesia y el Estado

En otros artículos de Izquierda Diario analizábamos este polémico día y el papel reaccionario que ha cumplido durante décadas la iglesia católica. Siempre justificando el expolio de pueblos, dictaduras como la franquista, el asesinato de miles de luchadores, sus posiciones sexistas y homofóbicas y un largo etcétera.

Es por ello que sorprende el gesto de Santisteve, a favor de la iglesia católica cuando hace unas semanas fue el propio equipo de gobierno de Zaragoza en Común que intentó eliminar la obligatoriedad de asistencia a todos los actos religiosos de relevancia en la ciudad de Zaragoza. Esta medida fue rechazada, ya que solo contó con los votos a favor de Zaragoza en Común y Ciudadanos, mientras PP, PSOE y CHA (Chunta Aragonesista) votaron en contra.

¿Realmente tenemos en la actualidad un Estado laico y aconfesional? No, y eso se lo debemos al Concordato del Estado Español con el Vaticano de 1979, que ninguno de los partidos del régimen nacido en el 78´ se ha atrevido a eliminar ni lo ha pretendido.

Al día de hoy la iglesia cuenta con numerosos privilegios políticos y sociales, además de privilegios económicos siendo una de las mayores poseedoras de inmuebles urbanos y rurales, obteniendo dinero de las arcas del Estado.

Cualquier acto religioso debería estar costeado por la misma “institución religiosa” correspondiente, no con dinero público – y la iglesia católica tiene dinero más que “suficiente”-.

Cuestiones democráticas como la separación de la iglesia del estado son aún asignaturas pendientes, que no van a ser resueltas por un régimen nacido en 1978 y que un año después pactó una alianza estratégica con el Vaticano y el catolicismo español.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Zaragoza en Común   /   Zaragoza   /   Iglesia Estado Español

Comentarios

DEJAR COMENTARIO